Cargando...
Simon Martirosyan, plata en pesas

Polideportivo > TOKYO 2020

Armenia, un milagro de 3 millones que a pesar de la guerra gana medallas en los Juegos Olímpicos

El pesista Simon Martirosyan fue como voluntario a la guerra de Nagorno Karabaj y se lesionó una rodilla, pero en Tokyo ganó una plata; en Armenia son 3 millones en el tamaño de Tacuarembó, ¿cómo ganan medallas?

Tiempo de lectura: -'

05 de agosto de 2021 a las 05:00

Noviembre de 2020. Rusia intercede en el conflicto armado entre Armenia y Azerbaiyán que desde setiembre pelean por el enclave de la montañosa Nagorno Karabaj, un territorio ancestral armenio (la república de Artsaj), de población mayoritariamente armenia que los azeríes reclaman por una decisión de la Unión Soviética a principios del siglo XX de entregarles dicho territorio. 

El cese del fuego terminó con la entrega a manos azeríes de la ciudad Karvachar. En el plazo de dos semanas, los armenios debieron retirar sus reliquias culturales. Entre los que se inscribieron para esas tareas voluntarias figuraba el levantador de pesas Simon Martirosyan quien este miércoles ganó la medalla de plata en levantamiento de pesas en la categoría -109 kilos de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. 

Con la medalla de plata colgada

En los trabajos de rescate para evitar la destrucción del rico patrimonio cultural armenio a manos de los azeríes -apoyados militarmente por Turquía-, Martirosyan se lesionó la rodilla, mientras sus demás rivales se preparaban para la temporada 2021 y los Juegos. 

Martirosyan fue a la guerra como voluntario

Peor suerte corrieron en combate el futbolista Lirapit Dashtoyan, el también pesista Tatul Harutyunyan y Arsen Harutyunyan, campeón europeo de lucha grecorromana. Todos murieron en guerra. 

Por eso esta medalla tuvo un valor muy especial.

Pero lo que llama la atención por estos lares es que una nación tan pequeña, empobrecida tras la ruptura de la Unión Soviética en 1991, golpeada por una primera guerra contra Azerbaiyán que comenzó en 1988 (con las hostilidades a su gente en Bakú) y terminó en 1994, sacudida por un terremoto en 1998 que se llevó la vida de 50 mil personas, con una población de apenas 3 millones de habitantes y un territorio que cabe en Tacuarembó gane una interesante cantidad de medallas en Juegos Olímpicos. 

Desde Atlanta 1996 a Río 2016, Armenia conquistó 14 medallas, cuatro más que Uruguay en toda su historia. En lucha logró sus únicos oros a los que sumó tres platas y tres bronces. En levantamiento de pesas conquistó tres platas y dos bronces y en boxeo un bronce. 

En los presentes Juegos, Martorosyan conquistó la plata en halterofilia con récord olímpico en arranque (195 kilos) y con 228 kilos en envión para un total de 423 kilos. Solo lo superó el uzbeco Akbar Djuraev con 430 kilos, récord olímpico en envión (237 k) y en el total. El récord mundial sigue siendo del armenio con 435 kilos. 

Artur Aleksanyan tras perder el oro con Musa Evloev

A esa medalla se sumó otra también de plata de Artur Aleksanian en lucha grecorromana en -97 kilos y el bronce de Artur Davtian en salto de gimnasia artística, un nuevo deporte en el que logran hacer historia. Aleksanian había ganado el oro en Río 2016 y en el podio la bandera tricolor armenia flameó orgullosa por encima de la de Turquía ya que Cenk Ildem fue uno de los bronces. 

Artur Davtian, bronce en gimnasia artística, en salto

La medalla de Davtian en gimnasia artística tiene un antecedente histórico. En Helsinki 1952, en la primera participación de Unión Soviética en Juegos Olímpicos, el armenio Hrant Shahinyan ganó cuatro medallas en ese deporte: fue oro en anillas y por equipos, y plata en el all-around y el potro. Bajo el mando soviético su nombre era Grant Shaginzhane. 

Davtian en acción en Tokyo: hizo historia

Además, el boxeador Hovhannes Bachkov disputará en la madrugada del viernes la semifinal del peso ligero de boxeo contra el estadounidense Keyshawn Davis. Si gana irá por el oro, si pierde ya tiene asegurada la medalla de bronce. En su camino al título, en el segundo combate, dejó por el camino a un rival de Azerbaiyán, lo que fue tuvo un valor en sí mismo. 

El entrenador de la rama femenina de Olimpia, en Uruguay, es armenio. Se llama Arman Mkrtchyan y llegó a Uruguay en 1999 para buscar un mejor horizonte económico. "Tenía cuatro amigos que fueron competir a Atlanta 1996, se alimentaban a pan con ketchup. Había hambre, faltaba luz. Era complicado", recordó en diálogo con Referí.  

Para Mkrtchyan el secreto del éxito deportivo de Armenia se debe a dos factores: la Unión Soviética y el carácter. 

Hovhannes Bachkov celebra al vencer al uzbeco Elnur Abduraimov

"La Unión Soviética tenía un sistema de deportes muy bien organizado. Todas los países soviéticos tenían líneas: estaba el Spartak, el Dínamo, el CSKA. Yo hacía gimnasia artística y teníamos 10 profesores. A las 8 de la mañana un bus nos llevaba a entrenar y en el mismo lugar comíamos y estudiábamos", contó sobre sus días en Erevan. 

"Se podía ser estudiante o deportista. El deportista entrenaba tres veces al día, esa era su carrera. Y cobraba por ello. Yo con 13 años recibía una especie de ticket de alimentación. Mi objetivo era llegar a la selección de la unión Soviética, pero a los 16 años me lesioné y no pude lograrlo aunque después seguí compitiendo", dijo. 

"Todo ese sistema deportivo soviético quedó. Pero además el carácter hace fuerte al deportista armenio. Acá el deportista es más blandito. Si acá le grito a un alumno soy el malo de la película. Allá, más que los gritos de nuestros profesores teníamos a nuestros padres que eran los que más nos gritaban. Tampoco hay mucho apoyo acá para el deportista y cuando llega cierta edad no ve incentivos y deja el deporte. Allá, siendo un país con sus problemas económicos, a un deportista le dan casa y auto si gana una medalla", reveló. 

Después de alistarse en el ejército y disputar un torneo Europeo con Armenia, en 1999, Mkrtchyan se radicó en Uruguay y desde entonces dirige los planteles femeninos de Olimpia en gimnasia artística. 

Histórica, eterna sobreviviente, digna y tenaz, Armenia brilla con luz propia en los Juegos Olímpicos con deportistas que se visten de héroes nacionales cada cuatro años. 

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...