Economía y Empresas > EXPO ACTIVA

Benech anunció fondo de US$ 15 millones para inversión en distribución de agua

El Ministerio de Ganadería pretende que los recursos lleguen a productores familiares

Tiempo de lectura: -'

07 de marzo de 2018 a las 16:09

En el marco de la inauguración de la Expoactiva Nacional 2018 de este miércoles, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Enzo Benech, anunció nuevas medidas desde el gobierno para paliar la situación que vive el agro.

Luego que de hicieran uso de la palabra el presidente de la Asociación Rural de Soriano, Felipe López, y el intendente de Soriano, Agustín Bascou, Benech informó que el ministerio volcará US$ 15 millones para apoyar y subsidiar la inversión en sistemas de distribución de agua de productores familiares.

En este sentido, el ministro puso el ejemplo del productor de Durazno Marcelo Devoto, que armó un sistema de distribución mediante cañerías que transporta el agua a 14 bebederos en 240 hectáreas.

Lea también: El caso del productor que en plena sequía tiene toda el agua que necesita

En una situación de reclamos para que el gobierno ayude a los productores, Devoto logró sortear las dificultades del déficit hídrico acumulado gracias a un sistema de alumbramiento y distribución de agua, priorizando la prevención, y con una inversión de más de US$ 20.000 que obtuvo un 35 % de subsidio por parte del Estado.

El plan que fue ofrecido en 2011 por el MGAP y ahora reactivado consiste en la financiación de proyectos de riego con un tope de US$ 14.000 con el 50 % no retornable.

Más temprano en la mañana, en un desayuno a instancias del MGAP el ministro de la cartera señaló con respecto a los reclamos de varios sectores del agro, sobre todo en referencia a los que se han dado en este último mes con la importante sequía que vive principalmente el norte del país, que se han puesto medidas a disposición pero algunas no han sido utilizadas y reclamó generar una "conciencia agropecuaria", que apueste por una convivencia ciudadana entre campo-ciudad.

Benech insistió en que aunque se trabaje en la actual coyuntura del campo no es suficiente, y que es necesario, como le ha dicho a los productores según comentó, prevenir porque en momentos como estos "no se puede hacer llover".

Aunque el secretario señaló que la situación en algunos sectores es muy compleja, al punto que reconoció que hay productores que apostaron a la soja se van "a dar vuelta" con la seca, dijo que se han puesto medidas arriba de la mesa que no se han usado y luego se hacen reclamos.

"Nos pueden criticar con razón que algunas medidas no son suficientes, pero en cuanto al manejo del agua en Uruguay nos sobra y no la guardamos para momentos como estos cuando hay sequía", afirmó. Además, el ministro aprovechó para reivindicar la ley de riego aprobada en diciembre 2017 en el Parlamento que ya cuenta con su firma para ser promulgada.

Consultado, Benech mencionó que desde el ministerio todavía no hay una estimación de los costos del déficit hídrico porque la falta de lluvia ha sido muy despareja en todo el país. El ministro además aseguró que el 78 % de las exportaciones que realiza Uruguay provienen del sector agropecuario, por lo que los problemas que se viven en el sector afectarán a todo el país.

Relacionado a esto y al debate que se ha dado con el movimiento de autoconvocados, Benech dijo que era necesario un cambio cultural en ese sentido. "No puede ser que se piense que todos los del campo son ricachones, o que la ciudad está solo para cobrarle impuestos al campo. Se quieren mostrar posiciones antagónicas que no lo son", reflexionó.

En particular, Benech reclamó que se pusieran en la discusión mediática algunos temas que él también considera pertinentes. En este sentido, el jerarca manifestó que habría que hablar más sobre el precio que se paga por un producto en el supermercado y lo que recibe ese productor.

Argumentó con el caso por ejemplo de un lechero mientras el litro de ese insumo se vende en los centros comerciales a $ 23,50, el productor recibe apenas $ 9.

Si bien al ser consultado por El Observador el ministro no quiso entrar en mayores detalles, sí se animó a señalar que habría que sincerarse con que cada uno en función de su trabajo reciba la remuneración que le corresponda.

En referencia, citó un caso típico de un pequeño productor lechero de alrededor de 50 hectáreas que tiene como ingreso unos US$ 150 mensuales por hectárea. Explicó que en ese caso el ingreso líquido para esa familiar termina siendo de $ 20.000, lo que a la larga dificulta mantener las personas viviendo en el campo.

"En Europa se subsidia para que la gente no se quede en el campo, pero acá no lo podemos hacer, en parte porque tenemos déficit fiscal", dijo.

Comentarios