Mundo > TERRORISMO

Bin Laden fue traicionado por Pakistán y "pulverizado" a balazos

The New York Times retomó la investigación que hizo el periodista Seymour Hersh y que pone en duda la versión oficial

Tiempo de lectura: -'

20 de octubre de 2015 a las 14:50

"Puedo informar al pueblo estadounidense y al mundo que los Estados Unidos han llevado a cabo una operación que mató a Osama Bin Laden, el líder de Al Qaeda y un terrorista que es responsable del asesinato de miles de hombres inocentes, mujeres y niños", anunció Barack Obama, presidente de Estados Unidos, el 1 de mayo de 2011.

Cuatro años después, en mayo de 2015, Seymour Hersh, periodista estadounidense, publicó una investigación en la que dio por tierra con la versión oficial acerca de cómo había sido el operativo de los Navy Seals que mataron a Bin Laden.

Hay motivos para creer en la versión de Hersh. Quizás su curriculum. Hersh, uno periodista especializado en servicios de Inteligencia, recibió un Premio Pulitzer por desvelar la masacre de "My Lai" en Vietnam en 1969, cuando soldados estadounidenses asesinaron a 374 civiles. También reveló actividades secretas e ilícitas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y las torturas contra iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib

Basándose en fuentes anónimas, Hersh indicó que el operativo contaba con el conocimiento de las autoridades paquistaníes, quienes revelaron la ubicación del escondite -donde tenían retenido al líder- y que el anuncio de su muerte fue una estrategia de Obama para lograr su reelección en 2012.

El prestigioso diario estadounidense The New York Times publicó esta semana un informe que alimenta la visión de que hay datos ocultos detrás del relato de la Casa Blanca y suma el testimonio de otros dos periodistas, además de Hersh, que desmienten el relato oficial: Steve Coll, decano de la Escuela de Periodismo de Columbia, y Carlotta Gall, quien pñor 12 años fue corresponsal del Times en Pakistán y Afganistán.

Gall afirmó que Pakistán estaba manteniendo a Bin laden en una especie de "arresto domiciliario" en Abbotabad. Robert Baer, ex agente de la CIA, también dio a entender que el relato oficial del gobierno estadounidense comunicado por Obama es falso. El informe de The New York Times afirma que la versión oficial del operativo y el relato del momento en el el cuerpo del líder de Al Qaeda fue arrojado al mar fue un "montaje".

Las dudas de la veracidad del exitoso operativo aparecieron inmediatamente después del anuncio de la muerte de Bin Laden, cuando autoridades estadounidenses debieron salir a desmentir alguna de las afirmaciones que se habían hecho por la propia seguridad del país.

El líder terrorista no había participado en un tiroteo ni había utilizado a su esposa como escudo humano y algunos no entendían cómo el sistema sofisticado de radares que tenía Pakistán (vendido por Estados Unidos en US$ 900 millones) no había detectado los dos helicópteros estadounidenses que violaron su espacio aéreo.

La historia contada "había apestado desde el día 1", dijo a The New York Times Mark Bowden, editor de la revista Vanity Fair y escritor del libro "El final: la matanza de Osama Bin Laden" - una reconstrucción del operativo que terminó con la muerte de Bin Laden.

Bin Laden
Foto de archivo: Osama Bin Laden en la casa de Abbottabad, Pakistán.
Foto de archivo: Osama Bin Laden en la casa de Abbottabad, Pakistán.

Según la versión de Hersh, no solo los paquistaníes tenían conocimiento del operativo estadounidense, sino que despejaron los guardias de la zona y permitieron la entrada de los helicópteros a su espacio aéreo. Hersh sostuvo que la ubicación de Bin laden fue aportada a la CIA por un ex oficial del servicio de Inteligencia de Pakistán, quien cobró parte de los US$ 25 millones de recompensa que EEUU ofrecía por la cabeza del terrorista saudí.

Hersh asegura que los balas de los Seals "pulverizaron" el cuerpo de Bin Laden y que incluso la cabeza se habría desprendido del cuerpo, cuyos restos fueron metidos en una bolsa y una parte de ellos arrojados durante el vuelo de regreso en las montañas del Hindu Kush.

Josh Earnest, un portavoz de la Casa Blanca dijo que la historia del periodista estaba plagada de inexactitudes y falsedades.

Según indicó The New York Times, documentos clasificados publicados por Edward Snowden revelaron la vigilancia del complejo de Abbottabad, donde se encontraba Bin Laden.

.


Comentarios