27 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
21 de septiembre 2017 - 13:10hs

Sustituto

El director artístico del Ballet Nacional del Sodre (BNS), Julio Bocca, afirmó que "hasta que no se haga una unificación" de los cuerpos estables de la institución, que profesionalice a los demás como se hizo con el Ballet, y se defina un nuevo rumbo para el Auditorio Nacional del Sodre, "es muy difícil" lograr los resultados que él esperaba, algo que lo motivó a renunciar al cargo.

Bocca, que asumió la dirección del BNS en 2010, hizo cambios profundos en el cuerpo de baile durante su gestión, y su aspiración era ahora colocarlo entre los diez mejores del mundo. Pero en agosto decidió dar un paso al costado, cansado de no poder alcanzar sus objetivos por problemas internos.
Más noticias

"No se puede seguir trabajando como estamos con dos formatos", dijo el director este jueves en el programa radial No Toquen Nada. "En el auditorio tenés el formato de los presupuestados, el viejo Sodre, y el nuevo auditorio, que somos contratados y con diferentes reglas. Se tiene que unificar todo para que funcione un teatro de verdad con todos los cuerpos artísticos trabajando dentro, las 8 horas, como hace el Ballet. Siempre y cuando se quiera que la gente de arriba decida cómo quiere el perfil del auditorio. Yo puse el perfil que considero que una compañía de ballet tiene que tener, pero eso es solo una parte".

Además del Ballet, el Sodre tiene otros cinco elencos: la Orquesta Sinfónica, la Orquesta Juvenil, el Coro Nacional, el Coro Nacional de Niños y el Conjunto de Música de Cámara. Bocca dijo que esto deriva en la dificultad de montar una obra coordinando los horarios de los diferentes cuerpos artísticos del Sodre.

"No puede ser como cualquier otro empleado. No es una oficina. Tenés que tener horarios flexibles. La orquesta trabaja 3 horas y media hora de descanso. Nosotros trabajamos 7 horas y media a 8. El coro creo que trabaja 2 horas y media en diferentes horarios. Entonces, es muy difícil componer todo unido a eso. Nosotros con el Ballet tenemos 44 horas semanales, los técnicos 40 horas semanales. Hasta que no se haga una unificación, sea todo presupuestado al viejo auditorio o todo lo nuevo, es muy difícil combinar y trabajar", agregó.

Por ello, la renuncia al cargo no fue una decisión impulsiva, sino premeditada. "Fue una decisión que vengo pensando, desarrollando, hace bastante tiempo", dijo Bocca, y añadió: "Espero que esto sirva para que realmente el cambio que necesita el Sodre se haga".

El futuro del Auditorio

El director artístico del BNS cuestionó el futuro del Auditorio Nacional del Sodre, un centro de espectáculos que a su entender tiene que cambiar su mentalidad para enfrentar los cambios que tendrá Montevideo en cuanto a espacios destinados a espectáculos en los próximos meses.

“Uno ve lo que va a venir: el ANTEL Arena que viene con un convenio con una empresa americana; el otro día leía que el Palacio Peñarol se transformará en una arena. Un montón de cosas que antes un poco cubría el Auditorio del Sodre y si ahora no se ponen las pilas de realmente, a mi opinión, traer (...) una cabeza que pueda hacer los cambios de dirigir una programación a largo plazo, va a ser difícil”, opinó.

El Auditorio es dirigido desde el año pasado por Gonzalo Halty, y el Consejo Directivo del Sodre está integrado desde comienzos de este período de gobierno por Doreen Ibarra, Élida Gencarelli y Hortensia Campanella.

“Hay talento y se pueden hacer cosas maravillosas, pero siempre está el problema de quién tiene la decisión”, dijo el director artístico del BNS. “Yo siempre quedo como el malo”.

Bocca también se refirió a las figuras de el bailarín español Igor Yebra y la uruguaya María Noel Riccetto, cuyos nombres fueron propuestos por él como posibles reemplazos.

"Cuando ya había presentado mi renuncia, a principio de año, llegué a la mitad de año y había que tener una continuidad. Este bailarín (Igor Yebra) ya había trabajado con nosotros. Yo lo conozco, tiene contactos. Me parece una persona muy centrada en lo que quiere. Era una propuesta para que de golpe me voy y no estén buscando cuando uno se fue".

Sobre Riccetto, Bocca reiteró que la bailarina "está preparada" para el cargo.

"Es una transición. Cuando empecé no sabía lo que era dirigir. Es un proceso y hasta que no estás en el proceso no sabes. María (Noel Riccetto) tiene condiciones y es una persona que la gente la quiere y que tiene una trayectoria que es, un poco, una continuidad".

Bocca seguirá trabajando como director artístico del BNS hasta fin de año y luego ocupará un cargo de asesoría al cuerpo de baile como "maestro residente".

Temas:

Julio Bocca Ballet Nacional del Sodre Sodre

Seguí leyendo

Te Puede Interesar