Mundo > Pandemia

Boris Johnson en cuidados intensivos y el coronavirus ataca fuerte en el Reino Unido

"El primer ministro está en buenas manos (...) y el gobierno se concentrará en garantizar que se llevan a cabo sus instrucciones", aseguró el canciller Dominic Raab, que reemplazó a Johnson

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2020 a las 19:57

El primer ministro Boris Johnson, enfermo de coronavirus desde hace diez días y recientemente hospitalizado, tuvo que ser transferido repentinamente el lunes a cuidados intensivos y reemplazado por el canciller Dominic Raab a la cabeza del gobierno británico.

Único líder de una gran potencia enfermo de covid-19, "durante la tarde, la salud del primer ministro se deterioró y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos", informó por la noche un portavoz de Downing Street.

Mientras Johnson, de 55 años, esté incapacitado, el ejecutivo estará encabezado por Raab, quien inmediatamente apareció en televisión para tranquilizar al país.

"El primer ministro está en buenas manos (...) y el gobierno se concentrará en garantizar que se llevan a cabo sus instrucciones y todos los planes para asegurarnos de que podemos vencer al coronavirus", afirmó.

La noticia conmocionó al país, después de que Johnson tuitease que tenía "buen ánimo" desde su cama del hospital St Thomas de Londres, donde fue ingresado el domingo para someterse a unas pruebas dado que sus síntomas persistían al cabo de semana y media. 

Son "noticias terriblemente tristes", reaccionó el recientemente elegido nuevo líder de la oposición laborista, Keir Starmer.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, le deseó "una recuperación rápida y total". Y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, le mandó "mucha fuerza".

En opinión del doctor James Gill, profesor de la Warwick Medical School, para muchos británicos "la epidemia de coronavirus se acaba de volver real". "Para una parte no menospreciable de la población británica el covid-19 era (...) un virus que afectaba a otra gente, pero Boris Johnson no es otra gente".

El primer ministro anunció el 27 de marzo que había dado positivo al covid-19 y se puso en aislamiento en su apartamento de Downing Street, a cuya puerta le dejaban comidas y papeles. 

Continuó encabezando reuniones por videoconferencia y muchos achacaron el lunes a esta falta de reposo el hecho de que una semana y media después siguiera teniendo fiebre y su médico decidiera ingresarlo como "precaución".

Había pasado una primera "noche tranquila" pero permanecía "bajo observación", había explicado Downing Street antes de que los acontecimientos se precipitaran.

Ahora "no está claro si está respirando por sí mismo, con ayuda de un respirador o si ha sido fuertemente sedado y paralizado y la máquina está haciendo toda la respiración por él", señaló Derek Hill, profesor de imaginería médica de University College London.

Más grave de lo que admitió

Mientras en Italia y España la pandemia empezó a dar signos de una ligera remisión, el Reino Unido se está convirtiendo en el nuevo punto candente en Europa.

El lunes el país superó los 5.000 fallecidos, con 439 nuevas víctimas mortales en 24 horas. Y aunque el número de muertes diarias retrocedió por segundo día consecutivo, tras 621 el domingo y 708 el sábado, la mortalidad batió récord tras récord la semana pasada y los expertos advierten contra un optimismo anticipado.

En este contexto, Raab ya había empezado a llenar el lunes el vacío dejado por Johnson: presidió la reunión diaria sobre la crisis y condujo una rueda de prensa en que debió responder a numerosos preguntas sobre el estado del primer ministro.

Había asegurado que Johnson "seguía al mando", pero tuvo que reconocer que no había hablado con él desde el sábado.

Para pedir a sus compatriotas que se quedasen en casa, Johnson había colgado varios vídeos en Twitter durante su confinamiento en los que aparecía cansado.

Según el diario The Guardian, "estaba más gravemente enfermo de lo que él o sus funcionarios estaban dispuestos a admitir" y fue visitado por médicos preocupados por su respiración.

"Muchos con #COVID19 se han visto derribados por la fatiga y la fiebre y han aprovechado el aislamiento para dormir y recuperarse. Boris ha arriesgado su salud y trabajado cada día en nuestro nombre para liderar la batalla contra este vil virus", tuiteó la secretaria de Estado de Salud, Nadine Dorries, primer miembro del gobierno británico que contrajo la enfermedad a principios de marzo.

Fuente: AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...