Opinión > Opinión

Campeones, la aclamada comedia española que le da voz a las personas con síndrome de Down

Una comedia española le dio una visibilidad muy especial a las personas con síndrome de Down, demostrando, con su propio éxito, sus capacidades diferentes

Tiempo de lectura: -'

17 de febrero de 2019 a las 05:00

La primera noticia que tuve de la película fue el discurso de agradecimiento de Jesús Vidal, quien obtuvo el premio Goya como actor revelación. Yo no tenía ni idea de qué venía el asunto y me dejé conmover por ese actor que tenía algún tipo de discapacidad intelectual y que les decía a quienes lo habían premiado: “Ustedes no saben lo que han hecho. Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad, visibilidad”.

El discurso no tiene desperdicio, así que busqué la película en internet y la encontré (la cinta es del año pasado y en Uruguay se estrenó en octubre y ya bajó de cartel). No es una obra maestra. Después de un comienzo promisorio, desnuda sus intenciones de forma impúdica y se hace previsible hasta el final.

Sin embargo, más allá de la ficción, es emocionante ver actuar a ese grupo, como si hubiera dos tramas paralelas: la de un equipo de básquetbol de personas con síndrome de Down y la de un grupo de personas con síndrome de Down actuando en una película comercial.

Esta segunda trama, la de los actores, es la más emocionante. Cada uno de ellos tiene ese carisma tan necesario en el cine, esa mezcla de seducción con una pizca de misterio y la capacidad de sorprender con un giro inesperado. En su conjunto, son irresistibles.

La trama, la evolución y varios de los gags siguen al pie de la letra la receta infalible de Hollywood. Un entrenador de básquetbol caído en desgracia se emborracha y choca un patrullero de policía, por lo cual es condenado a servir a la comunidad entrenando a un equipo de discapacitados intelectuales. Cumple su tarea, al principio a regañadientes, hasta que entrenador y jugadores se empiezan a entender.

Los recursos narrativos también son de manual y funcionan muy bien: la frustración del profesional sirve para subrayar la comicidad de la torpeza y desconcentración del equipo, mientras se va forjando como sin querer un vínculo de afecto y un camino de aprendizaje mutuo.

La otra trama, la que de alguna manera tiene su final en el discurso de Jesús Vidal en la ceremonia de entrega de los premios Goya, es más sorprendente y más espectacular.

El éxito comercial de la película fue enorme y ha batido récords de taquilla desde que se estrenó en España el 6 de abril pasado. La mayor virtud de la película está en el casting de los jugadores. Eso convirtió lo que hubiera sido una película del montón en una experiencia conmovedora, que, como todo buen cine, logra modificar la perspectiva del espectador.

Lo que funciona es ver a este grupo trabajando, con toda la profesionalidad del caso, y haciendo reír a la audiencia riéndose de sí mismos. Lejos de la ternura fácil, lo que se ve es un esfuerzo genuino coronado por el éxito: ganó el Goya a la mejor película española y fue la película española más taquillera del año.

La felicidad de Jesús Vidal tenía que ver con lo personal (es actor de teatro y dice que le encantó el cine y espera seguir en esa carrera) y también con lo colectivo, con lo que ha hecho la película para derribar las barreras del miedo, del asco, del desprecio, del rechazo.

El largometraje de ficción, cuando logra conectar con el público, es un instrumento de comunicación mucho más poderoso que el mejor documental. Para mí es muy resaltable, además, que no se haya buscado un lenguaje nuevo sino que este grupo logró conmover con las reglas más básicas del cine de Hollywood.

No sorprendería a nadie que pronto apareciera una remake en inglés y la visibilidad de la que hablaba Vidal se multiplicara. Yo la vería con mucho gusto, cómo no.

Y lo siguiente sería ver a actores profesionales con discapacidad intelectual, en dramas o comedias cuyo argumento fuera otro: el amor, la muerte, el miedo, la felicidad. Intuyo que tienen algo distinto para decir, de una manera nueva, sobre muchas cosas. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...