Agro > FORESTACIÓN

Capitalizan campos instalando montes de nogales y robles

Se aprecia una mayor demanda de gente externa al sector que apuesta a especies forestales exóticas para capitalizar campos 

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2018 a las 05:04

Existe una actitud creciente en inversores externos al agro que apuestan a capitalizar predios incorporándoles montes con árboles exóticos, de alto valor por diversos factores, afirmó a El Observador el viverista Luis López, director del vivero Imperio Verde.
Mencionó que le sorprendió gratamente que en los últimos tiempos “hay mucha gente que no es del agro, como profesionales universitarios que no son agrónomos precisamente y empresarios de otros rubros, que deciden invertir en un campo y potenciar la inversión forestándolo”.
Eso, precisó, se agrega a un nicho de mercado ya existente, el de los productores pecuarios, agrícolas o granjeros que ya disponen de campo y deciden diversificar instalando un monte en zonas en las que no tienen hacienda, cultivos o producción hortifrutícola sea a campo o en invernáculos.
Vivero Imperio Verde, explicó, produce árboles de nogal Pecan de alta producción y categoría premium y robles con la la finalidad de producción de madera de calidad, trufas y bellotas, lo que se añade al servicio de abrigo y sombra que brindan a los animales.

Los proyectos que se pueden diseñar están adecuados a los diferentes escenarios rurales y/o suburbanos.
“Vemos que hay muchos emprendedores, jóvenes y también gente ya con un recorrido profesional y empresarial, que adquieren un predio generalmente mediano de 10 a 20 hectáreas, no muy lejos de la capital, en un radio de 150 kms desde el centro de Montevideo y combinan el disponer de un establecimiento de descanso con una arista productiva que no requiere mucho cuidado ni mantenimiento y la cual valoriza y capitaliza la tierra”, explicó.
Señaló que, en esos casos, adquiere especial valor el asesoramiento gratuito que se brinda desde el punto de vista técnico a quien invierte en la compra de plantines.
“Tanto en los nogales como en los robles, con la compra de plantines para instalar cinco o más hectáreas obsequiamos la mano de obra de la plantación y dejamos el monte pronto, llave en mano como quien dice”, expresó el viverista. 

Mucho más que sombra, abrigo y madera

Los nogales Pecan producen frutas secas de innumerables cualidades y beneficios nutritivos, brindando un fruto demandado también por el mercado de la cosmética, con producciones anuales de entre 1.000 y 1.500 kilos por hectárea por año cuando el árbol maduró, existiendo casos de ingresos de US$ 8.000 a US$ 12.000 anuales con la ventaja de tratarse de una fruta que no exige ser conservada en cámaras.
En el caso del roble, explicó el viverista, la finalidad tradicional es obtener madera a partir de los 14 años de realizada la plantación, madera de utilidad en barrilería, pisos flotantes, veleros y ebanistería, pero también se obtienen trufas, “lo que es considerado como el caviar vegetal”. 
Un monte de nogales es muy recomendado para el desarrollo del silvopastoreo, con vacunos y con lanares, pero también para la actividad turística, dada la distancia de plantación recomendada, es decir en hileras de ocho metros entre sí y con cada árbol ubicado a ocho metros del siguiente en su fila.
Además, complementó, en una una densidad de 400 árboles por hectárea, un monte de robles también se combina muy bien con el silvopastoreo, “sobre lo cual hay experiencias muy positivas”. 

Asesoramiento 

Por más detalles de las propuestas comerciales del vivero, para conocer detalles de montes instalados en todo el país y para participar de las jornadas técnicas gratuitas de asesoramiento programadas hay que consultar escribiendo al correo imperioverde2000@gmail.com o llamando al 099 248 669.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...