Fútbol > URUGUAYOS

Cavani y Suárez enfrentados a la tan temida hora del declive

Descartados por dos grandes de Europa, con 33 años, la estelar dupla uruguaya está sin equipo por primera vez en su carrera a dos meses de que arranquen las Eliminatorias

Tiempo de lectura: -'

25 de agosto de 2020 a las 05:04

En algún momento iba a pasar. Porque nada es eterno en el fútbol. A los 33 años, Luis Suárez y Edinson Cavani empezarán nuevas etapas en sus impresionantes carreras. Pero ya no será en equipos del primer plano europeo o con el mismo rol que tuvieron en Barcelona y Paris Saint-Germain. Con algunos cartuchos más por quemar, incluso con el desafío de clasificar a Uruguay a un cuarto Mundial consecutivo, ¿será que los centrodelanteros comienzan el declive luego de haber llegado a su techo?

Esa lectura fue la que hicieron ya PSG y Barcelona, club donde cada uno de los uruguayos fueron conquistadores dejando marcas históricas. 

El proceso de despedida de Cavani de PSG fue largo. Puede decirse que comenzó en agosto del año pasado con una rebelde lesión en el psoas, generada en un partido ante Toulouse, que lo tuvo a maltraer toda la temporada. En enero, a seis meses del final de su contrato, el jugador quiso irse a Atlético de Madrid pero las operaciones no llegaron a buen puerto. El 30 de junio se venció su vínculo y a diferencia de lo ocurrido con el capitán Thiago Silva, que firmó una extensión para poder terminar la Liga de Campeones, el uruguayo se quedó en Salto en familia y realizando un acondicionamiento físico. 

El domingo 16 de agosto, Cavani viajó a Europa. Todo hacía indicar que el futbolista iba a firmar contrato con Benfica, un grande de Portugal, una liga de segundo orden europeo. Instalado en Ibiza, el salteño vio cómo las negociaciones que lleva adelante su hermano Walter Guglielmone, no prosperaron con el equipo lusitano. 

Así como en enero se frustró su llegada a Atlético de Madrid, la semana pasada también se cayó su llegada a Benfica. Durante la pandemia tampoco prosperaron los intereses de Inter de Milán ni Inter de Miami. Ni siquiera llegaron a ofertar por sus servicios clubes sudamericanos como São Paulo o Boca Juniors. 

Manchester United, Real Madrid y Atlético de Madrid son ahora los equipos que tienen en el radar a Cavani. Atlético lo hace a pesar de las declaraciones cruzadas que hubo en enero entre familiares del jugador y dirigentes del club, más que nada por el interés del entrenador Diego Simeone.  

El interés de esos clubes hablan de un jugador de elite y vigente. Sin embargo, habrá que ver para qué rol lo pretende cada equipo. En Real Madrid su llegada se especula como recambio del suplente Luka Jovic. En Atlético, deberá pelear un lugar en la rotación con Diego Costa y Álvaro Morata. En el United, donde las figuras del ataque son Marcus Rashford y Anthony Martial, el Matador podría tener un rol más protagónico desde su experiencia. 

En PSG, Cavani jugó 301 partidos y marcó 200 goles siendo el máximo goleador de su historia (superó a Zlatan Ibrahimovic que hizo 156). Llegó en 2013 desde Napoli a cambio de € 63 millones. Ganó seis veces el torneo de liga (Ligue 1), seis veces la Copa de la Liga de Francia, cinco veces la Copa de Francia y cuatro veces la Supercopa de Francia.  

Hasta el momento, las pretensiones salariales que ha pautado el entorno del futbolista han frustrado los acuerdos. 

Cavani ganaba en PSG € 1.345.000 mensuales y cuando le presentó arriba de la mesa sus aspiraciones a Inter propuso ganar € 1 millón al mes. 

El sacudón de la crisis por la pandemia de coronavirus y la propia edad del jugador lleva a los clubes europeos, de momento, a no contemplar lo que pretende el centrodelantero. 

Suárez a rescindir

A Luis Suárez le quedaba un año más de contrato en Barcelona y el mismo establecía que en caso de jugar el 60% de partidos de la temporada 2020-2021, el vínculo se prorrogaba automáticamente por una temporada más. Pero el técnico Ronald Koeman le anunció el lunes que no entra en sus planes.

El 16 de diciembre de 2016 había pactado ese acuerdo y el precio de su cláusula de rescisión fue fijada en € 200 millones. 

Según medios españoles, el jugador se sentará ahora a negociar junto con sus asesores, los términos de la rescisión del club. Nadie imagina a Suárez quedándose un año sin jugar apartado del plantel principal para cobrar su contrato. Y ningún club ofertará por él hasta que no se desvincule de Barcelona porque cuando eso pase será jugador libre. 

El jugador percibía un salario mensual de € 2,9 millones al mes y en 2019 llegó a ser el quinto mejor futbolista pago del planeta. 

Inter de Miami y PSG son los primeros equipos que esperan para ver cuándo el jugador queda desvinculado de Barcelona para poder fichar como jugador libre con cualquier otro club. En la pandemia, Marc Overmars, director deportivo de Ajax, llamó a Suárez para demostrarle el interés de Ajax pero el futbolista no quiere volver a Países Bajos por el momento. 

Una carta lo puede llevar a Juventus donde formaría dupla con Cristiano Ronaldo. Su amigo Arturo Vidal, también descartado por Barcelona el lunes, ya recibió un llamado para volver a la Vecchia Signora de parte del flamante entrenador Andrea Pirlo, quien no contará con Gonzalo Higuaín, el delantero centro del equipo. 

¿Y Liverpool? Un diario de la ciudad donde brilló entre 2011 y 2014, Liverpool Echo, hizo una encuesta entre sus lectores para saber si quieren que Suárez vuelva o no al equipo y hubo un empate técnico en 46% por ambas opciones. 

Al Pistolero se le vienen un par de semanas muy especiales. Primero para lograr un acuerdo de rescisión con Barcelona y luego para emprender viaje a otro destino. 

Suárez jugó 283 partidos en Barcelona, anotó 198 goles y dio 97 asistencias. Ganó cuatro Ligas de España, una Liga de Campeones, un Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa, conquistó cuatro veces la Copa del Rey y dos la Supercopa de España. Es el tercer goleador histórico del club detrás de Lionel Messi (704) y César Rodríguez (232).  

A todo esto, el inicio de las Eliminatorias para el Mundial de Catar 2022 sigue fijado para el 8 de octubre de este año. Un mes y escasos días. Cavani sin un partido oficial desde el 11 de marzo de 2020 y Suárez golpeado no solo por el 8-2 sufrido por Barcelona contra Bayern Múnich el 14 de agosto sino por todo el cimbronazo que eso generó en el club, que le terminó costando su salida del club. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...