Nacional > en escuelas y vacunatorios

Las claves de la vacuna contra el VPH en varones y el caso de Australia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la vacunación a menores antes de que inicien la actividad sexual

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2019 a las 09:26

El Ministerio de Salud Pública anunció este lunes que, luego de Semana Santa, incorporará de manera gratuita la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para varones al esquema de vacunación. La vacuna será dada a los niños de sexto de escuela que presenten una autorización firmada por sus padres o tutores. También podrán inmunizarse sin costo menores de entre 11 y 14 años en los vacunatorios, pero para esto no será necesario presentar el consentimiento firmado, explicó el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian. 

El VPH es causante de cáncer otorrino y de ano, de cáncer de pene en los hombres, y de cáncer de cuello de útero y vulva en las mujeres. Además puede producir verrugas anogenitales, conocidas como condilomas, que si bien no son malignas producen molestias a quienes las tienen.

Por otra parte, el VPH tiene la particularidad de que la única forma de contagio es a través del contacto sexual. Por tanto, vacunar a varones y niñas antes de que sean sexualmente activos —y que por tanto tengan riesgo de ser portadores sanos del papiloma— es una estrategia que se implementa en todo el mundo para bajar la carga viral. 

En 2017, el MSP empezó a vacunar contra el VPH a las niñas nacidas a partir de 2001. Desde entonces, cerca del 60% de quienes estaban en edad de ser inmunizadas lo fueron, por lo que vacunar a los varones supone un paso más en la estrategia de la cartera. 

El presidente de la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer, Álvaro Luongo, dijo a El Observador que se trata de una cuestión de "equidad de género", ya que si solo son inmunizadas las mujeres, el varón —como portador sano— seguirá contagiando y contagiándose de sus parejas sexuales, independientemente de su sexo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la vacunación a menores antes de que inicien la actividad sexual. Este es uno de los principales argumentos del MSP, y la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer —integrada por representantes del Sindicato Médico del Uruguay, Ministerio de Educación y Cultura, la Facultad de Medicina de la Udelar y otras instituciones— respaldó por unanimidad esta decisión. 

El año pasado un grupo de 13 mil personas manifestó en redes sociales el rechazo a la resolución del MSP. A entender del colectivo, la vacuna contra el VPH podría generar complicaciones en la salud de las niñas: desde dolor en el brazo y vómitos hasta celiaquía, diabetes, esclerosis múltiple y reuma. Luongo sostuvo que "hay que tener cuidado" con estos planteos, ya que carecen de evidencia científica suficiente. Según explicó, es cierto que la vacuna "podría desencadenar una reacción inmunológica", pero estos fueron episodios aislados y no está probado que fueran desencadenados por la dosis recibida.

El gobierno de Australia empezó a vacunar a las niñas en 2007 y a los varones en 2013, y desde entonces ha bajado la tasa de incidencia y mortalidad de los cánceres vinculados al VPH. Según un estudio de la publicación científica The Lancet, en 2028 menos de cuatro mujeres en 100 mil serán diagnosticadas con cáncer de cuello de útero en ese país. El MSP espera que, con el tiempo, en Uruguay se logre lo mismo. 

En el caso del cáncer de cuello de útero, la política pública de Uruguay permitió disminuir las tasas anuales de incidencia (2,5%) y mortalidad (1,5%). La inmunización a niñas en escuelas y vacunatorios fue una de las más recientes incorporaciones a la estrategia. Todos los años unas 350 mujeres uruguayas son diagnosticadas con este tipo de cáncer y 138 mueren a causa de él. Los otros tipos de cánceres vinculados a este virus tienen menor prevalencia, y la baja de la carga viral permitirá que haya aun menos casos. 

Por otra parte, las autoridades confían en que los cuestionamientos a la vacuna disminuyan conforme la gente se acostumbre. "Yo siempre pongo el ejemplo de la poliomielitis: hoy nadie habla de ella, porque fue erradicada con la vacuna Salk. Ya nadie se acuerda de los pulmones de acero", expresó Luongo. Quian incluso planteó que eventualmente se podría discutir la obligatoriedad de la vacuna, tanto para varones como para niñas. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...