Economía y Empresas > UTILIDAD

Colaterales de ANCAP ganan US$ 4 millones y cortan sangría

El ente tuvo una ganancia de US$ 77 millones en el primer semestre luego de proyectar pago de impuesto a la renta

Tiempo de lectura: -'

24 de agosto de 2017 a las 05:00

Pese a la incidencia negativa que tuvo en los costos para ANCAP la parada de la refinería de La Teja desde febrero –que le restó utilidad al negocio madre de la refinación y venta de combustibles–, el ente petrolero logró que sus colaterales en su conjunto dejaran atrás los números rojos y cerrarán en el balance conjunto con un positivo de US$ 4 millones al cierre del primer semestre.

Este miércoles el ente petrolero presentó ante la prensa los resultados intermedios del período enero-junio que mostraron una ganancia antes de impuestos de US$ 95 millones, y de US$ 77 millones si se contempla un pago de IRAE estimado al cierre del ejercicio 2017. La semana pasada El Observador había informado que los números preliminares y sin revisión de auditoría del ente evidenciaban una utilidad de unos US$ 100 millones.

"Estos resultados evidencian que superamos el estrés financiero que teníamos en ANCAP. Ahora la única preocupación no es cómo se paga el próximo embarque de crudo", comentó durante un pasaje de su presentación la presidenta del ente, Marta Jara.

Comparado con el primer semestre de 2016, el margen bruto de ANCAP se redujo debido a mayores costos que no se reflejaron en la misma proporción sobre los ingresos. Los mayores costos se deben a que los precios internacionales de crudo y derivados aumentaron en aproximadamente US$ 10 por barril.
Además, se encareció el costo de la materia prima por importar derivados en lugar de crudo durante el paro de La Teja en el orden de US$ 5 por barril, y se incurrió en US$ 55 millones de costos de mantenimiento quinquenal.

Esos mayores egresos en dólares fueron parcialmente atemperados por la evolución favorable del tipo de cambio. El ente había proyectado para fijar tarifas al inicio de año un tipo de cambio a $ 32, mientras que cerró en promedio en ese período a $ 28,36. Ese ahorro que obtuvo el ente en sus costos respecto a su proyección inicial no se trasladó a tarifas, salvo para el caso de gasoil y recién a partir de julio. Esa situación permitió al ente obtener ingresos extraordinarios en detrimento del consumidor.

El margen Ebitda –resultado antes de impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones de deuda– de ANCAP llegó al 17,5% en el período enero-junio y totalizó $ 4.040 millones (unos US$ 141 millones), una mejora apreciable frente al 12,5% de igual semestre del año pasado ($ 3.071 millones), destacó el gerente financiero, Gustavo Mayola. La empresa canceló deudas pos US$ 120 millones en semestre enero-junio, y logró el reperfilamiento de pasivos de corto a largo plazo. El pasivo total de ANCAP + ALUR al cierre de junio totalizaba US$ 1.033 millones.

La facturación del mercado interno fue 10,6% mayor en pesos corrientes respecto a igual período del año pasado. El volumen vendido de naftas aumentó 5,2% y el del gasoil 2,9%. Los precios de los combustibles habían aumentado 8% en promedio en enero. En julio, luego de revistar su paramétrica de petróleo y crudo, el ente redujo 8% el precio del gasoil ($ 3 por litro). Eso le restará ingresos al ente por unos US$ 50 millones para el segundo semestre, informó el gerente general del ente, Ignacio Horvath.

Otro impacto negativo para el ente será la pérdida de entre US$ 18 millones y US$ 20 millones por lucro cesante de no refinar crudo. Eso por el atraso en 90 días en la finalización de las tareas de mantenimiento de refinería de La Teja. Ese rezago (67 días por medidas gremiales y 18 por el clima) equivale a un costo de $ 0,8 por litro de gasoil anual, graficó el gerente general del ente. ANCAP se comprometió en la presentación a contar con una paramétrica transparente con variables objetivas para el cálculo de tarifas de los combustibles a partir de 2018.

Mejora de colaterales

El ajuste de cinturón que ANCAP comenzó a instrumentar sobres sus colaterales parecen estar dando sus primeros resultados. "Hemos dado un paso muy importante hacia la sustentabilidad de nuestro portafolio (de negocios)", destacó Jara. En su globalidad, las colaterales obtuvieron una ganancia de US$ 4 millones e incluye algunos ítems extraordinarios, como la venta de la participación en el yacimiento Aguada de la Arena y el cierre de las plantas petroquímicas de Carboclor, ambos en Argentina.
La unidad de cal exportó US$ 8 millones en el período enero-junio. Eso incluyó 32 mil toneladas enviadas a Brasil. En el mercado interno se colocaron 6 mil toneladas.

Otras de las unidades que logró mejorar fue el negocio del Pórtland, que tuvo un rojo cercano a los US$ 30 millones en 2016. En esa actividad, el ente redujo a la mitad sus pérdidas (US$ 6,8 millones en el primer semestre) gracias a un incremento de la producción de 30%. El resultado se vio favorecido por el tipo de cambio y la reducción de amortizaciones de equipos que se enviaron a pérdida en el ejercicio anterior. Jara informó que hasta el momento la empresa logró reducir en 98 los trabajadores vinculados a firmas tercerizadas en el Pórltand. El plan original establece un recorte de más de 200 puestos.

Consultada por El Observador por el rezago en el cumplimiento de esa meta, Jara respondió que es un proceso que está en marcha. "Hay que recordar que se presentó un plan cuyo objetivo era alcanzar un equilibrio hacia fines de 2018. Hay una gradualidad que tenemos que ir transitando con contratos que van venciendo. El objetivo no se alcanzó en su totalidad, pero se avanzó más de 25% en este semestre", explicó. Por otro lado, Horvath informó que a junio de 2017, ANCAP contaba con 2.579 trabajadores, una reducción del 12% respecto a los 2.929 empleados al cierre de 2014.

Biocombustibles más baratos

Los costos de los biocombustibles que procesa ALUR se redujeron por una caída en los volúmenes de mezcla y también de los precios que pagó ANCAP a esa colateral. Esta subsidiara cerró con un positivo de $ 49,6 millones (unos US$ 1,7 millones) en el primer semestre de este año, frente a un rojo de $ 171 millones en igual período del año pasado. En este caso, ALUR logró ahorros en la compra de cereales y oleaginosos para el procesamiento de biocombustibles.
Los mayores números rojos del semestre de las colaterales los lideró Ancsol –que tiene el 76% de Carboclor en Argentina– con US$ 15,5 millones, seguido por Gas Sayago con $ 31,3 millones (US$ 1,1 millones).

Jara informó que la empresa logró cumplir con el 90% de los planes de mejora de desempeño en 16 metas que se había trazado cuando inició su gestión.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...