Economía y Empresas > CONSEJOS

Cómo ser una máquina de networking cuando uno es introvertido

Nunca serán los reyes de la fiesta, pero los introvertidos tienen grandes ventajas para generar una provechosa red de contactos

Tiempo de lectura: -'

20 de noviembre de 2018 a las 17:49

 ¿Te invitaron a una cóctel y al entrar te sentís abrumado por la cantidad de gente que no conocés? ¿Pensás que el contactarte con personas o hacer networking no es para vos porque no sos "el rey de la fiesta"? ¿Te estresa mucho tener que estar entablando conversaciones y las charlas superfluas te parecen una pérdida de tiempo? ¿No te sentís a gusto hablando sobre tí mismo?

Si has respondido en forma afirmativa, no significa que no puedas tener éxito en generar una buena red de contactos. Lo que significa es que seguramente seas una persona introvertida, como lo son millones de personas en el mundo.

Pero esto no impide que necesites hacer networking, puedas hacerlo de manera eficaz, y hasta llegues a disfrutarlo. Networking no es hacer lobby, ni autopromocionarse, se trata de "crear conexiones significativas y duraderas una persona a la vez", y los introvertidos son buenos justamente en eso. Así lo muestra la estadounidense Devora Zack en su libro ¡Odio el Networking! (pero lo necesito) Una guía práctica para abrumados, introvertidos y desconectados. Zack sostiene que todos los consejos que se dan para hacer networking están dirigidos a personas extrovertidas y que cuando los introvertidos intentan ponerlos en práctica fracasan estrepitosamente. Por eso propone que los introvertidos lo hagan en sus propios términos, a su propio ritmo, aprovechando las ventajas que les brinda su tipo de personalidad. Para ello es necesario saber que las personas introvertidas son muy selectivas con sus relaciones, y con la manera en que emplean su tiempo. Prefieren escuchar, y la interrelación cara a cara, y no tanto lo grupal.

Introvertido no es lo mismo que tímido.Son personas que piensan para hablar, en lugar de hablar para pensar. Son reflexivos. Les gusta profundizar, en vez de abarcar mucho.

"El networking de introvertidos o extrovertidos se reduce a una distinción básica: los extrovertidos coleccionan, mientras que los introvertidos conectan", dice Zack.

Es cierto que los extrovertidos tienen facilidad de palabra y son capaces de sostener largas charlas y debates. Los introvertidos claramente no y eso puede producirle inseguridad (y envidia). Pero su capacidad de escuchar y formular buenas preguntas es fundamental para forjar conexiones reales: "las conversaciones calan más hondo, catapultando las relaciones a una nueva dimensión"

Tres reglas de Devora Zack

En su libro, Zack propone tres reglas básicas del arte del networking para introvertidos. La primera es parar para pensar. Esto se resume en que a los introvertidos les conviene centrarse en su gran capacidad de observación y reunir datos, en ser buenos oyentes, y grandes planificadores.  "Aproveche su gran capacidad de concentrarse, combine una escucha atenta con preguntas bien formuladas, y nunca más se quedará sin conversación. Además, su atención perspicaz a la información sutil, verba y no verbal (como el contacto visual y la atención plena) proporciona una comunicación que le permite recopilar una enorme cantidad de datos", sugiere la estadounidense.

La segunda regla es procesar, en contraposición a la autopromoción: "A menudo los introvertidos no se sienten a gusto hablando de sí mismos y consideran que hay muchos temas privados. Todos vemos el obstáculo que supone iniciar una relación hablando de nuestros innumerables atributos positivos. Sin embargo, en su rendimiento máximo, los introvertidos aprenden muchísimo sobre sus nuevos conocidos, dada su capacidad de hacer preguntas estructuradas. "

La tercera regla es seguir su propio ritmo y hacer pausas para "recargarse". "Los introvertidos rinden más cuando participan en una conversación auténtica y en un proceso con propósito. Aplicar su ritmo a estas actividades les concede tiempo para recargarse. ¡Pum! Se convierten en máquinas del networking. Necesitan un tiempo a solas. Precisan tiempo para sí mismos si quieren funcionar", subraya Zack

 

El antes, durante y después de Sylvia Chebi

En Uruguay esta temática ha sido tratada en charlas y conferencias por la directora de Thales Lab, Sylvia Chebi, quien bromea con que estudió ingeniería en gran parte para no tener que hablar con personas, pero que entendió el valor y la necesidad del networking. Por lo que desarrolló estrategias para aprovechar su personalidad.

Basada en la obra de Zack y en sus propias experiencias personales, Chebi brinda algunos tips que le han resultado efectivos.

Para antes de ir a un evento, recomienda elegir a qué lugares conviene ir y averiguar qué tipo de personas concurrirán. Al principio aconseja ponerse como meta de éxito "alcanzable" y medible el hablar con dos desconocidos. En el siguiente evento aumentar la vara a cinco personas. Asi se va ejercitando ese músculo y ya no genera tanta ansiedad.

Al saber qué personas irán, se las puede estudiar, conocer los temas que les interesan, y también ensayar las frases con que uno se va a presentar.

Un gran tema es el de la vestimenta. "Nadie quiere ser el único que está de traje y corbata en un evento informal", le he escuchado decir a Chebi. Es por ello que hay que averiguar cual es el código de vestimenta o buscar en internet fotos de evento similares.

Si uno va temprano al evento, tiene la posibilidad de irse aclimatando y tener más chance de charlar tranquilo cuando hay poca gente.

Chebi insta a eliminar de la mente todos los pensamientos negativos del estilo "debo ser el único que no conoce a nadie”, ya que todos están en lo mismo. Una técnica que le rinde es ir a dónde se sirve café, ya que las personas allí están más predispuestas a charlar. Otra es tomar un vaso enseguida para sentirse un poco más segura.

A partir de allí, se trata de activar la capacidad de observación. Chebi recomienda elegir un grupo de tres personas o más. Si son dos personas es más probable que interrumpas una conversación que les interese. Otra opción es detectar a quien está solo como uno, mirando para todos lados, y acercarse.

Es altamente probable que aparezcan "los cracks a los que siempre les va bien" y escucharlos lleve al introvertido a perder confianza. Para ese momento Chebi considera importante invertir la lógica habitual: recordar que todos tenemos algo para dar y enfocarse en a qué persona voy a ayudar hoy, en lugar de quién puede darme una mano a mí. También está bueno pedir consejos a los más experientes, ya que a las personas, en general, les gusta ayudar a otros. 

Otra estrategia es ir al evento acompañado de una persona conocida pero no "pegarse" a ella todo el tiempo, sino acordar el realizar networking por separado. 

Chebi siempre recuerda en sus charlas que ser extrovertido sin duda es más fácil para hacer networking pero no necesariamente es mejor, porque se hacen muchas más relaciones pero también más superficiales: "El networking no es hacerte amigo ni coleccionar tarjetas, sino crear relaciones que generen oportunidades de trabajo a largo plazo".

Fundamental: la pausa para recargar de la que hablaba Zack. Los extrovertidos se recargan hablando con gente. Pero los introvertidos, abrumados por el esfuerzo metnal que le implica charlar con gente, tienen que hacer pausa, estar un rato a solas y en silencio, o si ya cumplieron con el objetivo que se fijaron, directamente irse del lugar.

Pero el networking no finaliza cuando termina el evento. Uno debe poner por escrito la información que obtuvo de los contactos que generó. Chebi subraya que se debe ser agradecido y enviarle un mensaje de reconocimiento a la persona que nos brindó un dato relevante, un consejo durante la charla; o cumplir si se prometió presentar a alguien o enviar un artículo de interés. El seguimiento es lo que hace la diferencia, y en definitiva va a generar ese vínculo beneficioso para las dos partes. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...