Opinión > EDITORIAL

Continuismo o cambio

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2019 a las 05:04

La estrategia del oficialismo para lo que resta de la campaña rumbo a la segunda vuelta marca el zénit de una estrategia que nunca mostró un norte clave y que apela a la experiencia de figuras históricas para cambiar un desenlace que se intuye desfavorable para sus aspiraciones.

La campaña de Daniel Martínez viró 180 grados al anunciar que el expresidente José Mujica y el exvicepresidente Danilo Astori serán ministros de un eventual gobierno del Frente Amplio (FA).

La noticia, que en un comienzo muchos creyeron era falsa, se confirmó el jueves al mediodía ante la sorpresa de propios y adversarios. En filas frenteamplistas cayó como un balde de agua fría. Todos quienes aspiraban a un recambio generacional y político, quedaron pasmados ante el recuadro de la tapa Búsqueda en que se anunciaban los nombres.

La decisión del comando de campaña de Martínez es una jugada muy fuerte y riesgosa. Fuerte porque tira por la borda las intenciones planteadas por el ex intendente de Montevideo de llenar de aire nuevo las arterias que hacen a la gobernanza del FA, riesgosa porque apuesta como carta desesperada a la fuerza de dos líderes octogenarios que parecen cansados de tanto trajín y desgaste en el ejercicio del poder.

Con el anuncio de que Astori será canciller de la República y Mujica ministro de Ganadería Agricultura y Pesca por segunda vez en su vida, la señal que se envía a la ciudadanía es que el nuevo impulso se termina trasformando en una quietud con más olor a pasado que a porvenir.

Sería de necios no reconocer la importancia de Astori y Mujica en la historia reciente del Uruguay y su papel clave para el FA. Junto con Tabaré Vázquez son las tres personas que lideraron el proceso político – electoral más importante de la izquierda en el país. Los tres tienen asegurado un sitial de privilegio en los libros y analizar sus acciones, discursos y derroteros es clave para entender el presente.

Ahora, que sean figuras históricas y relacionados con otras épocas de oro para la izquierda, no asegura que en el presente estén a la altura de las exigencias del mundo actual con sus sinsabores tan complejos. Es evidente que con este anuncio el oficialismo apuesta al continuismo más puro. Es una dificultad ofrecerle a la ciudadanía nuevos rumbos con las mismas personas.

Los cuestionamientos y la sorpresa por la convocatoria a los veteranos políticos para rodear a Martínez en el tramo final de la campaña marcan que en el barco rumbo a la segunda vuelta llegan en la cabina de mando dos de los tres capitanes del ciclo electoral frenteamplista, Vázquez no, por estar inhabilitado por la Constitución. Es una apuesta al todo o nada para seguir por la misma senda y con el mismo tranco.

Con el anuncio del comando de Martínez queda a la vista el encuadre de la elección: continuismo o cambio. El FA decidió dar la batalla con las botas puestas y hace más que interesante el tramo final hacia la segunda vuelta ya que al confiar en las cartas que representan Mujica y Astori se simplifica la decisión a aquellos uruguayos que ahora sí tienen en claro con quiénes y con qué personalidad se gobernará.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...