Cargando...
Las redes sociales son sólo una de las fuentes de información consultada por las personas

Ciencia > REDES SOCIALES

¿Cuánto influyen las redes sociales para tomar una decisión electoral en Uruguay?

Un estudio realizado por Udelar reveló que no son tan determinantes en la formación de opinión como se creía 

Tiempo de lectura: -'

11 de marzo de 2022 a las 05:04

Florencia Nobelasco - Especial para Cromo

Un equipo de investigación de la Facultad de Información y Comunicación (FIC) estudió cómo se informaron los uruguayos en las elecciones nacionales de 2019. Los resultados revelaron que el poder unilateral de las redes sociales para informar o desinformar a la opinión pública es relativo. La familia, el hogar y los referentes de autoridad personales y mediáticos mantienen un lugar importante en las conversaciones y la validación de la información política. 

“Se ha asumido fuertemente que las redes sociales son determinantes en nuestras vidas, y que para entender la formación de opinión pública lo único que se necesita es el análisis de redes”, dijo Rosalía Winocur, doctora en Ciencias Antropológicas, coordinadora del Departamento de Medios y Lenguajes de la FIC.

Los investigadores pusieron esa afirmación en duda y realizaron un estudio cualitativo en el que dieron seguimiento a un grupo de personas de todas las orientaciones políticas de diferentes edades, nivel educativo, económico y contexto sociocultural. 

El papel de las redes sociales

Cuando se consultó a los participantes jóvenes cómo se informaban en un año electoral la mayoría indicó que no escuchaba radio ni veía televisión y que el principal medio que utilizaban eran las redes sociales. Allí chequeaban que la información que recibían estuviera asociada a medios periodísticos legitimados o links que condujeran a ellos. 

Sin embargo, “resultó que las personas que declaraban enfáticamente (que se informaban) sólo por redes, al agregar preguntas empezaron a aparecer en relevancia otros escenarios que habían sido negados al comienzo. Por ejemplo, las comidas familiares y el consumo marginal o circunstancial de los medios convencionales”, explicó la responsable de la investigación. 

Además a ninguno de los participantes le era suficiente la información que recibía a través de las redes sociales, incluso aquellos que utilizaban muchas. “Necesitaban una reducción de complejidad y ahí aparecían los referentes”, dijo Winocur.

Para la investigadora, esto no es señal de que las redes sociales no importan. Reconoce que tienen un impacto innegable y que indudablemente hay que entenderlo, pero que la “trama de la sociabilidad las excede”. Considera que juzgar los procesos de información pública, únicamente a través de ellas es una mirada reduccionista del asunto. 

“Para las personas sus redes presenciales son tan importantes como las virtuales. Los medios de comunicación tradicionales, los informativos o periódicos, las personas de la familia y algún referente vuelven a ocupar lugares importantes en eso de interpretar la información y luego circularla”, explicó la coordinadora y docente grado cinco de la FIC.

Las noticias falsas compartidas en redes sociales durante la campaña electoral de 2019 en Uruguay no tuvieron el mismo impacto que en las realidades políticas de otros países. Según la investigación, pudo deberse a que no llegaron masivamente a grupos de WhatsApp, o porque llegaron con el desmentido incluido, o porque los medios tradicionales se encargaron de desmentirlas antes de que se masificaran.

Winocur explicó que los jóvenes son el referente de autoridad en caso de noticias falsas. Ellos han adquirido habilidades y competencias para identificarlas, y muchas veces los procesos de desmentir fake news no suceden necesariamente en las redes, en ocasiones se da en las conversaciones familiares. 

Diversificación de las fuentes de información

Debido a la saturación de información que provocan las redes sociales, las personas declararon buscar referentes tradicionales para poder tomar una postura. Las fuentes de credibilidad y de interpretación son muy variadas. 

Los investigadores encontraron que en el espacio doméstico y en los espacios compartidos con la familia tanto en redes sociales (como los grupos de WhatsApp) y como fuera, son “muy significativos para discutir, socializar la información, intercambiar y retroalimentarse”, dijo Winocur.

Según el tema que se converse es quienes se convierten en referentes de autoridad, la investigación reveló que no están signados generacionalmente. En caso de fake news son los jóvenes quienes ejercen ese rol, pero ellos también reconocen que su opción política está influenciada por la historia y tradición familiar. En algunos temas, son las personas de los medios quienes ejercen ese rol.

Es “muy variable” cuánto influyen la redes, la familia y los amigos, algunos referentes pesan más que otros. “No bastan las discusiones en las redes, muchas veces las personas necesitaban preguntarle a alguien qué opinaba, o desmentir la información”, especificó la investigadora y agregó que incluso los usuarios que son “compulsivos de redes” no utilizaban sólo éstas para tomar la decisión política de qué iban a votar en cada instancia. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...