Tecnología > PANTALLA GRANDE

Dentro de la película

Es un rubro que ha avanzado con la tecnología y que no se rinde ante las opciones de entretenimiento que ofrecen la televisión por cable y las plataformas de streaming

Tiempo de lectura: -'

05 de agosto de 2017 a las 05:00

Se habla de que los cines son un negocio en crisis: primero la televisión por cable y luego internet con las opciones de streaming han capturado a la audiencia seducida por la comodidad del recinto hogareño, a la que cuesta cada vez más convencer de llenar las salas. Frente a esta realidad, los cines han tenido que adaptarse, ofreciendo experiencias que se sirven de la tecnología para marcar la diferencia entre ver una película en Netflix y pagar por una entrada en un día de estreno.

Pantallas grandes y sonido óptimo

Motivada por el deseo de aumentar el impacto visual de una película, la compañía canadiense IMAX Corporation desarrolló el sistema de proyección cinematográfica conocido como IMAX, un acrónimo en inglés de imagen (image) y máximo (maximum).

Con su película de 70 milímetros, IMAX tiene la capacidad de grabar y mostrar imágenes de mucho mayor tamaño y resolución que los sistemas de películas fotográficas convencionales. El promedio del tamaño de la pantalla suele ser de 22 metros de ancho por 16,1 metros de largo.

Si bien el formato fue creado a finales de la década de 1960, su expansión a nivel mundial ha sido paulatina. Hoy cuenta con poco más de 1.200 salas en 75 países. En 2008, IMAX amplió su marca en las salas tradicionales con la introducción de Digital IMAX, un sistema de bajo costo que, en lugar de cintas analógicas, utiliza dos proyectores digitales 2K para proyectar en una pantalla de relación de aspecto de 1,89: 1. Esta opción de bajo costo ayudó a IMAX a llegar a otros públicos.

Las salas de cine IMAX cuentan con 14.000 vatios de sonido digital envolvente de seis canales con 16 amplificadores y 44 altavoces distribuidos en seis cajas acústicas. Con esto se consigue un sonido unas tres veces superior al estándar de Dolby Surround, el cual es empleado en la mayoría de las grandes cadenas de cine.

imax.png

undefined


Se ha señalado al año 2009 como un año clave para la expansión de esta tecnología. En diciembre, cuando la película Avatar del director James Cameron se estrenó en salas de todo el mundo, la versión IMAX fue un fenómeno global. Un filme con un valor estético tan alto como este probó que la manera en la que la audiencia experimenta una película puede ser clave a la hora de su éxito en la taquilla.

Este suceso ayudó a persuadir a los propietarios de las cadenas de cine más importantes, mostrándoles que IMAX podía convencer a las audiencias de que pagar más por una entrada valía la pena.

Vista panorámica

Pero IMAX no ha sido la única alternativa desarrollada para potenciar la experiencia de ir al cine. Además del formato 3D, disfrutado por algunos por sus ilusiones de profundidad pero repudiado por otros por sus incómodos lentes y su imagen poco nítida, han surgido otras tecnologías que permiten ofrecer más opciones de visionado con efectos inmersivos.

Un sistema de proyección conocido como Barco Escape, con un resultado similar al obtenido por el caído en desuso Cinerama (sistema que utiliza una pantalla curva con vista panorámica), ofrece una experiencia particularmente envolvente.

Introducido en 2015 por la compañía Barco NV, Barco Escape es un formato de video multipantalla que crea una visión panorámica de 270 grados. Utiliza el formato de sonido Auro 11.1 y un sistema de proyección múltiple.

Los cines con esta tecnología incluyen una pantalla al frente y dos laterales, luciéndose especialmente en la proyección de películas que fueron filmadas con este formato en mente, cambiando el foco de atención del público entre cada una de las pantallas y generando la sensación de profundidad.

Films recientes como The Maze Runner y Star Trek Beyond incluyen secuencias ideadas para su visualización en salas Barco Escape.


Actualmente hay unos 34 complejos que cuentan con esta tecnología en el mundo. Señalado por la revista The Hollywood Reporter como "el futuro del cine", se espera que esta cantidad aumente en los próximos años.

Para todos los sentidos

Pero el cine ya no es una actividad para la vista y el oído, sino que ahora busca seducir a todos los sentidos de la audiencia.

Una tendencia que ha crecido en los últimos años es la de los cines 4D, un sistema de proyección que busca la inmersión del público en el ambiente de la película, recreando en la sala las condiciones que se ven en la pantalla.

Agua, burbujas, niebla, viento, olores, luces externas a la pantalla y movimiento en los asientos son algunas de las sensaciones que el público puede experimentar. Las butacas de la sala están especialmente diseñadas para producir este tipo de estímulos.

cine 4d

undefined


Recientemente, el cine 4D tuvo su debut en Uruguay. De la mano de la compañía argentina Lumma, la cadena de cines Movie inauguró una sala con esta tecnología en su complejo del Portones Shopping.
Lumma es la firma responsable de la tecnología 4D E-Motion, que busca ofrecer una experiencia de alto impacto sensorial.

Se trata de la primera empresa latinoamericana en desarrollar íntegramente un sistema 4D, desde el diseño y la ingeniería hasta la sincronización de las películas que exhibe en Los Ángeles con los principales estudios de Hollywood. La sala en Portones Shopping es la primera que la firma equipa fuera de su país de origen.



Realidad virtual: ¿el cine del futuro?

Con las herramientas tecnológicas y dispositivos actuales, se multiplican las posibilidades de exhibir una película de una forma atractiva. En este sentido, otro invento que podría cambiar el negocio cinematográfico es la realidad virtual.

Debido a los altos costos de los visores y al escaso contenido de calidad, esta tecnología aún no se ha convertido en accesible para las masas y su uso ha sido limitado. Sin embargo, la realidad virtual ha encontrado en el cine un terreno de experimentación.

Desarrollada por la empresa californiana Positron, Voyager es una silla con forma de cápsula de movimiento completo que busca mejorar la experiencia de realidad virtual. El plan a futuro de la firma es crear salas de cine de realidad virtual completas equipadas con estos asientos, donde todos los espectadores vean una misma película en sus visores de forma sincronizada.

Positron Voyager

undefined


Positron está trabajando con productores de realidad virtual independientes, así como grandes estudios, para desarrollar contenido que se sincronice con Voyager.

Aunque esta tecnología aún no ha dado el paso para convertirse en una opción de visionado de películas completas, algunos estudios han creado videos en ella para promocionar sus películas. Sin ir más lejos, este año Universal Pictures instaló salas temporales con visores donde se podía ver una escena de 10 minutos de su nueva versión de La momia.



REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...