Mundo > CONGRESO

Después del no a la legalización, Argentina debatirá la despenalización del aborto

Se prevé incluir la discusión en la modificación del Código Penal

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2018 a las 05:00

El gobierno argentino descartó impulsar un referendum acerca de la legalización del aborto tras el fracaso parlamentario del proyecto de ley en el Congreso, informó este jueves el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

"No creemos que una consulta popular sea una opción. Se eligió el debate parlamentario", dijo Peña en la Casa Rosada al descartar seguir los pasos de Irlanda, donde en mayo se legalizó el aborto a través de este mecanismo.


El Senado rechazó en la madrugada de este jueves por 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones el proyecto aprobado por diputados para legalizar el aborto tras un acalorado debate que dividió trasversalmente a las fuerzas políticas y a la sociedad.

En busca de una alternativa

Tras el resultado, el diputado Daniel Lipovetzky de la coalición gobernante Cambiemos y fuerte impulsor de la ley, abogó por la convocatoria a un referendum.

Peña recordó que el próximo 21 de agosto el Poder Ejecutivo enviará al Congreso para su debate una reforma al Código Penal. Y es allí donde entra la posibilidad de volver a discutir el tema.

La despenalización cosecha más adhesiones que la legalización y existe amplio consenso parlamentario de introducirla en la reforma del Código.


Actualmente la ley castiga con prisión de hasta cuatro años a la mujer que se practica un aborto (ver apunte). La ley sólo lo permite en casos de violación o cuando está en peligro la vida de la mujer.

Según informó Clarín, de todas formas, la despenalización trae consigo una nueva polémica, ya que según el proyecto de reforma, por el momento quedaría a criterio de cada juez. Ahora, según el medio, se analiza quitar por completo la pena a las mujeres que se realicen un aborto.

Educación sexual

El presidente Mauricio Macri celebró por su parte "un debate parlamentario maduro" y anunció un plan para reforzar la educación sexual en las escuelas que es obligatoria por ley desde hace una década, aunque no se cumple.

"El debate va a continuar", dijo este jueves Macri a periodistas en la Casa de gobierno.
"La agenda nos compromete porque el problema está y tenemos que seguir trabajando para que todas esas chicas tengan la posibilidad de elegir y planificar su vida", afirmó el mandatario, que prometió reforzar la distribución de anticonceptivos.

El presidente, pese a que se pronunció "en favor de la vida", impulsó el debate parlamentario por la legalización del aborto que tuvo seis intentos fallidos durante el gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015). La expresidenta votó este jueves en favor de la ley.

Comentarios