Cargando...

Mundo > pueblos origiarios

Detuvieron en Chile al líder de la agrupación mapuche que reivindica los atentados incendiarios

Es uno de los grupos radicales que operan en el sur del país y busca expulsar por vía armada a empresas forestales de tierras ancestrales

Tiempo de lectura: -'

25 de agosto de 2022 a las 15:07

La Policía detuvo este miércoles a Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), una de las principales organizaciones radicales mapuches que se ha atribuido ataques incendiarios forestales en el sur de Chile, y que exigió la libertad de su máximo dirigente.

"La Fiscalía está en condiciones de confirmar la detención del líder de la CAM", dijo ante la prensa el fiscal regional de La Araucanía, Roberto Garrido.

La detención de Llaitul, explicó, se produjo como resultado de una investigación iniciada en 2020 por una querella interpuesta por el gobierno del derechista Sebastián Piñera, que invocó en su contra la ley de Seguridad Interior del Estado.

Durante la noche del miércoles, la Policía chilena reportó tres ataques incendiarios en una hacienda y una ruta de la región de La Araucanía (719 km al sur de Santiago) en los que fueron quemados dos tractores y tres camiones.

Los atacantes también levantaron barricadas y dejaron carteles demandando la liberación de Llaitul.

La región de La Araucanía es foco de un histórico conflicto entre el Estado chileno y los mapuches que exigen la devolución de tierras que consideran propias por derecho ancestral y que se encuentran en la actualidad en manos principalmente de empresas madereras.

"Al cabo de esta investigación (...) hemos logrado demostrar no solamente la existencia de los delitos, sino que la participación del imputado en ellos", agregó Garrido.

Los cargos para su detención son el robo de madera, usurpación y atentado contra la autoridad, indicó la Fiscalía.

Su detención generó un amplio despliegue policial para ser trasladado en helicóptero desde la localidad de Cañete, donde fue apresado, hasta la ciudad de Temuco en la región de La Araucanía, en el sur, donde este jueves la Fiscalía presentará cargos en su contra en una audiencia judicial.

"Nadie está por sobre la ley. Nuestros equipos jurídicos van a participar de la audiencia y vamos a solicitar las medidas cautelares según la constatación de los hechos delictivos que se puedan dar en esta instancia", dijo en Santiago la ministra del Interior Izkia Siches, ante la prensa, indicó la agencia AFP.

La CAM, por su parte, emitió un comunicado difundido por el medio mapuche Werken Noticias en el que califica la detención de su líder como "la materialización de la persecución política" contra su organización.

Reivindicó  el "proyecto político" de la agrupación, asegurando que "ha permeado en comunidades que hoy mantienen en jaque la presencia de la industria forestal principalmente".

Llaitul ha reconocido la recuperación de madera y ha hecho un llamado a la resistencia armada en el marco de las acciones que realizan para expulsar las empresas forestales del territorio que consideran suyo en las regiones del Biobío y La Araucanía.

También admitió en varias entrevistas de prensa la autoría por parte de miembros de la CAM de atentados incendiarios en el marco de las reivindicaciones históricas de tierras.

"¡Libertad a Héctor Llaitul Carrillanca!", concluyó el comunicado de la CAM.

También otros grupos indígenas se han atribuido ataques incendiarios a predios privados, empresas madereras, iglesias y escuelas, reivindicando la demanda mapuche.

El conflicto ha sometido a una tensión constante a la región de la Araucanía que llevó gobierno del izquierdista Gabriel Boric a desplegar desde el 16 de mayo a militares en el lugar para colaborar en tareas de resguardo a la Policía.

Los mapuches son una de las etnias originarias de los actuales territorios del sur de Chile y Argentina, que en suelo chileno representan algo menos del 10 por ciento de la población.

Uno de los puntos controversiales de la nueva Constitución nacional que se plebiscitará el 4 de septiembre es precisamente el derecho a consulta de las comunidades sobre la ocupación de territorios que reivindican como parte de su legado ancestral.

El texto busca encaminar por una vía del diálogo un conflicto largamente desatendido, aislando a los núcleos más radicalizados que reivindican la lucha armadas para obtener sus reivindicaciones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...