Cargando...
Jaime Borgiani

Economía y Empresas > entrevista a jaime borgiani

Director de Aduanas: “Hay más controles, pero la gente piensa que acá no se trabaja”

Jaime Borgiani dijo que el combate al narcotráfico es prioridad del organismo y que ahora los exportadores son más controlados que antes 

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2022 a las 05:02

El director nacional de Aduanas, Jaime Borgiani, asegura que desde su asunción al frente del organismo se realizan mayores controles en el comercio exterior y dijo que una licitación internacional para incorporar tres nuevos escáneres está en su etapa final. Añadió que cuatro equipos (el que ya está en el puerto de Montevideo y los que llegarán) es la cantidad ideal para funcionar. Consideró que en la anterior administración no había control documentario previo de las exportaciones y, por tanto, la mercadería que salía al exterior no era controlada, ya sea con el escáner o con revisión física. Sostuvo que la Aduana tiene como objetivo el combate del narcotráfico, aunque reconoció que no es tarea fácil. “Ellos (los narcotraficantes) nos estudian como nosotros los estudiamos a ellos”, sostuvo. A continuación, un resumen de la entrevista que El Observador le realizó a Borgiani.  

Hubo en los últimos tiempos incautaciones de drogas, con volúmenes importantes que se han detectado, ¿en qué situación está la Aduana actualmente a nivel de prevención?
Que hay un problema de narcotráfico lo hay en todos los países del mundo. La Aduana, a través de esta gestión, no solo cambió la visión que se tenía de comercio exterior, sino que se tomaron una serie de medidas de controles que permitieron varias incautaciones y que nos da una mayor certeza. Todo el mundo habla de que tenemos un problema. A veces la droga se carga en altamar. No es solo un problema de los puertos. Hay contaminaciones en altamar. La Aduana uruguaya tiene como prioridad el combate al narcotráfico. Ha cambiado su procedimiento de control en las exportaciones y en los tránsitos porque nos encontramos frente a un problema. Cuando asumí la dirección cualquier exportador sabía si iba a ser controlado antes de entrar al puerto de Montevideo. Pedía canal (que se otorga al presentar la documentación para una exportación) y sabía si iba a ser verde (sin ningún control a la mercadería) o rojo (el control más severo a la mercadería) y, entonces, podía saber si tenía controles o no. También se instrumentó  un equipo de control para específicamente analizar todos los movimientos que podrían tener afectación en contenedores que tuvieran que ver con el narcotráfico. Esos procedimientos exigen, por ejemplo, que el despachante de Aduana declare si estuvo o no en el llenado del contenedor hasta que se colocó el precinto. No teníamos la certeza de quién estaba mirando la carga. Todo ese tipo de cambio en el control nos permitió un reconocimiento en las incautaciones que se efectuaron y un mayor respeto de los narcotraficantes a los procedimientos. 

¿Se modificó lo de los canales?
 (Los exportadores) no saben el control hasta que no están en el puerto. No solo tenemos determinación de canal, sino que tenemos el escaneo de la carga y la apertura de contenedores. La gente se piensa que acá no trabajamos. No es si salió rojo o salió verde. Hay un equipo que analiza en base a la información que ahora exigimos sea de forma anticipada sobre el destino, la mercadería, el exportador, el transitario. Todo eso lo analizamos y determinamos ahí la medida de control. Esto requiere un trabajo de inteligencia que también desarrolló la Aduana.

¿Siguen habiendo verificaciones de mercadería en la fábrica de origen?
 La verificación se realiza una vez que está en el puerto si es que se determinó la apertura del contenedor. Se puede haber determinado que se escaneé la carga. No se verifica en planta porque después en el camino puede haber un montón de cosas. Por eso los controles se realizan en el puerto una vez que ya están adentro, que no saben si vamos a abrir los contenedores o los vamos a escanear. La Aduana determina si va a escáner o a apertura, dependiendo del resultado del análisis de toda la información previa.

Director de Aduanas

¿Cuál es el porcentaje de escaneo  y de apertura?
Estamos en un 20% entre escaneo y apertura. Cuando inicié la gestión el 100% era verde porque la exportación tenía que salir.

Obviamente que no se pueden controlar todos los contenedores, es un control aleatorio…
No es aleatorio. Nosotros determinamos la cantidad de contenedores a escanear o a aperturar, independientemente de los porcentajes. No hay nada aleatorio acá. Eso se debe entender. Hay un equipo de control que determina cuáles van a ser los procedimientos de control. Hay inteligencia previa, contacto con otras aduanas, información reservada que recibimos. Es imposible revisar todos los contenedores. Porque además no amerita, porque si hacemos un buen estudio no es necesario.

Lo más común ha sido la carga de droga en los barcos de soja. ¿En ese análisis de riesgo se toma en cuenta para definir la inspección?  
La incautación grande de cuatro toneladas requirió una inteligencia previa. Un seguimiento de alguna persona que estaba haciendo varias consultas de cuáles eran los nuevos controles en la Aduana. Y todo cambia. Primero la soja, mañana va a ser arroz, pasado puede ser otra cosa. Ellos nos estudian así como nosotros los estudiamos a ellos. Saben cuáles son nuestros procedimientos porque tienen gente trabajando para ellos. Estoy seguro que en soja no va a ir más, irá en otro cargamento.

Siempre está esa sospecha sobre la corrupción de los funcionarios. ¿Cómo está trabajando la Aduana? ¿Hubo sanciones a funcionarios por omisión de controles?
No en esta parte. Somos la unidad ejecutora del Ministerio de Economía con más destituciones por corrupción. En el último año nueve funcionarios fueron destituidos; no vinculados al narcotráfico. No pasa por la corrupción el tema del pasaje de droga.

¿Cómo está el escáner ubicado en el  puerto de Montevideo?
Este escáner tiene una antigüedad. La Aduana acaba de hacer un upgrade de más de US$ 200 mil con un montón de mejoras en calidad de imagen, la carga se puede discriminar con el color de las imágenes. Es transitorio mientras se está definiendo una adjudicación de una licitación pública de tres escáneres. Dos fijos y uno móvil, con un servicio 24x7, con el mantenimiento de esos equipos, con la construcción de un centro de verificación en el puerto de Montevideo, con un software de interpretación de imágenes. Está en la última etapa de adjudicación. Promocionamos la mejora del escáner y enseguida salieron a decir: “¿qué pasó con la compra de los escáneres?” No pasó nada. Hay que entender que es una licitación internacional, con un valor importante, con muchos interesados. A la brevedad va a estar adjudicada la licitación de tres escáneres.

¿Esa sería la cantidad ideal para trabajar, con cuatro escáneres?
Sí. Para el movimiento que nosotros tenemos, con esa cantidad de tres fijos y uno móvil que se puede desplazar por todo el país, en especial por Nueva Palmira, en base al estudio que nosotros hicimos, es acorde a las necesidades.

¿Desde cuándo la Aduana trabaja con uno solo?
 Tiene más de 10 años este escáner. En 2019 se llamó a una licitación para la compra de uno que resultó desierta. Y ahora estamos en la nueva de tres escáneres. 

¿Entonces la Aduana trabajó 10 años con menores controles de los necesarios?
No. 

Pero si son necesarios cuatro y hay uno solo…
El tema es que la cantidad de movimiento de mercadería es mayor. Los riesgos por narcotráfico aumentaron en este último tiempo. Teníamos el escáner y no se escaneaban las exportaciones. 

Director de Aduanas

Ya había una falla entonces.
Había una falla en los controles. Sí, lo ideal es tener cuatro escáneres. Ese es el ideal, pero todo lleva su tiempo, su análisis.

¿Cuál es la inversión prevista para los escáneres?
Hay distintas cotizaciones, pero ronda los US$ 3 millones al año durante 10 años. Es una especie de leasing. No solo es la compra, está el mantenimiento, la operación, la construcción del centro de verificación, un software de interpretación de imágenes. Es mucho más que comprar los escáneres.

¿Tiene que haber una calificación especial para los funcionarios para el manejo de otra tecnología?
Dentro de la licitación está la capacitación. Va a haber un centro específico de análisis de imagen y comunicación con los distintos equipos de revisión.

¿Cómo está trabajando la Aduana con los controles de mercadería que ingresa al país por la brecha cambiaria que hay con Argentina? Muchos productos de contrabando siguen apareciendo en las ferias vecinales. ¿Es muy difícil cortar o disminuir eso?
La Aduana tiene un régimen de tráfico vecinal en que se permiten cinco kilos por persona cada 15 días. Tenemos una declaración electrónica con Argentina y controles estrictos. ¿Qué hay ingreso ilegal de mercadería? Sí, por esto están las incautaciones. No podemos aplicar el cero kilo. Estamos trabajando para limitar algo que es una realidad, que las cosas acá salen tres veces más caras que en Argentina. Pero no tengamos doble discurso. Acá todos quieren combatir el contrabando, que la industria nacional florezca. Pero el fin de semana largo cruzan 100 mil personas a Argentina. Está todo bien; tiene que haber parte de consciencia también de la población. Si cada uno busca su individualidad de poder comprar un producto a la tercera parte, después no reclamemos que las cosas anden mejor. Estuve en Paysandú y me reuní con diputados de todos los partidos, con el intendente y con integrantes de la Junta Departamental. ¿Qué más puede hacer la Aduana? Contrabando hubo y habrá. Pero las incautaciones han mejorado y los controles en los puentes y en las fronteras se realizan. 

Un tema que destacan los exportadores y también la Cámara de Comercio dentro de los costos que tiene el país es que hay muchos trámites que se superponen, tasas que no se sabe bien a qué corresponde. ¿La Aduana, en su papel de facilitar y reducir el costo del comercio, en qué está trabajando específicamente sobre este aspecto?
Por ejemplo, eliminó el papel de las exportaciones, las importaciones y los tránsitos. Eso tenía un costo de más de US$ 150 para cada operación. El Documento Único Aduanero es totalmente digital. Las tasas las recaudamos, pero no tenemos incidencia en la fijación. Sí se ha bajado la tasa de control de importaciones que cobraba el Banco República, la tasa del LATU. Hay una reducción. Lo que ofrecemos al comercio exterior es una Aduana ágil. Un despacho se hace en el día, tanto en importación, exportación y tránsito. l

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...