Opinión > OPINIÓN

Dos bancos centrales en acción

Tiempo de lectura: -'

04 de octubre de 2019 a las 05:00

A mediados del mes pasado, la Reserva Federal (FED) y el Banco Central Europeo (BCE), los dos bancos centrales más importantes del mundo, decidieron varias medidas de política monetaria.

Como siempre, ellas habrán de tener incidencia sobre la evolución de la economía mundial. Pero en esta ocasión hubo una noticia adicional igualmente importante. Porque a diferencia del consenso que tradicionalmente ha respaldado a las decisiones de estas instituciones, ahora fueron expresados  desacuerdos de significación al interior de sus respectivos directorios.

El 12 del pasado mes de septiembre, el BCE anunció la baja de la tasa de interés que cobra a las instituciones financieras por recibir sus fondos inactivos desde el -0,4% al -0,5% anual. Fue la cuarta baja desde el año 2014, siempre en la búsqueda de impulsar los préstamos bancarios y estimular a la actividad productiva.

El BCE anunció además que espera que las tasas de interés continúen en sus niveles actuales o menores hasta que la perspectiva de inflación converja de forma consistente a un nivel cercano al 2% anual. Por lo tanto, una  próxima suba de la tasa de interés quedó aplazada en forma indefinida.

El BCE también decidió restablecer el programa de compra de deuda por  €20.000 millones mensuales a partir del próximo 1° de noviembre durante el tiempo que sea necesario. Esta adquisición de activos terminará “poco antes que comiencen a subir las tasas de interés”. Es una actualización del programa de “flexibilización cuantitativa” o “QE”, por la que el BCE adquirió € 2.600 millones en obligaciones públicas y privadas entre marzo del 2015 y diciembre del 2018.

Estas medidas fueron adoptadas en razón de la previsión de una “debilidad más prolongada” de la economía de la zona euro, al punto que la previsión de crecimiento para este año fue rebajada al 1.1 % y la del año que viene al 1.2 %. Por ello, el presidente Mario Draghi pidió además a los países de la zona, en particular a los que “tienen márgenes presupuestales”, que apliquen una política fiscal “eficaz y rápida”, en una alusión muy clara a Alemania.

Pero en esta ocasión, la decisión del BCE se adoptó con la oposición de los representantes nada menos que de Alemania, Francia, Holanda y Austria, que consideraron que la evolución de la economía de la zona euro aún era relativamente normal y sin peligro de deflación. Por ello, dos semanas después, la representante de Alemania presentó renuncia a su cargo en el directorio.

En adición, la posición discrepante insistió en la inconveniencia de las tasas negativas de interés, en tanto hacen que las inversiones financieras seguras dejen de ser atractivas e “inducen a asumir riesgos excesivos”. Además, ellas “penalizan a los ahorristas” y “arriesgan posibles burbujas”  inmobiliarias, de las acciones y de los valores públicos.

Finalmente, la oposición también expresó que con este nivel tan bajo de la tasa de interés, el BCE se está limitando en el uso de este instrumento ante un eventual proceso recesivo en el futuro. 

Al otro lado del Atlántico, una semana después, la FED rebajó por segunda vez consecutiva la tasa de interés, en esta ocasión en otro cuarto de punto, para fijarla en una banda de entre el 1,75% y el 2% anual. Como referencia, hay que recordar que apenas nueve meses atrás, en diciembre del año pasado, la FED había subido por última vez a la tasa de interés hasta el 2,5%.

En adición a esta rebaja, la FED intervino a lo largo de varios días en el mercado monetario para inyectar liquidez a través de la recompra de valores del Tesoro y otros activos, con el objetivo de enfriar un repunte repentino de la tasa de interés de los créditos a muy corto plazo. 

El principal argumento para defender la nueva baja de la tasa de interés fue que aunque la economía muestra más solidez que la esperada, hay que protegerla de la incertidumbre creada por la guerra comercial con China y la moderación del crecimiento de la economía mundial. El alza reciente del precio de la energía, tras el ataque al principal centro de producción de petróleo de Arabia Saudita, agregó una nueva duda sobre el futuro.

Pero al igual que lo que ocurrió en el BCE, esta decisión de la FED  fue adoptada en un marco de división entre sus miembros. Tres de los diez votos habilitados se pronunciaron en contra de la mayoría, puesto que dos se manifestaron a favor de mantener a la tasa y otro propuso un ajuste de medio punto.

A favor de la baja no sólo incidió la incertidumbre sobre el futuro. También influyó la decisión de la semana anterior del BCE y la presión pública de Donald Trump, que ya desde hace tiempo pide una baja agresiva de la tasa de interés y que en esta ocasión pidió llevarla hasta un nivel negativo, al estilo del viejo continente. De aquí que la decisión de baja de un cuarto de punto puede verse como un primer paso hacia un nuevo descenso antes de fin de año. 

En contraste, la posición de la minoría calificó de apresurada a la baja de la tasa de interés, teniendo en cuenta que por ahora la economía está creciendo a un ritmo relativamente aceptable, en torno al 2,2% anual, con una tasa de desempleo del 3.7 %, que es la menor del último medio siglo, y con una inflación cercana al objetivo oficial del 2% anual.

En resumen, tanto en la UE como en EEUU, en estos días han estado en conflicto la independencia de los bancos centrales frente al poder político, las distintas visiones sobre el futuro de la economía y la validez de determinados instrumentos de política monetaria.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...