Cargando...

Economía y Empresas > INVERSIONES

El fideicomiso es la herramienta transparente y segura que gana terreno en Uruguay

Se trata de uno de los instrumentos más utilizados para ejecutar obras de infraestructura de todo tipo

Tiempo de lectura: -'

01 de diciembre de 2022 a las 08:19

El desarrollo e inversión en proyectos de infraestructura requieren formas que brinden seguridad jurídica y es en ese terreno donde entra el fideicomiso, uno de los vehículos jurídicos que presenta mayores beneficios en Uruguay. Tanto en infraestructura para el agro como para el deporte, vivienda, vial o energía eólica, el fideicomiso cumple una función clave.

A casi 20 años de su regulación ha demostrado ser de gran utilidad como instrumento de administración de inversiones, canalización de inversiones públicas y privadas, constitución de garantías y como vehículo para la securitización. Sin dudas ha sido también pieza clave para dinamizar el mercado de capitales uruguayo.

A grandes rasgos, el fideicomiso consiste en que una o varias personas (fideicomitentes) transmitan la titularidad de ciertos bienes o derechos (propiedad fiduciaria) a un fiduciario, quien está obligado a disponer de ellos para la realización de ciertos objetivos prestablecidos, en beneficio de una o de varias personas (beneficiario) para que al cumplimiento del plazo o condición, se restituya la propiedad fiduciaria al fideicomitente o en su defecto se transmita al beneficiario.

En definitiva, se trata de un instrumento a través del cual los participantes, tanto de forma individual como conjunta, asignan algunos de los activos de su patrimonio a un fiduciario para su administración y gestión, inversión, ejecución de una obra, entre otras actividades.

Existen varias modalidades de fideicomisos, pero los más utilizados son el de administración, de garantía y financiero. El fideicomiso de administración puede ser utilizado para una amplia gama de negocios, ya sea para administrar determinado patrimonio, llevar a cabo la ejecución de una obra y/o invertir en activos y recibir los beneficios. En el fideicomiso en garantía se transfiere la propiedad fiduciaria a efectos de que el fiduciario la conserve como colateral de una obligación garantizada, posibilitando que éste proceda a enajenar la propiedad fiduciaria en caso de un incumplimiento de la obligación principal.

En el caso de los fideicomisos financieros, éstos otorgan a sus beneficiarios certificados de participación del patrimonio fiduciario, títulos representativos de deuda que se garantizan con los bienes integrantes del fideicomiso, o títulos mixtos (una parte títulos de deuda y otra certificados de participación). Asimismo, a efectos de cotizar los valores mediante oferta pública, el fideicomiso financiero se debe inscribir de forma previa como emisor en el Registro de Mercado de Valores del Banco Central del Uruguay. No obstante, también se puede optar por hacer oferta privada y en este caso no debe contar con dicha inscripción.

El fideicomiso es una estructura jurídica acorde a los requerimientos actuales en materia de inversiones en una amplia variedad de proyectos e industrias. La firma Bragard Abogados, fundada por Jean Jacques Bragard en 2011, se ha especializado en el asesoramiento, creación y estructuración de fideicomisos, con la experiencia transmitida por su fundador durante más de 28 años.

“Uno de los mejores ejemplos para ilustrar las ventajas del fideicomiso es el sector inmobiliario. En la estructuración de los emprendimientos inmobiliarios era frecuente utilizar la sociedad anónima como vehículo legal. La sociedad anónima evidentemente no logra satisfacer todas las inquietudes ni atender la diversidad de intereses, y menos superar limitaciones que la normativa le impone. A veces vemos acuerdos societarios que regulan soluciones poco ortodoxas, no confiables y de difícil o cuestionable ejecutabilidad desde el punto de vista legal. Sin embargo, ha quedado demostrado que el fideicomiso logra mejores resultados. Cuando el interés de los participantes del negocio es canalizar en forma colectiva sus inversiones y aportes con personas que a su vez persiguen diferentes intereses, objetivos y riesgos, el fideicomiso constituye un instrumento más apropiado”, señaló Bragard.

En este sentido, desde la firma se destacan algunas bondades del fideicomiso, como la transparencia en la administración de los recursos que se reciben al contar con la participación de un tercero ajeno al negocio. Es un “traje a medida”, a diferencia de la sociedad anónima, que tiene rigideces propias de su marco normativo. Permite valuar el tipo de aporte o regular la forma de salida de inversores con mayor flexibilidad. Por otra parte, otorga seguridad jurídica, ya que los riesgos se encuentran asociados exclusivamente al éxito de la inversión realizada.

Por otro lado, también se destacan su flexibilidad y versatilidad, ya que brinda la posibilidad de armar una estructura a la medida del desarrollo, incorporando a los distintos agentes intervinientes y los diferentes contratos que hacen al negocio, permitiendo prever contingencias.

Además, limita el conflicto de intereses, creando un patrimonio autónomo e independiente al de los sujetos intervinientes. Esto asegura que los bienes fideicomitidos no puedan ser perseguidos por acreedores ajenos al negocio del fideicomiso, y garantiza que los aportes realizados solo sean utilizados para los fines establecidos.

“La estructura del fideicomiso impone al fiduciario desarrollar sus cometidos y cumplir las obligaciones impuestas por la ley y el negocio, con prudencia y diligencia, actuando sobre la base de la confianza depositada en él”, destacó el socio fundador de Bragard Abogados.

Casos de éxito

Como se comentó, el vehículo resulta atractivo para una amplia variedad de industrias y sectores. Por ejemplo, en el caso del emprendimiento agrario denominado “Fideicomiso Financiero Tierras Irrigadas”, la firma Bragard Abogados actuó como coorganizador y asesor legal de los dos fideicomisos financieros que salieron a la bolsa en 2016 y 2018 respectivamente. En total dichos fideicomisos fueron autorizados para emitir valores por hasta USD 200.000.000 y su propósito es adquirir predios rurales productivos en los que se invierte en infraestructura de riego para producción agrícola generando rentas a través de contratos de aparcería.

Asimismo, el fideicomiso financiero es un vehículo muy utilizado para proyectos de desarrollo inmobiliario, ya sea para la construcción o para la administración en regímenes de sale & lease back, tanto de inmuebles destinados para casa habitación como para inmuebles de giro industrial y/o logístico. Como caso de éxito, puede nombrarse el fideicomiso financiero Platinum (2021) por títulos mixtos por hasta USD 165.000.000, en el cual la firma Bragard Abogados asesoró al mayor inversor del mismo, un fondo institucional.

En otro orden, la figura del fideicomiso también ha sido satisfactoriamente utilizada por el Estado para su función de desarrollo de vivienda. Como ejemplo de ello se puede citar el reciente programa “Entre Todos, Sueños en Obra”, lanzado por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, que plantea como brazo de inversión de dicha cartera, el fideicomiso de inversión para la construcción, refacción, reciclaje, ampliación y terminación de más de 4.500 viviendas. Este instrumento, que contó con la asesoría legal del abogado Jean Jacques Bragard, permitirá al Estado coinvertir con promotores privados en la construcción de viviendas.

Completando esta breve reseña, el fideicomiso también ha sido utilizado para la ejecución de obras de infraestructura en la industria deportiva. En este sentido, puede citarse el caso de éxito del Fideicomiso de Administración Club Social, vehículo utilizado para la remodelación de las instalaciones del Club Nacional de Football bajo el asesoramiento legal de Bragard.

El fideicomiso ha ido sustituyendo a las estructuras jurídicas utilizadas con anterioridad para la administración de patrimonios y la canalización de inversiones públicas y privadas colectivas, así como en la constitución de garantías, e incluso es utilizado para la solución de crisis empresariales.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...