Ciencia > MEDIO AMBIENTE

El iceberg gigante que se desprendió de la Antártida ahora se mueve libremente y se prevé una colisión

La roca de hielo se mueve a gran velocidad hacia el norte

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2018 a las 11:06

El año pasado la barrera de hielo Larsen C en la Antártida colapsó y liberó el iceberg más grande de la historia. Y ahora el iceberg comenzó a desviarse a gran velocidad. Esto se pudo ver a través de imágenes satelitales ajustadas para la temperatura del brillo, las que muestran un borde del iceberg gigante que se balancea hacia el norte.

El movimiento de la roca de hielo comenzó en julio de este año, pero ganó gran velocidad con el paso de los meses. Según Mark Brandon, de la Open University en el Reino Unido, entre el 7 y el 12 de julio de 2018 las condiciones climáticas y las corrientes oceánicas conspiraron para balancear el trillón de toneladas del iceberg gigante en sentido antihorario, explicó en su blog. Durante julio y agosto giró un poco más de 90 grados.

Lo que no se sabe con seguridad es hacia dónde se dirige el iceberg. Según las imágenes se puedo observar que la roca de hielo se dirige hacia el norte y a un ritmo rápido de rotación. Brandon consideró que, si sigue así, el iceberg se moverá a una gran extensión de agua abierta al oeste de donde se encuentra.

La rapidez con que la masa de hielo consiguió impulsarse no se explica fácilmente. El investigador consideró que, si bien no hay una respuesta clara de lo que sucede, se  necesita de mucha energía para mover grandes toneladas de hielo. Una hipótesis podría ser que los procesos de fusión gradual ayudaron a "cambiar el iceberg desde donde estaba anclado en el lecho marino".

Por otra parte, para el glaciólogo Martin O’Leary, de la Universidad de Swansea en el Reino Unido, la velocidad podría ser resultado de los vientos o de las corrientes oceánicas. “O podría ser que el proceso de adelgazamiento natural (tanto de fusión como del flujo del hielo) haya levantado el fondo del iceberg del lecho marino”, señaló.

Brandon predijo que el iceberg, que es el quinto más grande de la Antártida en la historia registrada y que mide 5.800 kilómetros cuadrados, probablemente continuará girando alrededor de su borde occidental. "Si continúa girando al mismo ritmo, esto podría tomar tan poco como un mes o dos. Si vuelve a detenerse, no sabemos muy bien las profundidades del fondo marino en la región porque los barcos  nunca han estado allí; podría mantenerse por un año o más", dijo.

Lo cierto es que ahora esta roca de hielo es libre y continúa girando y moviéndose hacia el mar.

 

Comentarios