Opinión > COLUMNA/LUIS ROUX

El lado oscuro del universo

El descubrimiento de un agujero negro de masa intermedia muy cerca del centro de la galaxia ofrece nuevas pistas sobre la evolución de la materia y la energía

Tiempo de lectura: -'

31 de marzo de 2019 a las 05:00

Uno de los más fascinantes fenómenos del universo es el de los agujeros negros. Es sabido que la luz rebota en todo y por eso las cosas se ven. Pues resulta que la luz rebota en todo menos en los agujeros negros. Son los restos fríos de estrellas antiguas, tan densas que ninguna partícula, ni siquiera la luz, es capaz de escapar a su fuerza gravitatoria.


Representan la última fase en la evolución de estrellas enormes, que cuando alcanzan el estado final de sus vidas estallan en cataclismos conocidos como supernovas. La explosión dispersa la mayor parte de la estrella al vacío espacial pero queda una gran cantidad de restos fríos en los que no se produce la fusión. No hay una fuerza que se resista a la gravedad, por lo que la estrella empieza a replegarse sobre sí misma.


El astro se encoje hasta un volumen que tiende a cero, lo que significa que tiene una densidad cercana al infinito. Incluso la luz de la estrella es incapaz de escapar a su inmensa fuerza gravitatoria y queda atrapada en órbita.


La materia y energía que se acerquen a un agujero negro son atraídas a su radio de acción. Cuando alcanzan un punto sin retorno, se dice que han entrado en el horizonte de sucesos, un punto del que es imposible escapar.


Los agujeros negros conocidos hasta el momento tienen una masa unas cinco veces mayor a la del sol o, por el contrario, tienen una masa de millones de veces la del sol y son conocidos como agujeros negros supermasivos. El que fue detectado este año por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón, en una investigación dirigida por Shunya Tekekawa, es el primero descubierto de masa intermedia, unas 30 mil veces mayor que la del sol. Se ubica en la constelación de Sagitario, a 20 años luz (muy cerca) del agujero negro supermasivo que habita en el centro galáctico de la Vía Láctea, a 25 mil años luz de la Tierra.


Se cree que hay unos cien millones de agujeros negros en nuestra galaxia, que son muy difíciles de detectar, ya que no emiten luz. Los científicos japoneses usaron un telescopio denominado ALMA, que observa radiación electromagnética y está ubicado en el desierto de Atacama, Chile. Detectaron la presencia de una enorme nube girando alrededor de un objeto masivo invisible y llegaron a la conclusión de que se trataba de un agujero negro.


Los agujeros negros son de vital importancia para los cosmólogos, quienes se ocupan de investigar el comportamiento del universo desde sus orígenes y predecir su futuro. Una de las teorías más firmes sobre el inicio del universo es la del Big Bang, por la cual en un inicio toda la materia y la energía estaba concentrada en un punto y se produjo una gran explosión que la expandió. Es muy parecido a decir que todo era un gran super-recontramasivo agujero negro, que no pudo con su condición y reventó.


Entre las múltiples teorías sobre lo que sucederá, hay una corriente que dice que el universo volverá a concentrarse y otra vez a explotar. En cuanto a este que encontraron los japoneses, se cree que su destino es fusionarse con el gran agujero negro supermasivo del centro de la galaxia.

El problema con los agujeros negros es que se pueden detectar pero no estudiar su interior. Hasta hace unas pocas décadas se creía que toda la información que entraba en un agujero negro se perdía para siempre. El primero que se atrevió a refutar esa teoría fue el británico Stephen Hawking, en la década de 1970, quien descubrió que hay partículas que se escapan hasta de los agujeros negros.


Hoy existen temerarios que pretenden indagar las entrañas de los agujeros negros y hasta buscan túneles por donde escapar hacia otras realidades, curvar el espacio-tiempo de tal manera que ofrezca atajos hacia lo imposible. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...