Economía y Empresas > FUTURO

El proyecto educativo que busca impactar en el mercado laboral

Cognita Valley, ideado por Enrique Topolansky, Marina Melani y Federica Abella, apuesta a las nuevas metodologías de enseñanza  

Tiempo de lectura: -'

19 de febrero de 2020 a las 05:03

A pesar de los esfuerzos que están haciendo las universidades para acompañar los cambios en el mercado laboral uruguayo, el vertigo de las innovaciones actuales dificulta el adaptarse a todas las exigencias. Por eso muchos se preguntan cómo se le puede “dar una vuelta” a la educación terciaria, para actualizar el modelo. 

En esa búsqueda a Marina Melani, Federica Abella y Enrique Topolansky se les ocurrió una idea para “patear el tablero de la educación”, incorporando un paradigma actualizado. A través de la creación de Cognita Valley –y con el apoyo de la Universidad ORT, la Universidad de Montevideo, la Universidad Católica, la UTEC y la Udelar, además de ANDE- buscarán brindar técnicas educativas que preparen a los jóvenes para salir al campo laboral.  

Uno de los puntos de inflexión del emprendimiento es desarrollar “las habilidades blandas”, porque según Melani es un aspecto poco explorado por las universidades, pero determinante a la hora de trabajar. “La educación tiene que ser un complemento, un equilibrio para el alumno. La idea es que le sirva tanto para el corto como largo plazo”, sostuvo. 

“La relación del docente con el alumno es la misma desde hace años, pero nosotros queremos que las prácticas educativas disruptivas se globalicen, porque son un gran gancho para los jóvenes”, agregó Melani a Café y Negocios. Para que este tipo de práctica esté al alcance de todos, se abrirá una página web y, a través de membresías, se podrá acceder al modelo. “Esto va a generar un efecto contagio que terminará hackeando la educación”, sostuvo.  

En un principio, los emprendedores aspiran a que el proyecto se sostenga solo con membresías. Pero cuando esté más avanzado plantearán un modelo de negocio que genere mayores ganancias. 

Para Melani, este tema está “muy discutido” desde hace tiempo pero pocas personas se han animado a hacer algo. Y quienes lo han hecho, no tienen un lugar en donde compartir este tipo de prácticas o recibir una devolución por parte de los demás docentes y académicos.

“Nuestro aporte es empezar a hacer algo desde nuestro lugar. Al fin y al cabo, todos sabemos que si esto no cambia tendrá consecuencias negativas en un futuro”, opinó.

Actualmente, el proyecto está en etapas de desarrollo y ajustando detalles para lanzar la página web. Una de las primeras instancias, cuando el emprendimiento ya esté lanzado, será llevar adelante un evento que reúna a todas las universidades. “Esto intentará redefinir el concepto de congreso y no va a ser algo tan estructurado. Se llamarán CogniValley y será similar a las charlas Ted en cuanto que se hará en más de una ciudad”, explicó Melani. En este tipo de instancias, los docentes que participen estarán al tanto de las mejores y más efectivas prácticas educativas y podrán tener acceso en caso de querer implementarlas en el aula. 

Para la emprendedora, una de las novedades que más atrae es poder darle une cierta formalización a algunos modelos que pasan desapercibidos, pero que terminan funcionando dentro del aula. “A los profesores de hoy en día se les exige solo lo que está dentro del reglamento, pero cuando innovan no se les reconoce. A su vez ellos tampoco tienen una devolución formal de si eso funciona o no”, advirtió. Otro de los aspectos que se intentará fomentar es la horizontalidad. 

“Es común que en las instituciones se planteen lineamientos y estructuras que desde la práctica docente resultan desmotivantes. Eso no siempre motiva a los profesores y termina siendo una simple bajada de línea. Un profesor que no esté motivado, no es algo bueno para ninguna institución”, agregó. 

Alta receptividad

Los líderes del emprendimiento, explicó Melani, han tenido una muy buena receptividad del proyecto, sobre todo cuando se lo comentan a académicos extranjeros. “La mayoría quedan encantados, porque al día de hoy no tienen cómo compartir sus pequeños aportes que hacen en el aula”, contó Melani. 

Por eso, en el corto plazo, esperan lograr pasar las fronteras uruguayas y llegar a más países para poder instalar el emprendimiento. “Es una empresa que ya nació con miras de internacionalizarse, porque es evidente que estamos atacando una necesidad que no solo Uruguay tiene”, comentó al respecto Melani. 

Para esto, los emprendedores ya están entablando relaciones con universidades de Europa, Estados Unidos y Centro América que están interesadas en replicar el modelo. También estas instituciones quieren llevar adelante el mismo modelo de charlas que plantea Cognita Valley. 

“Muchos quieren hacer los CogniValley en cada uno de los países para que sus profesores tengan un punto de partida e intercambien conocimientos y pareceres”, subrayó Melani. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...