Cargando...
El cuarto panel del summit Innovación y Nuevos Negocios de El Observador Eventos

Economía y Empresas > Summit

Emprendimientos con ADN sostenible: cuatro jóvenes que apostaron por el triple impacto

El cuarto panel del summit Innovación y Nuevos Negocios de El Observador Eventos se refirió al emprendedurismo sostenible y al rol de la revolución digital

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2022 a las 12:00

El último panel del summit de Innovación y Nuevos Negocios reunió a referentes en el área de emprendedurismo para exponer sobre el desarrollo de negocios completamente sostenibles.

En el comienzo hizo uso de la palabra la gerente de innovación y emprendimientos de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), Ximena Camaño. Durante su participación contó a la audiencia que el año pasado la organización decidió abrir un espacio para emprendedores de triple impacto: “No sabíamos si se iba a presentar algún emprendedor, pero después de un año puedo decir que hubo demanda”, dijo. “No son los que más vienen, pero hay una tendencia que está cambiando”, añadió.

El resto del panel se conformó por cuatro emprendedores con negocios sustentables, que contaron sus experiencias.

Alejandro Esperanza | Vopero

Alejandro Esperanza es cofundador de la plataforma en línea de compra/venta de ropa de segunda mano, Vopero. La startup surgió con la misión de que la nueva generación de consumidores elija las prendas recirculadas, y según Esperanza: “Con operación se hizo viable, y con tecnología se hizo escalable”.

Consultado por la captación de inversores, el cofundador de la empresa dijo que como emprendedor cree en tener una base diversa de inversores: venture capital, instituciones y personas. Y así lo tuvo Vopero, porque señaló: “Está en la conciencia de los inversores el triple impacto”.

Vopero espera ser líder de moda sustentable en América Latina. Tanto es así que los representantes de la empresa esperan que se utilice el nombre (Vopero) como verbo: que alguien diga que va a "vopear" una prenda cuando no la usa más, y la va a vender. Según Esperanza, en facturación eso representaría ser una empresa unicornio.

Pía Garat | Eolo Pharma

Eolo Pharma es una startup que apuesta a solucionar las enfermedades del siglo XXI, a través del desarrollo de nuevos productos farmacéuticos. 

Un caso puntual de desarrollo de la empresa es un fármaco para combatir la obesidad: “Es diferente a los que hay en el mercado porque si bien usamos drogas que existen, las modificamos químicamente y así le conferimos nuevas características”, afirmó la CEO de la empresa, Pía Garat. 

Para comenzar a trabajar en este producto, la empresa adquirió un capital semilla de US$ 700 mil. Pero no fue suficiente por lo que más tarde levantó una ronda de inversión de US$ 3 millones que alcanzó para hacer pruebas en animales, y luego seguir creando moléculas. Este año, Eolo Pharma consiguió otra ronda de inversión también por US$ 3 millones que va a permitir hacer pruebas en humanos, para lo que esperan tener la aprobación en noviembre. Apuntan a hacer el testeo, y después sublicenciar el producto a otra empresa. En este sentido, Garat sostuvo: “Estamos recibiendo propuestas”. 

La CEO de la empresa concluyó diciendo que espera que el fármaco este pronto para venderse en el mercado en por lo menos siete años.

Josefina Correa |  Xeptiva Therapeutics

Josefina Correa cofundó Xeptiva Therapeutics, una empresa de investigación y desarrollo de vacunas para el mercado veterinario que se focaliza en enfermedades de inflamación neurogénica.

En el summit, Correa contó que la empresa trabaja con el sector veterinario porque tiene determinadas ventajas: “Cuando se habla de biotecnología se piensa en la terapia humana, que requiere determinada inversión y demora determinado tiempo para llegar al mercado. La clínica veterinaria demanda un monto de inversión inicial menor, y una demora para el ingreso al mercado también menor”. No obstante, dijo que la ciencia —en cualquier especialidad—, requiere mucho capital de riesgo.

En este sentido, la cofundadora de la empresa mencionó la importancia de empezar a ver a la ciencia como un sector productivo. Según Correa, Uruguay ha avanzado mucho pero aún puede seguir creciendo. Para eso necesita capital humano, financiación e infraestructura. 

Tomás Giovanetti | TGA

TGA surgió en 2015, como una empresa especializada en la aplicación del gaming en otras empresas. La propuesta es llevar los videojuegos a procesos empresariales que involucran a las personas, como puede ser el reclutamiento: “Lo utilizamos para comunicar distintos contenidos, pero a través de algo que a todos nos gusta hacer: jugar y divertirnos”, expiró el fundador de TGA, Tomás Giovanetti.

Por ser una propuesta disruptiva para la tradición empresarial, la recepción —según Giovanetti— fue compleja: “Cada vez que me acercaba a una organización con la idea de utilizar el juego como puente de comunicación para transmitir conceptos, los directores me miraban como `ah, gaming´”, dijo en el summit. Sin embargo, destacó que la pandemia marcó un antes y un después en cómo el cliente recibe esta solución porque ahora la abraza, al entenderla como innovadora.

TGA actualmente opera en siete países, y tiene un equipo de aproximadamente 100 personas.

El evento fue moderado por la periodista Carina Novarese y contó con el respaldo de Latin Securities, Hey Now, ANII, Itaú, Andersen y Coca-Cola Uruguay.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...