Economía y Empresas > Informe sobre Uruguay

FMI considera prioritarias reforma en Uruguay de seguridad social y empresas públicas

El organismo destacó la diferenciación de Uruguay en el manejo de su política macroeconómica en relación a sus vecinos 

Tiempo de lectura: -'

19 de febrero de 2019 a las 17:25

El Fondo Monetario Internacional (FMI) divulgó este martes una actualización de la misión de Consulta del Artículo IV donde destacó fortalezas de la economía uruguaya “en un entorno externo en deterioro. Uruguay se ha diferenciado exitosamente de sus vecinos, gracias al progreso en la diversificación del mercado de exportación, y una gestión prudente y coordinada de activos y pasivos del sector público”. 

Sin embargo, el informe advierte que la inversión privada se mantuvo lenta durante 2018 y que el mercado laboral se muestra “débil”. También se consideró prioritario seguir avanzando en “reformas del sistema de pensiones y de las empresas estatales”.

“Los costos de endeudamiento del sector público se han mantenido bajos a pesar de las presiones de depreciación significativas y, aunque el crecimiento se ha desacelerado, a un 2,1%  estimado, por lo que sigue siendo positivo”, se señaló.

En relación al déficit fiscal, se sostiene que la reducción se ha estancado y el tiempo “para alcanzar la meta del 2,5% del PIB se ha extendido hasta 2020”, aunque aclara que la meta trazada para ese año es de “difícil” concreción.

El organismo actualizó a diciembre de 2018 la misión de la Consulta del Artículo IV que anualmente realiza sobre la coyuntura económica del país y divulgó sus principales consideraciones. En esta oportunidad el organismo había recortado sus previsiones de crecimiento para la economía uruguaya. En ese sentido, estimó que el crecimiento del PIB se modere a 2,1% en 2018 y a 1,9% este año. 

El FMI recomienda al gobierno uruguayo que aplique medidas fiscales adicionales para lograr el objetivo trazado del déficit fiscal, aunque reconoce que el aplazamiento de las metas es apropiado dado la coyuntura actual.   

"Las políticas macroeconómicas prudentes y las instituciones sólidas han mejorado la capacidad de Uruguay para resistir los choques regionales, y los planes para la construcción de una gran planta de celulosa, un sistema ferroviario asociado y otros proyectos de infraestructura son un gran riesgo al alza. A mediano plazo, la baja inversión y la disminución del empleo, si no se revierten, podrían reducir el crecimiento potencial", alerta el informe del FMI.

El reporte destacó que la sostenibilidad fiscal podría beneficiarse de un marco fiscal de mediano plazo que se enfoque en el sector público no financiero y esté respaldado por una regla fiscal apropiada. Además se alentó a las autoridades a introducir medidas para poner la deuda pública en una trayectoria descendente. También recomendaron que los esfuerzos de ajuste debieran centrarse en reducir el gasto corriente y mejorar su eficiencia para aumentar el gasto de capital.

Por otro lado, el FMI mencionó algunos riesgos que pueden ser negativos para el país. Se señala que dado el entorno externo más difícil y los grandes proyectos de infraestructura, “un abrupto endurecimiento en las condiciones financieras globales, causado por un fuerte aumento de las primas internacionales de riesgo (diferencia con tasa de bonos del tesoro) junto a un mayor fortalecimiento del dólar, podrían tener repercusiones negativas para Uruguay. Además, se advierte que una mayor desaceleración en los socios comerciales podría afectar las perspectivas de crecimiento.   

"Las políticas macroeconómicas prudentes combinadas con una sólida implementación de la reforma e instituciones de calidad han permitido a Uruguay mantener la estabilidad macroeconómica, mejorar los resultados sociales y diferenciarse en la región. Las prioridades políticas futuras deberían centrarse en mantener la resiliencia, mantener la deuda pública en un camino sostenible, mantener una baja inflación e implementar reformas estructurales para impulsar el potencial de crecimiento de la economía", planteó.

A su vez, se reconoció que a pesar de la agitación del mercado regional, el sector financiero se ha mantuvo resistente, lo que refleja los vínculos limitados con Argentina y la supervisión mejorada desde la crisis de 2002.

“Con las mejoras en la relación entre el capital regulatorio y los activos ponderados por riesgo y las ganancias bancarias, el sector bancario tiene cómodos colchones”, se concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...