Agro > TEMPORAL EN EL LITORAL NORTE

Frutas y verduras se encarecerán y serán de peor calidad por la granizada en Salto

La suba de precios no será generalizada y puede demorar en llegar al público

Tiempo de lectura: -'

12 de junio de 2018 a las 05:00

Los daños que el temporal de lluvia, viento y granizo provocó en predios de productores de hortalizas y frutas en Salto incidirán en un menor abasto al mercado, en cantidad y en calidad. La magnitud de los destrozos se viene evaluando y de ello dependerá que haya alzas de precios en rubros puntuales, entre ellos el morrón rojo, el tomate, la cebolla y frutas cítricas.

Este desastre climático es una mala noticia para la evolución de la inflación a corto plazo. En mayo, el IPC quedó por encima del techo del rango meta (7%) definido por las autoridades de gobierno. El Índice de Precios al Consumo (IPC) cerró en 7,1% el pasado mes, en parte como consecuencia de una suba del tipo de cambio de 9%, pero también por una mayor suba de los alimentos sin procesar. Ese último rubro pasó de subir a una tasa de 8% interanual en abril, a 10,6% en la última medición.

El ajuste de precios en la granja no debería suceder para la totalidad de los rubros, ni expresarse de inmediato. No obstante puede suceder que, por mera especulación, algunos actores de la cadena de comercialización decidan comenzar a ajustar los precios antes.

Fuentes oficiales y otras vinculadas a los granjeros explicaron a El Observador que es muy pronto para evaluar con precisión el área dañada, la magnitud del perjuicio y sus alcances, pero coincidieron en que la situación es muy preocupante.

Lea también: La fuerte suba del dólar en mayo dejó la inflación en su mayor nivel en más de un año

El fenómeno, inesperado, se concretó a la hora 6.40 de este lunes en una franja de unos 35 kilómetros paralela y próxima al río Uruguay, con daños no solo a nivel de explotaciones productivas a campo o en áreas protegidas, dado que también sucedieron en áreas urbanas.

Piedras de gran tamaño, en muchos casos similares a los de huevos de gallina, perforaron el nylon de los invernáculos y de los macro o micro túneles, dañando la infraestructura productiva y los cultivos de morrón, tomate, berenjenas, zapallitos y frutilla, básicamente.

Los daños fueron mayores en cultivos al aire libre, donde hubo predios con cítricos y cebolla muy afectados. En el caso de los cítricos, se teme que no se puedan cumplir con algunos compromisos de exportación.

La directora general de la Granja, Zulma Gabard, informó a El Observador que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) resolvió que tres técnicos de la zona sur viajen a Salto este martes para colaborar con los funcionarios del MGAP radicados en ese departamento, quienes iniciaron una evaluación de los daños.

Una dificultad adicional a la señalada es que este siniestro se suma al ocurrido en octubre del año pasado y sucedió cuando en muchos casos los seguros no han sido renovados. Si bien existen coberturas de seguros para los cultivos y los materiales, Gabard admitió que no es tan sencillo tenerlos siempre vigentes cuando los eventos adversos se repiten tan seguido.

Ítalo Tenca, delegado por los productores del norte ante la Junta Nacional de la Granja, adelantó que las pérdidas por destrozos en estructuras de nylon en las coberturas de las plantaciones representará $ 50.000 por cada 1.000 m2 a reinstalarse.

El perjuicio clave es la producción que por tener daño no alcanzará la calidad necesaria para llegar al mercado. La reducción en las producciones se irá evaluando día a día, porque hay fruta que quedó en las plantas pero con el paso de las horas puede caer y elevar las pérdidas.

Los técnicos, se estimaba en la tarde de este lunes, se encontrarán con situaciones muy dispares, con predios muy castigados y otros donde buena parte de la producción puede salvarse.

Alfredo Pérez, presidente del Mercado Modelo, consultado sobre el impacto que todo esto puede tener en el abasto y los precios admitió que no se disponía aún de información precisa del incidente y sus alcances.

Una zona clave para el abasto


34% del total del abasto anual de producción hortícola al Mercado Modelo procede del litoral norte, sobre todo de Salto y Bella Unión, pero eso se incrementa notoriamente al cierre del otoño y durante el invierno.

El precio del morrón bajó este lunes


$ 50 a $ 68 por kilo era el precio mayorista del morrón rojo este lunes, en el Mercado Modelo, cuando el análisis denominado Observatorio Granjero estableció que "la operativa comercial transcurrió en forma poco ágil, con menguada concurrencia de compradores", detectándose baja de precios en morrón rojo y verde, pero también en brócoli, lechuga mantecosa, perejil, ajíes catalanes, tomate de calidad superior y naranja.

Destrozos también en zonas urbanas

Daños de gran magnitud en caminería rural, vehículos y estructuras de viviendas son el resultado de la primera evaluación que realizaron técnicos y funcionarios de la Intendencia de Salto, señaló a El Observador Fabián Bochia, secretario general de la intendencia.

Explicó que, "por suerte porque pudo pasar lo peor", hay pocas personas heridas y todas en forma leve.

La granizada duró apenas cuatro minutos y a continuación el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales recibió decenas de denuncias por daños. Hubo caída de árboles, columnas y cartelería, con muchos comercios afectados y hasta una central de UTE en La Gaviota con daños importantes en el techo, solucionados a tiempo, evitando cortes en el suministro de energía eléctrica a toda la ciudad de Salto.

Julio Texeira, coordinador de campo del CECOED, dijo a El Observador que hoy se recibieron algo más de 100 llamados pidiendo asistencia tras los daños y que la evaluación completa estará a la hora 17 de este martes, hasta cuando habrá tiempo para trasladar denuncias.

En los casos de roturas en techos livianos debido al granizo, algunos ciudadanos fueron derivados a hogares de familiares, los que aceptaron dejar sus viviendas, y en otros casos se colocaron mallas de nylon de alta gama para evitar el ingreso de la lluvia, hasta que se proceda a reparar definitivamente el problema cambiando las chapas, lo que sucederá en los próximos días.

Los daños en la caminería rural son importantes, sobre todo en zonas que se habían reparado o estaban siendo reparadas, donde las constantes lluvias de los últimos días y este fenómeno tan intenso "generaron pérdidas tremendas".

En tanto, hubo muchos vehículos, incluso unidades de transporte de gran tamaño, con cristales parabrisas y laterales destruidos. Le sucedió a varias unidades de la empresa San Cono.

Comento, por ejemplo, que un ómnibus que transportaba funcionarios de la Comisión Técnico Mixta de la represa de Salto Grande quedó con varios vidrios rotos, pero afortunadamente sin personas lesionadas.

Comentarios