Nacional > Coronavirus

Gobierno prepara una batería de medidas para relanzar los motores de la economía

Ministros trabajan en conjunto pensando en el “día después”; estudian flexibilizar los plazos de la ley de inversiones; facilitar y abaratar los insumos para la industria

Tiempo de lectura: -'

04 de abril de 2020 a las 05:00

El coronavirus es un túnel oscuro cuya extensión nadie conoce. Se sabe que en el final hay luz, y que el camino está compuesto por una curva que sube para luego bajar. Uruguay, que fue de los últimos en entrar a recorrerlo, intenta aprender de los que van adelante, y transformar esa curva en una meseta estable.

Ese es el objetivo del gobierno liderado por Luis Lacalle Pou, y el desvelo de los técnicos que día a día diseñan el plan para enfrentar de la mejor forma posible la emergencia sanitaria.

Así lo transmitió a El Observador el infectólogo Jorge Facal, que integra el comité de gestión de crisis del gobierno. “Estamos corriendo en el día a día. En la etapa inicial, el desafío era aumentar la capacidad de diagnóstico, y ahora es el manejo de la situación hospitalaria: que estén los insumos médicos disponibles para cuando aumenten los casos”, dijo.

Entre los especialistas, la fecha que manejan como pico de contagios e internación está entre fines de abril y comienzos de mayo, aunque el monitoreo es diario.

En el gobierno intentan que Semana Santa no sea la semana malvada de la pandemia, y consideran que los próximos 15 días serán “claves” para definir el futuro.

Mientras miran hacia el camino oscuro, hay un grupo reducido de hombres y mujeres, entre los que está Lacalle Pou, que están pensando qué hacer cuando vuelva la luz. Se trata de los ministros Azucena Arbeleche (Economía), Omar Paganini (Industria) y Pablo Mieres (Trabajo), quienes junto al secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, entre otros, preparan una batería de medidas para volver a poner a andar los motores de la recuperación económica.

En conferencia de prensa, Lacalle Pou dijo el jueves que el objetivo era que la gente pudiera “recuperar su vida sin dañar la de los demás” y que para eso no se iban a amputar “ningún mecanismo”.

Según informaron a El Observador fuentes del gobierno, entre las medidas que estudian está modificar los plazos de las admisiones temporarias por excepción, una herramienta con la que las industrias reciben beneficios para acceder a materia prima más barata. Este tipo de medida está enfocada en facilitar y abaratar los insumos que permitan reactivar la industria a través de una flexibilización para que no queden en infracción y puedan continuar con la cadena productiva sin tener perjuicios económicos. Actualmente, este régimen tiene un plazo de 18 meses, y el objetivo es duplicarlo.

También analizan flexibilizar los plazos de la Ley de Inversiones (19.606) para acceder a los beneficios fiscales, poner en marcha seguros de paro especiales para sectores de la industria que aún no fueron alcanzados y modificar la normativa para permitir exportar a pequeñas y medianas empresas.

En el gobierno consideran fundamental que el sector productivo siga funcionando y celebran que países que son destino de las exportaciones (como China) estén empezando a importar.

La intención es que la reactivación sea de forma gradual, con protocolos sanitarios que eviten una nueva oleada. Entre los puntos que destacan, está que la construcción retomará su actividad el lunes 13 de abril, confirmaron a El Observador fuentes empresariales.

En su columna en Correo de los Viernes, el expresidente Julio María Sanguinetti señaló que el coronavirus impondrá algunas semanas de “fuerte restricción” pero que “ninguna sociedad soporta la cuarentena eterna”. “Ha sido sabio no excederse en la paralización económica. El daño ya es enorme pero hubiera sido peor con medidas más drásticas que impidieran totalmente la circulación de la gente”, consideró.

Para el senador y secretario general del Partido Colorado “hay mucha gente pasándola mal” y el Estado se ha “concentrado en los más pobres y está bien”, pero no se puede olvidar que en las “vastas clases medias del país que no poseen ingresos regulares y dependen de la actividad diaria. Su retorno a la normalidad dependerá de la recuperación general del país”.

Dos modelos

El grupo interdisciplinario de científicos del Instituto de Investigación Económica de Múnich entregó a la canciller alemana Angela Merkel un documento con la estrategia para reactivar la economía una vez que finalice la pandemia.

La estrategia prevé desmontar gradualmente las restricciones de movimiento, y sopesar los riesgos de forma escalonada. Por ejemplo, señala que debe darse prioridad a la normalización en las regiones con bajas tasas de infección y capacidad libre en el sistema sanitario, así como los sectores con bajo riesgo de infección como las fábricas altamente automatizadas y las áreas con personas menos vulnerables, como las escuelas y las universidades.

En tanto, en Argentina, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, aseguró que planifican “una salida gradual” al aislamiento obligatorio con el foco puesto en el “cuidado de los mayores”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...