Mundo > Naciones Unidas

Guterres advirtió sobre "gran fractura" mundial ante la mirada de Trump y Bolsonaro

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, alertó acerca de la “transición y disfunción en las relaciones de poder globales"

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2019 a las 05:04

Hay discursos para la galería que revientan los titulares,y discursos sosegados, casi aburridos, que pasan bajo la mesa. 

Vende más equiparar el socialismo, así sin matices ni apellidos, con pobreza, exclusión y crimen, que la advertencia de dos mundos separados, con sus propias leyes, que se acercan a una "gran fractura", como visualiza Antonio Manuel de Oliveira Guterres, el político, ingeniero físico y profesor portugués que ocupa la secretaría general de Naciones Unidas desde el primero de enero de 2017.

Lo urgente siempre pospone lo importante.

Guterres tenía 25 años en 1974 cuando la célebre Revolución de los Claveles, sin un tiro, desalojó del poder a la dictadura salazarista -por Antonio de Oliveira Salazar- que mandó en Portugal por casi medio siglo. Guterres se hizo entonces socialista, precisamente.

La Asamblea General de Naciones Unidas es el foro del mundo. De ese mundo que se rehizo de los estragos de la Segunda Guerra Mundial y decidió suplantar los cañones por las palabras. Desde entonces ha habido infinidad de conflictos bélicos por el mapamundi, y otros más que están en ciernes, pero se ha postergado, disuadido, la gran conflagración. Desahogos, si; hecatombe, aún no.

Antes de que los líderes mundiales se subieran a la tribuna, Guterres presentó su informe anual a la 74 sesión de la Asamblea General. 

“Temo la posibilidad de una gran fractura: un mundo dividido en dos, con las dos economías más grandes de la tierra creando dos mundos separados y compitiendo el uno con el otro, cada uno con su propia moneda, reglas comerciales y financieras, su propia infraestructura de internet y de inteligencia artificial, y sus propias estrategias geopolíticas y militares de suma cero”.

La gran fractura ¿vendría a sustituir 30 años después a la Guerra Fría? Otra vez el mundo bipolar. Guterres aboga por un mundo multipolar, con una economía que respete el derecho internacional y con fuertes instituciones multilaterales.

¿Cómo suena esa música en los oídos de Jair Bolsonaro, de Donald Trump, de Boris Jhonson, cortados por tijeras similares?

Falacias

El mandatario brasileño fue el primero de los gobernantes en hablar en la Asamblea General. Un privilegio que Brasil ejerce desde 1947 —la revista colombiana Semana explica aquí el origen de la  tradición—, y que Bolsonaro no desaprovechó, como corresponde a una figura que desconoce las tibiezas y prefiere los grandes focos. Así quemen.

"Me presento ante ustedes para presentarles un Brasil nuevo que se ha zafado del socialismo (...) Mi país estuvo al borde del socialismo lo cual nos llevó a la corrupción, a una recesión económica y a unos niveles de delincuencia elevados" (...) "Hemos dejado de contribuir a la dictadura cubana y de enviar US$ 300 millones anuales como se hacía" (...) "Venezuela que era un país democrático ahora padece la crueldad del socialismo. El socialismo está en Venezuela. Todo el mundo es pobre, no tienen libertad".

Sus afirmaciones rotundas fueron de la misma factura que otra que despachó minutos después cuando dijo que tenía que hablar de la Amazonia. Así dijo con la misma vehemencia, sin sombra de duda, que es una "falacia" decir que por ese bosque tropical maravilhoso que respira el mundo es "patrimonio de la humanidad".

Bolsonaro levanta la añeja consigna de que quien se meta en ese asunto está entrando en la esfera íntima de su país, en su soberanía. Nicolás Maduro, que no es santo de su devoción, pudiera firmar una declaración conjunta al efecto.

Donald Trump, a quien Bolsonaro le dejó la tarima ardiendo, ratificó en un titular el concepto que mueve a estos hombres poderosos: "el futuro es de los patriotas, no de los globalistas". ¿Contra quién dispara el mandatario? ¿Contra Greta Thunberg? ¿Contra Macron? 

Quizás contra quien advierta peligros en este mundo fracturado.

Guterres habla de conflictos que persisten, de terrorismo que se extiende y de una carrera armamentística que vuelve a coger velocidad. 

"Una sucesión de acciones unilaterales amenaza con torpedear una solución de dos estados entre Israel y Palestina. En Venezuela, cuatro millones de personas han huido del país, uno de los mayores desplazamientos del mundo”.

Y dijo que hay una "alarmante posibilidad" de que haya un conflicto en el Golfo Pérsico “cuyas consecuencias el mundo no puede permitirse”.

Patriotismo primero

La doctrina Trump se expuso ayer en Nueva York ante esa audiencia de la 74 asamblea de las Naciones Unidas.

  • "Me gustaría mandar un mensaje a los activistas de fronteras abiertas: sus políticas son malas y empoderan a organizaciones delictivas".
  • "Estamos colaborando con nuestros amigos en la región para defender la integridad de las fronteras y garantizar la prosperidad y la seguridad para nuestros pueblos (...) Mientras yo sea el presidente aplicaremos nuestras leyes y protegeremos nuestras fronteras"
  • "El dictador Maduro es una marioneta cubana que se esconde de su pueblo mientras Cuba se aprovecha de la riqueza petrolífera de Venezuela para proteger su régimen".
  • "El socialismo y el comunismo no tratan de la justicia ni la igualdad. El socialismo no quiere sacar a los pobres de su condición (...) América jamás será un país socialista".
  • "Todos los niños nacidos o no son un don sagrado de Dios y bajo ninguna circunstancia los EEUU van a permitir que entidades internacionales pisoteen nuestros derechos".
  • "La libertad solamente se puede salvaguardar y la soberanía solo se puede sostener cuando existe el patriotismo".

A Guterres le preocupa la "desigualdad" pese a la "universalidad" de los derechos humanos; advierte que la prosperidad es "absorbida por un pequeño puñado de élites" y propone, incluso, un cambio en el lenguaje.

"Lo que antes se llamaba ‘cambio climático’ es ya en realidad una ‘crisis climática’... y lo que antes se llamaba ‘calentamiento global’ se ha convertido más bien en ‘recalentamiento global' (…) debemos aprovechar el impulso (de la cumbre) y hacer mucho más”, argumentó.

Trump paso de puntillas por la cumbre. Bolsonaro ni eso.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...