Cargando...

Nacional > a 15 meses

IMAE de Salto: "La victoria de la regionalización de la medicina"

A 15 meses de la apertura del primer IMAE cardiológico fuera de Montevideo, estos son los resultados

Tiempo de lectura: -'

07 de enero de 2019 a las 05:00

La viejita estaba muerta cuando se abrieron las puertas del ascensor. “¡Estaba muerta!”, recuerda Sebastián Olaizola, tan incrédulo como aquella tarde de 2017. 

Cuando comenzó el ardor, ella creía que apenas sería un malestar en el pecho. Luego, minuto a minuto, segundo a segundo, el dolor fue creciendo. La mujer —85 años, oriunda de Mercedes, en el departamento de Soriano— consultó a su médico de referencia, quien, alarmado, ordenó que una ambulancia viniera de urgencia: estaba sufriendo un infarto y su corazón moría de manera acelerada. 

La ambulancia recorrió a una velocidad vertiginosa los 208 kilómetros de ruta que separan a Mercedes de Salto. Allí, los cardiólogos Sebastián Olaizola y Rodrigo Abreu la esperaban con el quirófano de la Sociedad Médica Quirúrgica de Salto a su disposición. 

Nadie anticipó el paro cardíaco que sufrió al llegar. No obstante, no solo pudieron reanimarla, sino que también le hicieron una angioplastia, y más adelante le colocaron un marcapasos, y ahora camina a sus anchas por las calles de Mercedes. 

“Si no fuese por el IMAE, estaría muerta”. Esta es una de las 776 anécdotas que Olaizola y Abreu vivieron desde el 17 de agosto de 2017, cuando en Salto se inauguró el primer Instituto de Medicina Altamente Especializada (IMAE) en cardiología fuera de Montevideo.

Antes de esta fecha, todo habitante del país que sufriera una complicación cardíaca y necesitara una intervención compleja de alto costo tenía que trasladarse a Montevideo, donde se concentran los otros seis centros especializados, cinco privados y uno público, en la zona del obelisco. 

En casi 15 meses de funcionamiento, el IMAE cardiológico de Salto recibió a 776 pacientes, la mayoría de ellos provenientes del litoral oeste. De Salto fueron asistidas 404 personas, 163 de Artigas y 105 de Paysandú. Desde Río Negro llegaron 71 pacientes, 29 desde Mercedes y uno desde Tacuarembó. Estos datos fueron aportados a El Observador por el director técnico del centro, el doctor Tomás Dieste. 

“La regionalización de la medicina —que ahora podamos ofrecer una asistencia cardíaca especializada con sencillez y rapidez— es un gran cambio, una gran victoria. Cuando una persona sufre un infarto, el tiempo es todo, porque minuto a minuto el corazón va muriendo. Siempre decimos que el músculo es irrecuperable después de las dos horas”, explicó a El Observador Olaizola, el cardiólogo salteño de 41 años que vive a cuadra y media de la Sociedad Médica Quirúrgica. 

Esta distancia es clave en la calidad de atención. En tan solo quince minutos, los dos hemodinamistas que trabajan en el IMAE, Olaizola y Abreu, pueden iniciar un procedimiento.

 “Si tenés un paciente muy grave en Paysandú, obviamente el traslado es mucho más rápido a Salto que a Montevideo. En tres minutos estoy en el hospital y los traslados en esta ciudad son de seis, siete cuadras. En cambio, si en Montevideo te comunican que alguien está sufriendo un infarto, incluso si es un paciente de un hospital de allá, la ambulancia demora dos horas. Es inconcebible”, explica Olaizola. 

Desde agosto de 2017, en el IMAE de Salto se hicieron 478 intervenciones de urgencia a personas con un síndrome coronario agudo y 141 procedimientos de emergencia por un infarto agudo de miocardio. A su vez, 157 pacientes estables pudieron coordinar una intervención. “Desde el punto de vista asistencial, el problema que se presentaba está resuelto”, aseguró el director técnico del centro, Tomás Dieste, a El Observador

Por su alto costo, estas operaciones son financiadas por el Fondo Nacional de Recursos (FNR), lo que asegura que afiliados tanto a prestadores públicos como a privados de salud puedan acceder. En los primeros 15 meses de funcionamiento, el 39% de los pacientes fueron de ASSE y el resto de la Federación de Prestadores Médicos del Interior (Fepremi).

Sin embargo, conseguir la habilitación del Ministerio de Salud Pública primero, y del FNR después, no fue una tarea sencilla. La puja inició en 1984, cuando médicos y vecinos del litoral oeste del país se agruparon para exigirle al Estado la descentralización de los servicios de salud especializados en cardiología. 

La doble aprobación fue posible gracias al convenio que la Sociedad Médica Quirúrgica de Salto firmó con el Sanatorio Americano, en Montevideo, donde está el IMAE con mayor número de intervenciones realizadas, según el FNR. El arreglo pautado fue que el centro de salud al norte funcionara como una extensión del capitalino, para hacer diagnósticos y angioplastias.

Algunos procedimientos requieren la experiencia de los médicos de Montevideo. Por eso, un equipo del Sanatorio Americano se traslada todas las semanas a Salto para las operaciones coordinadas, y para las que son de urgencia hay un helicóptero, aunque todavía no fue usado. 

La vida al norte

“¿Te animarías a ir a vivir a Salto con tu familia?”, le preguntó Dieste a Rodrigo Abreu meses antes de la apertura del IMAE. Entonces, el cardiólogo de 36 años, nacido en Paysandú, trabajaba en el Sanatorio Americano y esperaba su segundo hijo. Trasladarse a la otra punta del país fue un desafío pero, según cuenta, tanto él como su esposa se acostumbraron rápido a la nueva ciudad. 

El equipo se concretó con Olaizola, el cardiólogo que antes de recibirse como médico hacía angioplastias como si de un procedimiento rutinario se tratara. En el año 2000, cuando estaba en quinto año de facultad, el doctor Fausto Buitron le enseñó la técnica y pronto perdió la cuenta de las intervenciones hechas. 

Dieste asegura que tuvo “total exigencia” al seleccionar a los cardiólogos que atenderían en el IMAE de Salto. Tenían que ser profesionales con total disposición, dispuestos a dar todo de sí, y que a su vez quisieran “echar raíces” en el departamento, para crecer y ganar experiencia. 

Actualmente, Abreu y Olaizola hacen dos procedimientos diarios en promedio. Ese número a veces asciende a cuatro. Ellos perciben que las personas del litoral ven al IMAE como un logro regional y que “el salteño, en particular, está muy orgulloso y agradecido”, como dijo Abreu a El Observador

Las expectativas de la dirección fueron superadas por el IMAE de Salto, explicó Dieste: las estadísticas de mortalidad se asemejan a las de su homónimo en el Sanatorio Americano. Por esto, está en los planes de la Sociedad Médica Quirúrgica abrir una unidad especializada en cardiología, que permitirá ampliar aún más los servicios ofrecidos en esta área, más allá de los tratamientos de alto costo financiados por el FNR. Así lo explica Olaizola: "Ahora estamos en otra etapa el gran desafío es la enseñanza de la población". 
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...