Nacional > narcotráfico

Investigación sobre atentado a la Brigada Antidrogas apunta a delincuentes presos

El fiscal Diego Pérez logró que la Justicia imputara a cinco personas por delitos de narcotráfico, tráfico de armas y asociación para delinquir, pero todavía no encontró pruebas que los vincularan al ataque del 9 de mayo

Tiempo de lectura: -'

10 de julio de 2020 a las 05:00

La Justicia imputó este jueves a cinco delincuentes que estaban en la mira de los investigadores de la Dirección Nacional de Inteligencia por ser sospechosos de estar involucrados en el atentado contra la sede de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas.

Sin embargo, el fiscal del caso, Diego Pérez, todavía no encontró elementos firmes que vinculen a estas personas al ataque realizado el 9 de mayo, en el que tiraron una granada militar y destruyeron cinco vehículos.

Como en los operativos encontraron armas y droga, Pérez solicitó a la Justicia que los indagados fueron imputados de delitos de tráfico interno de armas, tráfico y comercio de armas, y asociación para delinquir. Tres de ellos fueron enviados a prisión preventiva durante 90 días, mientras que para los otros dos se dispuso arresto domiciliario.

Según contaron a El Observador fuentes del caso, la investigación apunta a delincuentes que operan desde la cárcel. De hecho, uno de los primeros indagados fue un recluso de la cárcel de Santiago Vázquez (exComcar), que el 29 de mayo fue conducido ante Pérez. Este hombre había sido imputado por narcotráfico el 17 de abril y que en el operativo policial que lo detuvo entonces había amenazado justamente con realizar un ataque al edificio de la Brigada Antidrogas.

El caso está presuntamente vinculado a la amenaza que recibió la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero el 10 de mayo, 24 horas después del atentado al edificio, porque los investigadores parten de la base de que los autores son los mismos, motivo por el cual Pérez se hizo cargo de ambas investigaciones.

En efecto, en el mensaje que recibió la fiscal, los delincuentes escribieron: "Hola, Mónica Ferrero ¿cómo le va? Espero que le vaya bien, pero de ahora en más le va a ir como usted decida... Estamos un poquito enojados como ve con la parte de narcóticos! Ya les dimos un pequeño susto para que vean que no les tenemos miedo".

Ese mensaje, que recibió Ferrero a través de WhatsApp, fue firmado con la sigla PCU, una inscripción que la policía encontró grabada en ladrillos de cocaína de las últimas grandes incautaciones. Por eso es que la policía sigue la pista de esas tres letras en la investigación de este atentado, por el que pueden haber más detenidos en los próximos días, se informó.

"Está todo dentro del mismo entorno. Es gente que está en prisión y relacionada a las grandes incautaciones de los últimos años. Ambos casos tienen relación, y creemos que el atentado está muy vinculado al PCU", dijo una fuente.

Las incautaciones de cocaína han aumentado en forma exponencial en los últimos años, sobre todo en 2019, año en que se registró una cifra récord. Las confiscaciones pasaron de 754 kilos en 2018 a 12.042 kilos o 12 toneladas el año que cierra. Ha sido un récord absoluto, que incluso había superado casi por cinco veces los 2.459 kilos incautados en 2009, el año más exitoso en la confiscación de esta droga hasta este año, según datos del Ministerio del Interior a los que accedió El Observador.

Consultado sobre cómo seguirá la indagatoria, Pérez dijo en rueda de prensa luego de la audiencia que primero analizará "toda la información que ha surgido" para intentar encontrar la "vinculación entre las personas formalizadas y la organización" detrás del atentado.

Con esta primera tanda de imputados, se cierra una "primera etapa de investigación", señalaron los informantes.

Cambio de rumbo

Con el paso de las semanas la investigación tomó un nuevo rumbo y, tras una serie de allanamientos realizados en los barrios Reus y Cerrito de la Victoria este miércoles, la policía detuvo a 15 personas, aunque con el correr de las horas diez de ellos fueron liberados por falta de pruebas.

En un principio, la investigación a cargo de la Dirección Nacional de Inteligencia había apuntado contra Los Ricarditos, una banda de narcotraficantes que dominan la zona del Cerro, pero esa hipótesis ha sido descartada, dijeron las fuentes consultadas.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...