Ministerio de diseño > moda

Itaú Mo Week

Esta semana, en el cambio de estación de Montevideo, se alinean dos eventos más que relevantes para la moda nacional: Lúmina , organizado por Punta Carretas Shopping, reseñado aquí y la Itaú Mo Week.

Tiempo de lectura: -'

30 de marzo de 2014 a las 00:00

Ambas en sus ediciones nro 8 si bien la primera es anual y la segunda dos eventos al año , versión otoño invierno y primavera verano. Más "week-end" que "week" pero condensa en un espacio y tres días a marcas locales, dos institutos de enseñanza (Strasser y Peter Hammers) y varios diseñadores independientes a quienes sirve de platafoma de exhibición al público nacional.
La sensación con que me voy de todos ellos cuando salgo es "ojalá puedan darse los factores para que toda esa creatividad, potenciales, y esfuerzos sean reconocidos por el público y apoyados desde el estado para instalarlos como una industria y darles los incentivos y palancas que se merecen para terminar de posicionarse en el mercado".
Que los prototipos dejen de serlo y pasen a producción masiva, que los artesanos puedan ser empresarios, que los consumidores tengan más opciones, que lo local valga más que lo de afuera...para variar. Que cuando se varía, los números puedan cerrar y no deban cerrar los locales a los pocos meses de haber abierto.
De hecho en los stands de venta con tarjeta de crédito las sumas que se gestionan son de varios millones en cada edición con lo que bien podría trasladarse a otras escalas o lugares.
Carina Martínez, la creadora, vio el nicho de eventos de este tipo , del otro lado, las generaciones que vienen egresando de las escuelas de diseño y al público que en ferias de navidad por ejemplo consume articulos de muchos creativos locales; trajo la idea del Baf week de Buenos Aires y voilá: ya van por la 8a edición, casi sin necesitar de marcas internacionales de refuerzo como antes.
Pero el plato fuerte y el motivo de mi ida casi exclusivo era uno: Natalia Silva. Natalia nos deslumbró cuando ganó hace algun tiempo un concurso de moda de la embajada de Francia con un traje inspirado en la Torre Eiffel que era una síntesis perfecta sin ser literal, pero elegante, alusivo pero minimalista. Toda una declaración a nuestros ojos de alguien que tenía un talento y lenguaje muy particular. La invitamos a hacer un post sobre su trabajo que cubrimos aquí. Y a veces nos olvidamos cuando vemos sus altas referencias (Iris Van Herpen) y sus logros que aún no egresó de su vida académica y ya logró varios premios y un reconocimiento singulares.
Natalia participaba del concurso de Moda del Instituto Strasser auspiciado por la empresa brother de máquinas de coser, donde se hacía hincapie en lo sustentable y todos los participantes trabajaban con desechos orgánicos o inorgánicos: chalas de maíz, descartes automotrices, vasos descartables, lonas publicitarias y hasta medias de mujer y hojas de árboles.
No sólo nada que envidiarle a Project Runway sino que los trabajos eran infinitamnete mas parejos en un nivel mucho más alto. Como dice Tim Gunn , el "Make it work!" ellos sí lo logran!
Natalia se llevó más que merecidamente y según el jurado también unánimemente el 1er premio. seguiremos desde ya la carrera de esta niña, a esta altura queremos verla en el Bryant Park, o poder acceder a una chaqueta de su autoría.
Empiezo por las fotos de ella y las del resto de los participantes, todos con interesantes miradas y factura de materiales imposibles pero con resultados impactantes!
Lo mejor de estos eventos es la energía y la renovación de panoramas de talentos que hay entre nosotros, y en gente que ni siquiera ha cumplido los 21..! delante y detrás de la pasarela, mucho trabajo, iniciativa y esfuerzos para dar otra dimensión a emprendimientos y talentos nacionales.
Es hora que el "Uruguay Natural" se reconvierta en "Uruguay rediseñado" o "Uruguay emprendedor" hacia el exterior y hacia nosotros mismos. El marketing no debería ir solo por las pasturas, el ganado sin aftosa, los lácteos ...hay todo un mundo dentro del país que no existe en la difusión actualmente y menos en incentivos a iniciar negocios o empresas: no son subsidios, no son regalos, pero sería hábil apoyar a quienes pueden definitivamente ser el motor de una economia, diversificación de opciones para turismo, y reconocimiento del país.

Comentarios