Nacional > CASO INTERNACIONAL

Justicia de Andorra habilitó a Betingo Sanguinetti a volver a Uruguay

Su causa sigue abierta pero se le permitió salir del país.

Tiempo de lectura: -'

01 de junio de 2018 a las 16:50

La Justicia de Andorra habilitó este viernes al exdirigente de Peñarol Andrés "Betingo" Sanguinetti a salir de ese país, según informó Subrayado y confirmó a El Observador su abogado Jorge Barrera. Sanguinetti había sido extraditado a ese principado en febrero de este año para declarar sobre su presunta participación en la trama de corrupción de Odebrecht.

A principios de abril Sanguinetti había declarado ante la Justicia y se le había otorgado la libertad provisional, lo que le permitía moverse sin restricciones por Andorra. Ahora se le permitió salir del país y por eso volverá en los próximos días a Uruguay, según su abogado. Sanguinetti, hermano del expresidente Julio María Sanguinetti, había sido procesado con prisión preventiva porque no tenía residencia en Andorra, y además para evitar que se pusiera en contacto con los demás indagados de la causa, lo que a criterio de la Justicia podía entorpecer la investigación.


La causa todavía sigue su curso y por eso para Barrera la prioridad es demostrar que su defendido es inocente.

"El objetivo es demostrar que Sanguinetti no vulneró la normativa antilavado que regía en Andorra (en el período por el cual es investigado) y que su accionar estaba supeditado a la jerarquías del departamento de cumplimiento y del departamento de lavado de activos, entre otras autoridades de la Banca Privada de Andorra (BPA), para la que trabajaba", explicó Barrera a principios de abril. En esta causa "lo que se está investigando no es una actividad particular de Sanguinetti sino la relación entre el banco y Odebrecht", agregó.

¿Por qué es investigado Betingo Sanguinetti?

Sanguinetti trabajó entre 2006 y 2015 en la firma Banca Privada de Andorra (BPA) que, según la denuncia del exabogado de Odebrecht, Rodrigo Durán, participó en el sistema de sobornos ideado por la compañía para conseguir obras públicas en buena parte de América Latina. Durán, quien colabora con la Justicia española, señaló a una decena de empleados de BPA.

La maniobra consistía en hacer que los implicados crearan sociedades para que se hicieran pagos a través de testaferros, informó el sitio Catalunya Press. Según declaró Durán, Sanguinetti trabajó para BPA hasta 2015 y "solo se comunicó con una aplicación de teléfono". Además, según la Justicia, el uruguayo fue beneficiario de pagos a través de una caja B de BPA que funcionaba a través de una sociedad panameña.

Comentarios