Nacional > Casavalle

Justicia determinó 120 días de prisión preventiva para hombre que disparó al niño

Según el abogado defensor, el acusado lloró y se mostró arrepentido, y la confesión parcial de los hechos puede ser un atenuante

Tiempo de lectura: -'

16 de marzo de 2018 a las 14:14

La Justicia dispuso 120 días de prisión preventiva para el joven acusado de haberle disparado a un niño de 12 años este miércoles en la puerta del complejo de Primaria en Casavalle. El fiscal de Homicidios, Juan Gómez, lo acusó de un delito de homicidio en grado de tentativa en calidad de autor y solicitó esa medida cautelar por riesgo de fuga, porque no se encontró el arma que se usó y por considerar que la evolución de Franco –internado en cuidados intensivos del Hospital Pereira Rossell– puede afectar la figura del delito por el que fue acusado.

Gómez había pedido 150 días de prisión, la defensa alegó que consideraba que 90 era el tiempo suficiente, y finalmente la jueza María Laura Sunhary determinó que fuera tres meses. La magistrada indicó en el dictamen de este viernes en la audiencia de formalización que la medida es pertinente para no obstaculizar la investigación, a la que todavía le faltan algunos elementos en los que Gómez debe seguir indagando.

Por ejemplo, todavía continúa prófugo el conductor de la moto desde la que el imputado disparó contra el niño. Y ese sujeto fue también el que le proporcionó el arma con la que disparó el imputado.

Lea también: Ser vecino de Los Chingas: "Tenemos que cerrar el pico, porque, si no, nos echan a la miércoles"

Asimismo, el fiscal mencionó en su fundamentación para pedir la formalización de la causa el enfrentamiento entre las bandas que se disputan el mercado de drogas en esa zona de Montevideo, Los Chingas y Los Camala. Entre los "varios homicidios" que ocurrieron en los enfrentamientos entre ambos grupos, dijo el fiscal durante la audiencia, se encuentra el de "Daniel Ross Sosa, ultimado de varios disparos el 19 de febrero de 2018, que se está investigando".

En rueda de prensa luego de la audiencia, Gómez aseguró este viernes que esa situación podría poner en peligro la vida del indagado.

Lea también: "De acá no me voy a mover"; la madre del niño baleado no pierde la esperanza y lo aguarda en el Pereira Rossell

El joven, de 19 años y desocupado, ya había confesado a la Fiscalía que él había sido el autor del disparo. Fue el miércoles a la hora 13 luego de un intercambio de palabras con una mujer de 38 años, integrante de Los Chingas, en la esquina de Gustavo Volpe y José Martiriné.

De acuerdo al relato del fiscal, los hombres le reprocharon a la mujer que era testigo de un "hecho ilícito" y que no debía abstenerse de prestar declaraciones. Ella les contestó que "eran unos cagones y que no se animarían a ingresar en su territorio". Ante ese insulto el imputado efectuó el disparo que terminó en el cuerpo de Franco.

El hombre que apretó el gatillo había sido detenido el jueves 15, cerca de las 10 de la mañana, en su casa de la calle Unidad Casavalle. Le había confesado el hecho a su pareja y, según su abogado defensor, Aaron Barboza, está "muy arrepentido" e incluso lloró. Además, señaló Barboza, la parcial confesión de lo sucedido a la Fiscalía puede ser un atenuante o un elemento a favor en la pena que se aplique al final del proceso.

Junto con este hombre había otro detenido que ya fue liberado. El responsable de disparar al pequeño también había solicitado este viernes ante la jueza Shunhary pedirle perdón a su madre por lo que hizo, pero finalmente no ocurrió.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...