La batalla legal por la "selfi del mono" termina con victoria para el ser humano

Se acordó que el 25% de los ingresos derivados del uso y venta de la imagen será destinado a acciones benéficas

Tiempo de lectura: -'

12 de septiembre de 2017 a las 10:02

El fotógrafo David Slater y la asociación Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) acordaron que el primero donará el 25% de los futuros ingresos derivados del uso y venta de la conocida "selfi del mono" a acciones benéficas para la protección del hábitat de los monos en Indonesia.

El retrato del animal alcanzó la fama mundial por la polémica surgida por los derechos de autor. El caso fue resuelto en 2016, cuando un juez dictaminó que el mono Naruto, que apretó el botón de la cámara, no podía ostentar la propiedad intelectual de la imagen, ya que la legislación estadounidense no contempla este tipo de derechos para los animales. De esta manera, Slater fue declarado autor legal de la fotografía.

Según publicó The Huffington Post, todo empezó cuando Wikipedia usó la foto del animal asegurando que no tenía derechos de autor, porque había sido el mono el creador de la imagen. En ese momento el fotógrafo presentó una demanda para reclamar sus derechos y pidió 20 mil libras (unos US$ 40 mil) por su uso.

Slater, original de Gales, afirmó que había invertido mucho esfuerzo en la foto, lo que era más que suficiente para reclamar los derechos de autor. Slater afirmó que tuvo que ganarse la confianza de los monos durante varios días antes de poder acercarse ellos lo suficiente para tomar la imagen, informó BBC.

De acuerdo con un comunicado firmado por todas las partes, PETA y Slater acordaron que este caso plantea "cuestiones importantes sobre la expansión de derechos legales para animales no humanos", un objetivo que "ambos apoyan".

Comentarios