La "maldición" de Guillermo del Toro con los videojuegos

Al ganador del Oscar como mejor director se le ha estado resistiendo esta industria

Tiempo de lectura: -'

11 de marzo de 2018 a las 05:00

Guillermo Del Toro es actualmente uno de los creadores más respetados a nivel mundial. Durante las últimas décadas, este director, escritor y productor mexicano ha dejado una huella importante en cine, televisión y hasta en la literatura. Recientemente, los Premios Oscar lo distinguieron como mejor director por La forma del agua, también elegida como mejor película. Sin embargo, hay un área en la que no ha logrado fraguar sus proyectos: los videojuegos. Es más, él insiste en que sufre una "maldición".

En 2010 se anunció que Del Toro se encontraba trabajando con el estudio Volition en un juego llamado inSANE. Este título de survival horror iba a ser la primera entrega de una trilogía. Ese año, solo se mostró un teaser de unos cuantos segundos. El desarrollo continuó por dos años, teniendo incluso una fecha de publicación para 2013. Pero el quiebre de la distribuidora obligó a la cancelación del juego en 2012.

Dos años después de la cancelación de inSANE, durante la conferencia de PlayStation en Gamescom fue anunciado un misterioso juego gratuito llamado P.T., un perturbador juego de survival horror en el que el protagonista se movía infinitamente por un pasillo en bucle. Se trataba de un demo de Silent Hills, la nueva entrega de la franquicia de Konami, dirigida por Hideo Kojima y Guillermo del Toro.

Para tristeza de millones de fans, el sueño solo se mantuvo con vida por menos de un año: en abril de 2015 Del Toro anunció que se retiraba de Silent Hills y posteriormente el juego fue cancelado. Estos cambios se debieron a la controversial ruptura entre Konami y Kojima.

Al final de 2015, se anunció el retorno de Kojima Productions y durante E3 2016 reveló su primer juego: Death Stranding, del cual no se sabe mucho, pero un trailer muestra a uno de los protagonistas modelado a partir de Guillermo Del Toro. Quizás como personaje, el cineasta pueda vencer la "maldición" que lo relega de la industria de los videojuegos.

Comentarios