Cargando...
La Unión Europea (UE) ha pospuesto una vez más la decisión sobre la imposición de un tope al precio del gas natural.

Mundo > Crisis energética

La propuesta de un tope al precio del gas fue calificada de “broma” por varios países europeos

Los desacuerdos en el seno de la Unión Europea sobre la política de imposición de un tope al precio del gas dilataron una vez más una decisión al respecto para contener el aumento exorbitante de las facturas energéticas

Tiempo de lectura: -'

27 de noviembre de 2022 a las 09:21

La Unión Europea (UE) ha pospuesto una vez más la decisión sobre la imposición de un tope al precio del gas natural después de una tensa reunión de ministros en la que no se hicieron avances significativos en el tema, que es clave para proteger a los ciudadanos y las empresas de la comunidad europea de las exorbitantes facturas energéticas.

Los ministros de energía reunidos en Bruselas criticaron ampliamente una propuesta de límite preparada por la Comisión Europea, y varios la criticaron como una "broma" porque los criterios previstos son tan altos que es posible que nunca se activen. Otros estados, escépticos sobre la introducción de dicho techo, advirtieron sobre un riesgo para la estabilidad del suministro.

Pero los 27 estados miembros acordaron en principio una plataforma conjunta de compra de gas para el próximo año y la aceleración de los permisos para las energías renovables, dos medidas mucho menos controvertidas, anunció el ministro de Energía checo, Jozef Sikela, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la Unión.

Sin embargo, la adopción formal de estas dos medidas tendría que esperar hasta que se resuelva la cuestión del tope de precios, en una nueva reunión programada tentativamente para el 13 de diciembre, les dijo a los periodistas el ministro Sikela.

España, Francia, Polonia y Grecia estuvieron entre los muchos que pronunciaron palabras duras sobre el plan de la Comisión el jueves.

“La propuesta del tope al precio del gas parece estar diseñada para no usarse nunca, lo que nos parece una broma de mal gusto", dijo la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, camino a la reunión.

Por su parte, la ministra de Energía de Francia, Agnes Pannier-Runacher, enfatizó que se necesitaba una "reforma estructural", mientras que la ministra de Medio Ambiente de Polonia, Anna Moskwa, dijo que la propuesta era "una especie de broma" que no satisfizo a ningún país.

Este martes, después de meses de trabajo de los estados miembros, el poder ejecutivo de la UE había propuesto un mecanismo que se activaría si el precio del índice Dutch TTF (el precio de referencia del precio del gas más común en la UE) superaba los € 275 euros por megavatio hora durante dos semanas consecutivas, entre otras condiciones.

Los críticos señalan que este criterio ni siquiera se cumplió durante el pico récord de agosto, cuando Rusia detuvo los suministros a través del oleoducto Nord Stream 1, una importante ruta de suministro que une Rusia con Alemania.

"El mercado no está funcionando", dijo el jueves el ministro de Energía griego, Konstantinos Skrekas, y agregó que un techo de € 150 a € 200 euros sería realista para reducir los precios del gas y la electricidad. Señaló que era un buen momento para probar el mecanismo antes del próximo invierno porque el almacenamiento de gas de la UE estaba lleno.

Alrededor de la mitad de los 27 estados miembros del bloque quieren un tope de precios, diciendo que la intervención es necesaria para proteger a los hogares y las empresas que enfrentan aumentos insostenibles en las facturas a raíz de la guerra en Ucrania.

Rusia, anteriormente el mayor proveedor de gas natural de Europa redujo drásticamente las entregas al bloque en respuesta a las sanciones que se impusieron a Moscú en apoyo de Kiev.

Otros miembros de la comunidad, liderados por Alemania y los Países Bajos, advierten que incluso un tope débil podría ahuyentar a los proveedores de gas de la UE o desalentar la necesaria reducción en el uso del combustible fósil dañino para el clima.

"Existe un gran riesgo de dañar la seguridad del suministro energético y también la estabilidad del mercado financiero", dijo el ministro holandés, Rob Jetten.

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, señaló que los funcionarios de la UE habían actuado de acuerdo con el mandato que les entregaron los estados miembros.

El precio del gas y la electricidad se ha disparado en gran parte de la Unión Europea en el último año. Según el Consejo Europeo, los precios del gas en el bloque subieron más de un 150% entre julio de 2021 y julio de 2022.

Los aumentos desmesurados de la energía configuran una carga enorme para la industria y los hogares privados y en varios países de la UE se espera una recesión en los próximos meses.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...