Cargando...
Sede de la ANII y Latu

Nacional > LUCES LARGAS

Entrevista de Daniel Castro a Flavio Caiafa: la transformación del Espacio Ciencia en un cowork para emprendimientos, empresas y laboratorios

El presidente de la ANII afirmó que unos $ 400 millones por año van a ser destinados al Uruguay Innovation Hub

Tiempo de lectura: -'

12 de enero de 2023 a las 12:24

Un “fondo de fondos” para startups en crecimiento, es uno de los principales objetivos del Uruguay Innovation Hub (UIH) que promoverá la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), tras “el mayor aumento presupuestal de su historia”. Ante la pregunta ¿qué rol cumple la ANII en el nuevo perfil de desarrollo que pretende Uruguay?, esta es parte de la respuesta que dan sus autoridades: el UIH. 

Un aspecto clave del Uruguay Innovation Hub es que “los instrumentos del mismo, en particular los de aceleración y el fondo de fondos, fueron diseñados para apalancar la inversión pública con la inversión privada. El Estado va a poner en los próximos tres años unos US$ 30 millones, que con los aportes de socios privados, podrán convertirse en más de US$ 100 millones en total de inversión”, dice Flavio Caiafa, presidente de ANII.

Y sobre la reiterada cifra del 0,5% del PBI destinado a la investigación,  considerada por actores de la comunidad científica como un ancla que impide navegar mejor en un océano de oportunidades,  desde la ANII entienden que este año será clave para “soltar amarras” con ese incremento del 70% de su presupuesto, unos $ 740 millones más. Hasta el 2022 el presupuesto total de la Agencia era de unos US$ 30,5 millones, y a partir del año que viene el presupuesto pasa a ser de US$ 48 millones al año.

Flavio Caiafa, presidente de ANII

De este monto, unos $ 400 millones se destinarán al Uruguay Innovation Hub, que aparece como la gran novedad en la nueva estructura, tomando el ejemplo del programa Yozma que creó Israel a principios de los 90. Para el caso de nuestro país, se incluirán  4 campos fundamentales, uno de los cuales implica la transformación del antiguo Espacio Ciencia en un área de cowork donde convivirán emprendimientos innovadores, empresas y laboratorios. Pero también se prevé un segundo campo destinado a las tecnologías digitales avanzadas y biotecnologías, que contará en este caso con una aceleradora de nivel internacional. 

Aquí, parte de la charla que Caiafa tuvo con El Observador

Encaran un 2023 con la expectativa del “gran salto”, luego de esta mejora presupuestal. ¿Cuál es el plan?
Déjeme empezar por algunos principios claves que rigen a la Agencia desde 2020 y luego pasar a 2022 y lo que viene en este 2023. Cuando asumimos, nos planteamos dos o tres objetivos muy claros, aunque en ese momento no teníamos incremento presupuestal grande, sino que fue de un 11% en pesos corrientes entre 2019 y 2020. Apuntamos entonces a tres cosas muy sencillas pero que son el fundamento de lo que viene después; una es lograr la sostenibilidad financiera, asegurándonos que podíamos financiar cada proyecto que aprobáramos . Eso nos llevó a un proceso importante de desarrollo de herramientas de gestión, que no es lo mas “sexi” pero es lo que permite construir otras cosas mucho más interesantes. Lo otro que reconocimos rápidamente fue que la clave del ecosistema de ciencia e innovación son los investigadores y los emprendedores, por lo cual uno de los principios fue que más allá de las restricciones presupuestales, apostar a los jóvenes investigadores. Para eso aumentamos las becas y los montos mensuales que reciben los becarios de posgrados, maestrías y doctorados, con ajustes que evitaran que esas dotaciones fueran “comidas” por la inflación…

Si le parece vamos a ese punto más adelante, pero antes quiero volver sobre el concepto de Agencia de Investigación e Innovación. ¿Cómo se amalgaman los dos propósitos?
A veces funcionan en forma disjunta, por lo cual entendemos que el objetivo estratégico más grande ha sido tratar de que esas dos áreas puedan articularse mejor, articular mejor entre los investigadores y el sector productivo. Porque el conocimiento que están generando los investigadores será más útil, si es aprovechado por el sector productivo. Y viceversa, o sea, que las empresas uruguayas que en general no son muy propensas a la innovación, puedan incorporar estos cambios. Que sumen tecnología y conocimiento científico para mejorar su productividad.

"En esta Rendición hubo tres focos importantes que fueron educación, ciencia, tecnología e innovación y seguridad. En este marco fue que la ANII recibió ese aumento presupuestal importante".

Cuando se investiga y se innova en la ANII, ¿el foco está en el territorio local o fundamentalmente en el mundo? Considerando lo que usted venía mencionando sobre las características de las empresas uruguayas y el tema de la escala ¿Internacionalizar es lo prioritario?
Dio en el clavo con lo de la internacionalización. Sabemos que el mercado interno que tenemos es pequeño, y más allá de que le pueda ir muy bien a una empresa en este mercado, no va a convertirse en una gran empresa a nivel global sólo dependiendo del mercado interno. Entonces uno de los objetivos ha sido apoyar la internacionalización, ya sea de los investigadores como de las empresas que hacen proyectos de innovación y las start up. De hecho, gran parte de los instrumentos apuestan a eso, y ANII observa con interés aquellas innovaciones o investigaciones que tengan un objetivo de crecimiento internacional.

Volvemos al dato de los becarios
Los becarios de maestría hoy reciben unos $25.000 por mes, y los estudiantes de doctorado unos $31.500 Esos dos montos vienen creciendo por inflación desde 2021, pero ahora en enero suben un 15% para las maestrías y un 35% los doctorados. Y la idea es que para finales del año 2024 estemos en $33.000 por mes para los becas de maestría y unos 51 mil pesos por mes para los estudiantes de doctorado. Y algo adicional que se acaba de aprobar en la reforma de la Seguridad Social, gracias a las gestiones del MEC, es que los estudiantes de posgrado sean incluidos en el régimen general de la Seguridad Social. Es decir que si un becario no está trabajando y no tiene cobertura de seguridad social, puede optar por quedar cubierto a través de este nuevo mecanismo, sin ninguna quita al monto mensual que recibe. 

Hay proyectos que, contando con una evaluación positiva, quedan al margen del financiamiento. Y eso ha llevado preocupación y hasta cierta desazón en actores de la comunidad científica. ¿Se toma nota de estas inquietudes? ¿Es posible ajustar ese aspecto?
Aquí hay dos consideraciones, una de corte teórico y otra más concreta. A todos nos gustaría tener mucho más presupuesto para la investigación, para la vivienda de emergencia, para la seguridad, para la educación, para las áreas del país que son críticas. Lo que está haciendo este gobierno es hacer una asignación de recursos priorizando las áreas principales. Hay que recordar que en la Rendición de Cuentas pasada fue la primera infancia, y en esta Rendición hubo tres focos importantes que fueron educación, ciencia, tecnología e innovación y seguridad. En este marco fue que la ANII recibió ese aumento presupuestal importante. En segundo lugar, hay que decir que efectivamente hay siempre más proyectos que los que se postulan; pero esto es como en el trabajo. Cuando uno va a una entrevista de trabajo, nadie te asegura que te van a dar ese trabajo. Uno postula y en base a sus méritos, educación y experiencia, obtiene ese trabajo. Esto es similar, es un sistema meritocrático que tiene sus fallas, pero que es la clave en la que se basan todos los instrumentos de la ANII. Aquí uno se postula, es evaluado por un comité de evaluación de gente idónea que no pertenece a la ANII, que no son empleados de ANII. Luego en cada área se hace un ranking de los proyectos y se financian los mejores. 

"Desde este año las ventanillas volverán a ser abiertas todo el año, por lo cual podrás postularte cuando quieras. Eso mejora la experiencia de las empresas y de las personas que se postulan, porque cada uno lo hace en el momento que le queda mejor. Y también pretendemos cambiar en instrumentos que tenían un llamado anual".

¿Existe la posibilidad de reenganche? ¿Algún proyecto puede volver a postularse?
Sí. En diciembre cerramos dos de los grandes llamados anuales de la Agencia. Uno es el de becas de posgrado nacionales con un récord allí, luego de un número en constante crecimiento. Y en algunas áreas se han apoyado el 100% de los proyectos catalogados como elegibles. Lo que sí es importante saber es que en el mundo, y en las instituciones de excelencia, no todos los que se postulan como candidatos a ser financiados, finalmente resultan financiados..

¿Pero hay reenganche? 
Sin dudas, siempre se pueden volver a postular.

¿Y ha pasado que han ganado luego de una primera postulación frustrada?
Exactamente. Eso me da pie a comentarte algo que es super importante sobre lo que hace ANII desde siempre; cuando uno se postula a cualquier proyecto, ya sea una beca de posgrado o de investigación, innovación o lo que sea, se te asigna un ejecutivo de cuentas, una persona de ANII, cuyo trabajo es asesorarte y ayudarte con la postulación. O sea que no es juzgarte, sino al revés, hacer todo lo posible para que avances

Un facilitador
Facilita la postulación para que tengas las mejores chances. Y muchas veces la recomendación pasa por decirle al postulante que todavía no está pronto para el proceso. Allí se le dice: si querés postulate, pero lo más seguro es que no pases. Y muchas veces la recomendación es que se modifique algún aspecto del proyecto, para que sume chances a la hora de la postulación. 

En cuanto al factor tiempo tan importante en estos temas, hay una necesidad que la marca la propia realidad, y es la de abreviar los procesos, alivianar lo burocrático ¿Cuánto se avanzó?
Ese es otro punto central. Tenemos procesos bastante ágiles de evaluación y, de hecho, en 2021 y 2022, en los proyectos de innovación, de emprendimientos y de algún otro, pusimos una restricción que implicaba no tener la ventanilla abierta todo el año, sino 4 o 5 fechas para postularse, para poder controlar la cantidad de proyectos aprobados

¿Y ahora seguirá así?
Con esta nueva realidad, desde este año las ventanillas volverán a ser abiertas todo el año, por lo cual podrás postularte cuando quieras. Eso mejora la experiencia de las empresas y de las personas que se postulan, porque cada uno lo hace en el momento que le queda mejor. Y también pretendemos cambiar en instrumentos que tenían un llamado anual. En lo que estamos un poco más limitados es en los proyectos de investigación, porque ahí la evaluación de esos proyectos no sólo lo hace un comité de evaluación sino que se hace una selección por pares. Eso es un proceso muy engorroso que genera tiempos largos. Ahora estamos innovando con un sistema de evaluadores que pretende ahorrar tiempos.

La gran apuesta es el Uruguay Innovation Hub. ¿Cuánto de ese sueño choca con las actuales circunstancias locales, con un sistema educativo pobre en muchos aspectos y un déficit de las empresas en relación con el capital humano calificado que hace falta y no se encuentra?
El tema educación es clave, sin dudas. La Rendición de Cuentas se centró, precisamente en esas dos áreas: educación y ciencia, tecnología e innovación. Yo creo que la transformación educativa apuesta a eso, a mejorar la educación pre universitaria en todas las áreas de la Educación Pública, y espero que tenga éxito. Es un trabajo difícil pero es uno de los grandes proyectos del país y del gobierno.

Con mucho sentido de la urgencia, si se quiere avanzar en este tipo de objetivos como los que plantea la Agencia
Claramente, con mayor educación vamos a tener más gente saliendo de la escuela y del liceo con vocación de investigación, con vocación de innovar, y más gente con vocación de emprender. Eso sin dudas le va a hacer muy bien al país. De hecho, en este año 2023 otro de los cambios que hicimos para muchos instrumentos, es definir algunos focos. Mas allá del Pencti (Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e. Innovación) que está en un proceso de evaluación, desde el Poder Ejecutivo, el Legislativo y la Agencia se plantearon tres focos más uno que son los siguientes: tecnologías digitales avanzadas -que es un área donde el país tiene muchas fortalezas-, deep Tech en inglés, biotecnología que es otra área donde el país tiene enormes fortalezas a nivel científico y todavía no las ha explotado a nivel empresarial, y tecnologías verdes por obvias razones, para seguir con la segunda ola de energías renovables, el hidrógeno verde, los temas de cambio climático y los temas de economía circular. Y el cuarto punto es la educación. 

¿Qué esperan del Uruguay Innovation Hub?
El aumento presupuestal es de unos $ 742 millones por año. De esos, unos $ 400 millones de pesos por año van a ser destinados al Uruguay Innovation Hub que incluye 4 componentes fundamentales; uno es un campo de innovación donde era el antiguo Espacio Ciencia, convertido ahora en un espacio de cowork donde convivan emprendimientos, empresas, laboratorios, etcétera. El segundo es un programa de aceleración enfocado en dos de estas áreas mencionadas: tecnologías digitales avanzadas y biotecnología. Allí la idea es traer una aceleradora de nivel internacional y una company builder para el área de biotecnología. Y el componente más grande en términos monetarios del UIH es un fondo de fondos, que lo adaptamos del Yosma de Israel y que hace lo siguiente: toma fondos públicos, los combina con inversores de riesgo o Venture Capitalists internacionales con experiencia  en estos procesos, y fondos de otras fuentes que pueden ser organismos multilaterales o inversores locales.

Con esas tres o cuatro fuentes, por ejemplo, se crea un gran fondo. ¿Cómo se administra o funciona luego?
El objetivo de los fondos es invertir en start ups que estén en etapa de crecimiento. Es una fuente de financiamiento o una etapa que no estaba del todo consolidada en el país, o que no existía hasta hoy. La Agencia tiene el programa de capital semilla, que financia las etapas iniciales de una start up. Pero estas empresas necesitan seguir teniendo fuentes de financiamiento antes de poder ser sustentables. Entonces el programa de aceleración y el de fondo de fondos tiene ese objetivo: apoyar a las start ups uruguayas o regionales que se instalen en Uruguay, para que crezcan y se internacionalicen. Esa es la gran apuesta del Uruguay Innovation Hub que, además, tiene otro componente que es atraer a Uruguay laboratorios que trabajen en tecnologías avanzadas. Se va a instalar un laboratorio de Microsoft especializado en Inteligencia Artificial y de Internet de las Cosas, uno de la empresa Meta, y estamos en negociaciones con otras empresas tecnológicas grandes que tienen interés en instalarse en Uruguay. Estamos haciendo desde ANII un acuerdo con Nvidia, llamada “la empresa de la Inteligencia Artificial”, y todo esto va a estar volcado a las Start ups y las empresas innovadoras que quieran sumarse a este Hub de Innovación. 

Ese es un objetivo importante, pero hay otros
Tiene otro objetivo importante, porque toda esa estructura y toda esa inversión también tienen el objetivo de atraer y formar gente, de atraer empresas internacionales de tecnología y biotecnología que se quieran instalar en el país y que eso nos convierta en un Hub desde el que se pueda trabajar en forma seria, confiable  y predecible, para una región que tiene mucho potencial, pero también tiene muchas incertidumbres económicas y políticas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...