Economía y Empresas > DISCRIMINACIÓN

Las minorías étnicas británicas contra las barreras empresariales

Al tiempo que las empresas toman conciencia, sigue siendo una odisea llegar a altos puestos siendo parte de una minoría

Piers Linney

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2020 a las 05:04

Fue más difícil para mí, pero me mantuve firme”, explica el empresario Piers Linney, una excepción en el Reino Unido, donde las minorías étnicas son discriminadas en el mundo de los negocios. Hacerse un hueco en la dirección de empresas es una odisea, dice este miembro de la junta directiva del British Business Bank.“Solicité 68 veces un trabajo en un bufete de abogados”, dice el banquero de 49 años, que se hizo famoso por su participación como juez en el concurso entre emprendedores Dragons’ Den de la BBC.

De niño “en la escuela, nadie me explicó cómo ser abogado o trabajar en las finanzas, querían enseñarme a ser fontanero”, recuerda. Es un sentimiento que comparte Shanika Amarasekara, de 45 años, una de las dirigentes del British Business Bank. Como mujer de una minoría “sabes que vas a tener que luchar muchas batallas”, asegura.  Desde la muerte en EEUU de George Floyd, un afroamericano asfixiado por un policía blanco, que desencadenó un movimiento mundial de manifestaciones, muchas empresas han empezado a prometer mayor diversidad.

Pero todavía hay mucho por hacer en el Reino Unido, donde hay una representación muy baja de las minorías BAME (acrónimo británico de “negro, asiático y otras etnias minoritarias”) en los puestos de dirección. Un informe gubernamental determinó que solo el 6,8% de los altos directivos de las grandes empresas del índice bursátil FTSE-350 son miembros de minorías. Y la asociación Business in the Community estima que el 1,5% de los responsables del sector privado son negros, sin ningún progreso significativo desde 2014.

Las empresas más grandes parecen incapaces de cumplir el objetivo del gobierno de nombrar al menos un miembro BAME en sus juntas directivas para 2021. “Deben trabajar más duro para identificar a los jóvenes talentos que no siempre tienen el capital social y los contactos para ser tan visibles”, dice Linney, para quien es crucial dar ejemplos de éxito a los jóvenes.

Incluso el minorista de alta gama John Lewis, conocido por su apertura social, ha sido criticado por tener solo seis personas de color, incluida su presidenta Sharon White, entre sus 158 altos directivos.

¿Cambiar el sistema?
Cada vez más empresas británicas muestran su voluntad de mejorar, como la cadena de pubs Greene King y el mercado de seguros Lloyd’s, que han pedido disculpas por sus vínculos pasados con la esclavitud.



“La falta de representación de las minorías negras y étnicas en los niveles más altos de las empresas británicas debe cambiar”, pidió Carolyn Fairbairn, directora ejecutiva de la principal patronal británica, CBI.
 

Varios dirigentes de grandes grupos, como el gigante de los supermercados Tesco y el grupo audiovisual ITV, también se comprometieron a cambiar las cosas, a través de una carta pública: “Como líderes empresariales, tenemos que hablar del privilegio de los blancos. Tenemos que hablar de racismo. Tenemos que hablar del papel que hemos desempeñado en el mantenimiento de este sistema”.

(AFP) l

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...