Nacional > Partidos políticos

Las propuestas de los nuevos partidos que se largan a la cancha

Las agrupaciones ponen el foco en cuestiones específicas

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2019 a las 05:00

Algunos se lanzan porque creen que no encontraron un lugar en los partidos fundacionales y al Frente Amplio prefieren mirarlo desde lejos. Otros porque buscan una nueva forma de hacer política. Y hay quienes quieren reflotar estructuras en desuso. Al menos seis partidos que actualmente no tienen representación parlamentaria competirán en las elecciones nacionales para intentar obtener alguna representación en el Parlamento. En las últimas semanas, la Corte Electoral dio el visto bueno a tres de ellos y los otros tres ya están inscriptos e incluso llegaron a competir en otras oportunidades, sin éxito. 

Ese fue el caso de César Vega, líder del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI). Si bien desde este año el PERI tiene una sede en Eduardo Acevedo y 18 de Julio, Vega rara vez deja su chacra de Punta Espinillo. Su objetivo para estas próximas elecciones se mantiene intacto con respecto a las anteriores: hacer una campaña centrada en los problemas ambientales. “Estamos bien fuertes, meta contactos entre nosotros, presentándonos en todos los departamentos. La gestión más grande que estamos haciendo es tener registradas agrupaciones en los 19 departamentos”, dijo a El Observador. 

Además de críticas a UPM, a las políticas ambientales y al uso de agrotóxicos, Vega tiene dos propuestas en carpeta. Por un lado, la que llama “medida 1 a 7”, que implica que el salario máximo uruguayo sea siete veces mayor al salario mínimo y no más alto que eso. Por el otro, lograr que la salud sea 100% pública y, por ende, que el Estado adquiera todas las mutualistas. 
Lejos de las plantas y el verde, y  con la mente puesta en la tecnología, nació el Partido Digital, que pretende legislar a partir de propuestas por las que se pondrá votar en una página web. Si bien la idea del partido surgió antes de las elecciones de 2014, se inscribieron en la Corte Electoral para estos comicios. Justin Graside, uno de sus líderes, aseguró que lo que buscan es “darle el poder de participación a la gente a través de la tecnología”. 

“La gente va a poder abrir la web del Partido Digital y ver si un proyecto de ley le interesa. Si dice que sí, se vota en el Parlamento. Eso es lo que vamos a defender: cambiar totalmente el comportamiento del uruguayo y darle más poder día a día”, explicó a El Observador. 

Graside está convencido de que no hay ningún impedimento técnico para manejarse de esa manera. “Se va a dar ese híbrido entre un sistema tradicional, de levantar o no la mano en una cámara, y la innovación tecnológica que buscamos imprimirle a esta acción”, agregó. 

A diferencia de Graside y su equipo, que debieron impulsar un nuevo partido, Rafael Fernández junto a un grupo mayoritariamente de sindicalistas reactivaron un viejo partido, el de los Trabajadores. El PT –como le llaman- existe desde 1984 y busca que “la clase obrera pueda tomar los distintos problemas de la sociedad a través de un partido propio”. “Para nosotros las conquistas laborales son un eje de campaña, como de los derechos de la seguridad social”, indicó Fernández, dirigente de AEBU, a El Observador. 

El PT tiene la convicción de que se necesitan más trabajadores organizados en la política y hace “un llamamiento a sectores del movimiento sindical, estudiantil a establecer una alternativa al del conjunto de partidos que hoy dominan el régimen político”. “Creemos que los que militan a nivel sindical, deben plantearse la lucha por un gobierno de trabajadores”, sostuvo Fernández. 
En el mundo de los nuevos partidos, dos tienen entre sus principales integrantes a militares retirados. Por un lado, el Partido Cabildo Abierto, que quiere impulsar la candidatura del excomandante en jefe del Ejército Guido Manini Ríos y que propone, por ejemplo, “restaurar en la sociedad el respeto a la autoridad en todos sus niveles”. 

Por el otro, el Partido de Orden Republicano, liderado por el coronel de infantería retirado Hugo Grossi, que se define como un partido de centro-derecha y se formó a partir de la frustración de los militares que sentían que no eran bienvenidos en partidos ya constituidos. 

A ese popurrí de nuevos partidos se les suman el que lideran los abogados Gustavo Salle y Enrique Viana (también exfiscal) a partir del ya conformado Partido Verde Animalista. Su línea de acción implica formar “un imperio de la Constitución para dar batalla contra la corrupción endémica” que, entienden, “instaló el Frente Amplio”. 

Por último, la Corte Electoral dio el visto bueno al Partido Democrático Uruguayo que nació para llevar adelante una tecnocracia. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...