Rugby > RUGBY

Lo regaló: Los Teros jugaron muy mal y España extiende su dominio

Los Leones le ganaron 32-20 a Uruguay en el Charrúa, es la tercera derrota en cuatro duelos, dos de ellos como local

Tiempo de lectura: -'

01 de noviembre de 2020 a las 18:26

Por lo que significaba el partido, por ser por los puntos, por ser una cuenta pendiente tras la derrota del año pasado, el test match ante España por la ventana internacional de noviembre significaba bastante para este equipo de Los Teros. Sin embargo, las sensaciones fueron parecidas a las del reciente Sudamericano. Un equipo perdido, que nunca encontró las herramientas que necesitaba para ganar el partido. Lo de Los Teros, como Teros, en esta derrota 20-32 en el Charrúa, fue el peor partido desde aquel ante los Leones en junio de 2019, una muestra que, aunque a ambos les faltan muchos jugadores, los ibéricos le han encontrado el molde a los dirigidos por Esteban Meneses.

Fue un partido malo de las dos partes, aunque España tiene más excusa porque fue su primer ingreso a la cancha desde marzo. Lo sintió en el arranque, cuando Uruguay impuso el ritmo, le dio velocidad a la pelota, ganó el contacto y se largó a jugar. Tuvo un lindo try de Freitas, que metió un buen ángulo tras un pase bien plano de Etcheverry. Eso y un penal de Favaro pusieron el 10-0. 

Sin embargo, Los Teros dejaron pasar su momento, porque tuvieron una muy mala tarde con el line, donde fallaron cinco envíos de diez (a los 60' eran 5 de 10). Así, desaprovecharon las oportunidades en las que tuvieron penales para ir a jugar en los últimos metros de la defensa de España, algo que en un partido de este nivel cuesta caro.

 

Y así, de a poco, el equipo de Meneses fue siendo presa de los nervios. Aparecieron los knock ons en el contacto, y luego los penales en el breakdown, donde pasó de dominado a dominador. Los apoyos llegaban tarde, los pescadores primero, el portador quedaba aislado y España sacaba penales. Y además, los Leones identificaron en el maul una herramienta donde lastimar al equipo uruguayo.

Pero Los Teros también ayudaron. A los 18’, a la salida del try uruguayo. Line en cinco yardas defensivas de Uruguay. La lógica indicaba lanzamiento a la primera posición, bien seguro, y salir con el pie. Pero la pelota fue atrás, se fue pasada, España atacó y llegó al try. Y unos minutos después, usando su superioridad en el maul, apostó por el line y el maul tras un penal y llegó al try que le permitiría pasar 12-10, que se transformó en 15-10  con el que se fueron al descanso gracias a  otro penal del argentino Güemes tras otra infracción uruguaya en el breakdown. 

El segundo tiempo fue malísimo, de ambas partes. Uruguay tuvo la iniciativa: nadie puede decir que a Los Teros les haya faltado actitud esta tarde, pero equivocaron caminos una y otra vez. Perdieron el scrum, que en el primer tiempo había sido su gran tabla de salvación, pero que empezó a claudicar desde la última pelota del primer tiempo, cuando perdió un scrum ofensivo en 5 yardas que terminó en penal. En el segundo tiempo volvió a tener oportunidad con el scrum profundo dentro de 22 y lo perdió, y después cuando consiguió otro penal en zona ofensiva, los líderes discutieron largo sobre si ir al line o al scrum, una mala señal de que no se sentían seguros con ninguno. Fue line, y fue la quinta pelota perdida, todas en zona caliente de ataque o defensa. Imperdonable.

Uruguay fallaba también en la toma de decisiones. Porque tenía territorio y pelota ante un rival sin aire, pero en lugar de crecer desde el juego decidiría dividir con el pie.

Los Teros necesitaban que alguien se pusiera el equipo al hombro, y ellos fueron Vilaseca, Ardao y Pujadas, que desde que entró no perdió pelotas en el line. Los tres se juntaron a los 69’ para un try simple de Vilaseca quebrando la línea de la ventaja en la cola de un line, para poner el 17-15. 

A partir de ahí fue un ida y vuelta de penales para el 20-18 uruguayo a los 73’. Pero en el cierre España se activó, lo fue a buscar y desnudó otra vez las carencias uruguayas, en el juego pero también en la concentración. Jugando pelota libre, encontrando tres veces huecos en la base del ruck, se metieron profundo en zona defensiva de Uruguay hasta llegar al try tras unas fases de pick and go. Y con un equipo totalmente desmoralizado, en la última llegaron a otro try para estirar a 32-20 la diferencia.

España es la bestia negra de Uruguay. Aún con muchísimas ausencias, y sin actividad por varios meses, llegó a Montevideo y ganó bien. Esta vez, en la derrota pesan mucho más las fallas celestes. Los Teros sabían lo que tenían que hacer, pero no lo hicieron casi nunca y terminaron siendo presa de su propio nerviosismo para que los españoles extiendan la paternidad.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...