Fútbol Internacional > EUROPA

Los cánticos racistas de búlgaros a ingleses, la indignación en Europa y la renuncia de un presidente

La Federación Inglesa pidió una "investigación urgente" a la UEFA tras los hechos ocurridos en el partido de este lunes en Sofía

Tiempo de lectura: -'

15 de octubre de 2019 a las 13:14

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) anunció este lunes por la noche que pedirá a la UEFA que investigue sobre los gritos racistas de los que fueron víctimas algunos de sus jugadores durante la victoria 6-0 contra Bulgaria, en Sofía.

"Podemos confirmar que varios jugadores ingleses fueron objeto de abominables cánticos racistas durante el partido clasificatorio para la Eurocopa 2020 ante Bulgaria. Es inaceptable en cualquier nivel de la competición", escribió la FA en un comunicado.

"Pediremos a la UEFA un comunicado urgente" sobre esos hechos, prosigue la FA, que indicó ser "tristemente consciente de que no es la primera vez en que nuestros jugadores son objeto de este tipo de insultos".

Durante el partido en Montenegro ya varios jugadores habían sido destinatarios de gritos de mono.

Gestos racistas de los hinchas de Bulgaria

Este lunes en Sofía, el protagonismo inesperado recayó en los insultos racistas y gritos de mono proferidos por una parte de la afición búlgara hacia los jugadores ingleses, lo que conllevó la interrupción del partido por el árbitro en dos ocasiones.

Una tribuna del estadio Vasil Levski de Sofía fue cerrada para el partido por gritos racistas en los duelos de junio ante Kosovo y República Checa, lo que no evitó que Tyrone Mings, Marcus Rashford y Raheem Sterling sufrieran los insultos racistas.

El árbitro croata Ivan Bebek mantuvo conversaciones con jugadores y entrenadores de ambas selecciones. Previamente, y conforme al protocolo de la UEFA, el locutor del estadio hizo un llamamiento a que cejasen de su actitud.

Tras comprobar su nulo efecto, el árbitro estuvo a punto de detener el partido y enviar a los dos equipos al túnel de vestuarios.

En imágenes de TV y fotografías se pudo observar a hinchas locales realizando gestos con su mano similares al saludo nazi.

Inaceptable

El seleccionador inglés Gareth Southgate calificó de una "situación inaceptable" lo vivido este lunes en el duelo entre Bulgaria e Inglaterra en Sofía.

"Sabemos que (los gritos racistas) son una situación inaceptable, creo que enviamos dos mensajes al ganar el partido pero también al atraer la atención de todos sobre esta situación", afirmó ante el micrófono de la cadena ITV.

"Debo decir que los árbitros estuvieron muy reactivos. Les informamos al momento de lo que habíamos escuchado, estuvimos en comunicación constante con el responsable al borde del terreno de juego y con los árbitros", añadió.

Gareth Southgate y Marcus Rashford

Con el duelo ya sentenciado al descanso (4-0), el protagonismo inesperado recayó en los insultos racistas y gritos de mono proferidos por una parte de la afición búlgara hacia los jugadores ingleses, lo que conllevó la interrupción del partido por el árbitro en dos ocasiones.

“Infames”, dijo Borios Johnson

El primer ministro británico Boris Johnson calificó el martes de "infames" los gritos racistas proferidos la víspera por el público búlgaro contra futbolistas ingleses durante el partido clasificatorio para la Eurocopa 2020 entre Bulgaria e Inglaterra y pidió "duras sanciones".

"El racismo que vimos y oímos anoche fue vil y no tiene cabida en el fútbol ni en ningún otro lugar", dijo un portavoz de Johnson en Londres.  "Los jugadores y los entrenadores de Inglaterra demostraron una dignidad tremenda y el primer ministro los elogia (...) por su respuesta", agregó.

Gestos racistas de los hinchas de Bulgaria

Considerando que "esta mancha en el fútbol no está siendo tratada adecuadamente", el portavoz del primer ministro llamó a la UEFA a enfrentarse a lo ocurrido.

"El racismo y la discriminación deben desaparecer del fútbol de una vez por todas", dijo, precisando que Londres escribirá al organismo para pedir "duras sanciones".

Renunció el presidente de la Federación búlgara

El presidente de la Federación búlgara de fútbol, Borislav Mihaylov, que tenía al gobierno en su contra tras los gritos racistas proferidos en el partido Bulgaria-Inglaterra del lunes, presentó el martes su dimisión indicó la federación en su página de Internet.

"Hoy, el presidente de la Federación Búlgara de Fútbol Borislav Mihaylov presentó su dimisión, que será puesta ante los miembros del comité ejecutivo durante su reunión del viernes", declaró al federación en un comunicado.

La decisión se produce "a raíz de las tensiones suscitadas los últimos días, perjudiciales para el fútbol búlgaro y para la Federación de Fútbol Búlgara", añade la federación. 

Con base en AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...