Cargando...

Nacional > Política

Los TLC y el Frente: ¿cuestión de oportunidad o de principios?

Algunos dirigentes pretenden discutir a fondo el tema para evitar los desencuentros que se generan cada vez que el gobierno pretende firmar un acuerdo comercial

Tiempo de lectura: -'

27 de noviembre de 2017 a las 05:00

La historia se repite. El gobierno busca nuevos mercados para colocar los productos uruguayos a través de tratados de libre comercio (TLC) y cuando está cerca de concretar, la mayoría de los sectores del Frente Amplio imponen su visión contraria a los TLC y el gobierno debe dar marcha atrás.

Después, llegan las acusaciones cruzadas. El canciller Rodolfo Nin Novoa asegura que cuando defiende este tipo de tratados se basa en el programa del Frente Amplio y desde los sectores más radicales de la coalición de izquierda lo critican porque, dicen, va en contra de las bases programáticas.

Desde que Nin Novoa está al frente de la Cancillería son varios los ejemplos que desnudan las diferencias en la interna del oficialismo y por eso algunos dirigentes reclaman una discusión de fondo respecto a la política exterior.

El acuerdo con Chile, firmado por el presidente Tabaré Vázquez y su par chilena Michele Bachellet hace más de un año y que descansa en el Parlamento a la espera de que el oficialismo decida si lo vota o no (ver recuadro), es el último capítulo de una serie que llevó al gobierno a dar marcha atrás en varias oportunidades.

El Poder Ejecutivo tuvo que abandonar el Acuerdo en Comercio de Servicios (TISA, por su sigla en inglés) por decisión del Frente Ampio a pesar de la intención de Nin Novoa, del ministro de Economía Danilo Astori y del propio Vázquez de integrar ese acuerdo. Similar fue lo que sucedió con el Tratado Transpacífico (TPP) cuando el gobierno también tuvo que desestimar sus intenciones de sumarse. En tanto, el tratado con la Unión Europea ya despertó algunas voces críticas en el oficialismo.

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, cree que el partido debe sentarse a discutir este tema a fondo, según dijeron a El Observador fuentes cercanas a la presidencia de la coalición de izquierda. Miranda entiende que es necesario este debate para evitar que el gobierno encuentre reiterados frenos a sus aspiraciones en política exterior.

La presidencia del Frente Amplio entiende que estos asuntos deben ser dilucidados para saber si la posición de los sectores contrarios a este tipo de acuerdos es una cuestión de principios o se trata de opiniones coyunturales sobre acuerdos puntuales. En tanto, el diputado oficialista Roberto Chiazzaro (Partido Socialista) dijo que el Frente Amplio debe “hacer un alto y encontrar un ámbito de discusión e intercambio sobre política exterior”.

El legislador, uno de los más críticos con este tipo de acuerdos, dijo a El Observador que discrepa con firmar acuerdos que “imponen ciertas condiciones o cláusulas” en las que Uruguay, según entiende, queda en una posición desfavorable por su tamaño. Si bien valoró la intención del gobierno de diversificar mercados para colocar los alimentos que produce el país, entiende que los TLC no son el camino y criticó el hecho de que no se realicen estudios de impacto sobre los acuerdos que se pretenden firmar.

"Nadie nos dice cuáles son las ventajas y cuáles las desventajas del tratado”, criticó. Tanto defensores como contrarios a los TLC utilizan el programa del Frente Amplio para respaldar su postura. Sucede que en este tipo de tratados no aparecen específicamente mencionados en el programa del partido de gobierno y los conceptos generales que ahí están escritos pueden ser interpretados de diversas maneras apoyando una u otra tesis.

Pese a este contexto, el gobierno pretende seguir adelante con sus intenciones de abrir nuevos mercados. “No vamos a resignar nuestros esfuerzos por abrir Uruguay al mundo”, dijo Nin Novoa.

TLC con Chile sin avances en el FA

“Cuanto más quieto esté, mejor”, dijo una fuente del Partido Comunista a El Observador respecto a la situación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Uruguay y Chile. Los comunistas, la Lista 711, Casa Grande y la Liga Federal ya se pronunciaron en contra del tratado mientras que el Frente Líber Seregni es el único sector que lo respalda. El MPP y el Partido Socialista todavía no definieron una postura.

El tratado debe ser ratificado en el Parlamento, pero la decisión de si se vota o no la va a tomar la Mesa Política de la coalición de izquierda. Casa Grande, sector que lidera Constanza Moreira, impulsa que sea el Plenario el órgano que tome la decisión y comenzó una recolección de firmas con ese objetivo, según informó El País.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...