Nacional > ELECCIONES 2019

Mahía: "Gane o pierda, el Frente Amplio se tiene que repensar a sí mismo"

El diputado astorista fue autocrítico con la falta de funcionamiento orgánico del FLS y señaló que “faltó liderazgo” para reformar la educación 

Tiempo de lectura: -'

15 de octubre de 2019 a las 05:03

El diputado por Canelones José Carlos Mahía es una de los principales nombres de Asamblea Uruguay y será el primer suplente de Danilo Astori en el Senado. En entrevista con El Observador, hizo autocrítica por la fragmentación del Frente Líber Seregni (FLS), se mostró confiado en la vigencia electoral de su sector y señaló que “faltó liderazgo” para afrontar reformas en educación media.

Pasaron unas semanas desde las rupturas en el FLS. ¿Cómo lo ve en retrospectiva?

El factor detonante fue Darío Pérez, pero uno tiene que ser autocrítico. Yo creo que pesó el no haberle dado un funcionamiento orgánico al FLS en estos años. Y tengo la expectativa de que esto sea una disrupción electoral y que luego del ciclo electoral nos volvamos a reconstruir todos aquellos sectores que somos del FLS, junto a otros que piensan afín, a los efectos de constituir un bloque político ideológico que fortalezca al FA. Obviamente algunas confianzas se lastimaron. Pero lo más importante es pensar en el mediano plazo. 

¿Cuáles confianzas?

En general. Hay casos específicos, pero prefiero no mencionarlos. Cuando se toman decisiones que no tienen consistencia con acciones políticas inmediatas, y cuando pesa tanto lo electoral sobre lo político, genera situaciones no deseables.

¿Qué responsabilidad hay de Asamblea Uruguay en todo esto?

Creo que son responsabilidades compartidas. No me parece bueno asumir que siempre la culpa es de otro. Nosotros evidentemente tenemos responsabilidades. Creo que la mayor tiene que ver con el rol que debimos haber tenido en la conducción del FLS en estos cinco años. La fortaleza está en la visión de país y de izquierda, pero no logramos expresarlo como una cuestión electoral. 

Cuando Alianza Progresista les dice a ustedes: nosotros no queremos ir con Darío Pérez, ustedes ahí tienen una reunión y les dicen "eso es problema de Alianza Progresista y no de Asamblea" y que no había que imponer exclusión alguna. Sin embargo, pocos días después, ya con Alianza afuera, ustedes dicen "con Darío Pérez nosotros no vamos". ¿Qué cambió?

Nosotros entendíamos que todos habíamos confluido detrás de la candidatura de Martínez. Todos los sectores del FLS y Darío Pérez. Creíamos que si confluíamos en un sublema distinto, no era un tema interno propio del FLS sino de otros. Cuando la Alianza resuelve romper con el FLS es una decisión que trajo consecuencias negativas sobre todo el interior, donde hubo que recomponer acuerdos. 

"Yo creo que en esta elección van a ser determinantes dos figuras: José Mujica y Danilo Astori. Cada uno con sus características son claves para el triunfo del Frente Amplio" 

¿Pero esa ruptura de la Alianza no responde a que desde AU se les dijo "es su problema"?

No, me parece que a veces esas son cuestiones de forma. y que lo que primó fue que se llevó una interna de Maldonado a escala nacional. Ese es el fondo del asunto. 

¿Esta fragmentación del espacio socialdemócrata lo debilita de cara a octubre?

Fue más técnico electoral que político. En el fondo estás hablando de sublemas y le preguntás a la gente y nadie tiene idea qué es. 

Pero repercute en la representación, porque justamente esa ingeniería electoral permite acumular fuerzas y al ir separados eso se pierde. 

Veremos, porque después cada uno hizo su sublema. En el fondo tiene que ver con que hay que mirar el largo plazo y ahí es donde tenemos que fortalecernos. La verdad va a estar en las urnas. Yo creo que en esta elección van a ser determinantes dos figuras: José Mujica y Danilo Astori. Cada uno con sus características son claves para el triunfo del Frente Amplio. Posicionando a Danilo tenemos la expectativa de tener una votación representativa en todo el país. 

¿No se ha debilitado un poco su figura?

Depende. Creo que en general pasó con el gobierno del Frente. Yo tiendo a pensar que la gente va a valorar mucho lo que ha significado Astori en los 15 años, y también en la comparación con lo que pasa en Argentina. Uno tiene la expectativa de que haya un reconocimiento a la política económica que se exprese en lo electoral. 

En esto de mirada a largo plazo, ¿no hay también una disputa por ver quién queda con el estandarte?

Ese escenario de líderes emergentes yo creo que se va a expresar hacia 2024. Va a depender mucho de cómo quede conformado el posicionamiento del FA y sus sectores en el ciclo electoral todo. Recién en setiembre de 2020 vamos a poder pasar raya y ver cuál es la izquierda que viene. Yo estoy convencido que el FA tiene que interpelarse y promover cambios que no son para anunciar en medio del ciclo electoral. Sabemos que después, por todo lo que nos pasó en estos cinco años, el Frente se debe repensar a sí mismo.

¿Gane o pierda?

Gane o pierda.

Hoy parece que la figura de Bergara se ganó un espacio para competirle de igual a igual a Astori. ¿Cómo lo ve?

Hay que ver lo que dicen las urnas. Yo creo que los candidatos que compitieron en la interna lograron una visualización importante. Esta es una etapa con nuevos actores, ente los que están los dos grandes caudillos. Yo creo que el FA va a tener una votación más equilibrada en su conjunto y no confundo las apariciones en Facebook, Twitter o Instagram con votos. Los votos y el peso político se demuestra en las urnas. 

"Yamandú Orsi ha hecho un gran trabajo. No creo que deba anteponer una ambición personal a un proyecto colectivo"

Muchos en el FA, incluso en el FLS, han dicho que a Astori le ha costado consolidar una renovación de líderes que lo trasciendan cuando se aleje de la política. ¿Hay algo de eso?

Bueno, hoy hay una diáspora de Asamblea Uruguay que aspira a tener un espacio político importante. A veces el peso de los líderes políticos te impide ver otros liderazgos a nivel territorial. Y nosotros hemos tenido un déficit en ese sentido, de organización y de consolidación. Eso yo lo asumo autocríticamente. Tenemos que transitar esta etapa, que es clave para potenciar todos sus liderazgos. Creo igual que Asamblea Uruguay es más grande que lo que se resume en Danilo y podemos aspirar a seguir desarrollándolo.

¿Tiene pensado volver a ser candidato a la Intendencia de Canelones?

Hoy no lo tengo decidido, pero creo que la Intendencia de Canelones está en muy buenas manos. Yamandú Orsi ha hecho un gran trabajo. No creo que deba anteponer una ambición personal a un proyecto colectivo. Puedo colaborar a que el FA tenga un cuarto gobierno en Canelones también sin hacerlo desde la candidatura. Quizás ese sea el camino. 

"Yo creo que en educación media faltó mayor liderazgo. No tengo duda" 

Forma parte del equipo de educación de Daniel Martínez. ¿Cuáles son sus principales propuestas en esa área?

Primero la ratificación de la búsqueda de alcanzar el 6% del PIB. Segundo, el reconocimiento de los activos generados en estos 15 años: la extensión de la cobertura, el Plan Ceibal, la educación física en escuelas, el boleto gratuito, la extensión en la UTU y la matrícula universitaria en el interior. Es importante desestructurar esa imagen que quiere poner la derecha, de una educación pública en crisis. Dicho esto, los énfasis deben focalizarse en las áreas que estamos en el debe: por ejemplo en educación media. Allí tenemos que tener un liderazgo mucho más activo, que implica desde el Codicen hasta lo territorial, dando mayor autonomía a los centros educativos. Hay que hacer una transformación curricular, impulsar la universidad de la educación, y hacer una transformación de incorporar tecnología, y hacer cambios en el estatuto docente, como el mecanismo de ascensos, y mejorar los resultados en los sectores más vulnerables, que estamos en el debe. 

Son cosas que ya estaban planteadas cinco años atrás. ¿Faltó liderazgo?

Yo creo que en educación media faltó mayor liderazgo. No tengo duda. 

¿En qué sentido?

De generar más niveles de transformación. Mejoramos mucho la infraestructura y la inclusión, pero algunas transformaciones básicas, como hacer la elección de horas docentes a tres años, transformar el sistema de ascensos para que la formación pese más que la antigüedad, son decisiones que requerían un liderazgo más fuerte. Es responsabilidad del gobierno en su conjunto. 

¿María Julia Muñoz fue una buena ministra?

Fue una ministra que tuvo un liderazgo fuerte y es muy afín al presidente. Yo no voy a hacer una evaluación pública de su actuación. 

Pero justamente hablaba de falta de liderazgo. 

La Constitución establece una autonomía muy fuerte. He leído las propuestas de Eduy21 y otros partidos políticos, y quiero que en el próximo gobierno el MEC lidere, pero lidere en equipo con la autonomía de los entes de la educación.

¿Le parece bien que una ministra de Educación salga, como ha salido, a desprestigiar a un candidato por haber estudiado en una universidad privada?

No, yo no lo comparto. Pero el estilo Marita es así. Es frontal. Yo no hubiese elegido ni dicho eso. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...