Mundo > TRAGEDIA

Más de 3.000 muertos en India y Pakistán por ola de calor intenso

Temperaturas récord, trabajo al aire libre, ayuno del ramadán y cortes de luz entre los factores

Ciudadanos paquistaníes desesperados por agua<br>

Tiempo de lectura: -'

26 de junio de 2015 a las 05:00

La ola de calor que vive el sur de Pakistán estos últimos días ha dejado más de 1.000 muertos, según un nuevo balance. Hace pocas semanas murieron más de 2.000 personas por el mismo motivo en India, lo que revela una vez más que el cambio climático es una realidad.

Como sucede siempre en mayo y junio, las temperaturas suben en el sureste asiático y afectan a las personas. Esta vez el impacto fue mayor, con 80 mil que tuvieron que ser atendidas el fin de semana por problemas de insolación y deshidratación. Como consecuencia, 1.100 personas murieron entre el viernes y ayer en la ciudad de Karachi, la más populosa y el centro financiero de Pakistán, según informó el secretario de Salud del gobierno regional de Sindh, Said Mangnejo. Otras 30 fallecieron en diversas zonas de la provincia.

El Ejército paquistaní instaló 29 centros sanitarios en Karachi, donde viven unos 20 millones de habitantes para atender a los afectados. Hay cientos internados por problemas relacionados con la insolación y la deshidratación. Además, la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres instaló tanques de agua en la urbe.

Con máximas que el fin de semana alcanzaron los 45 ºC, ayer se celebraba la llegada de las nubes y la brisa marina, que hicieron que los registros cayeran a 36 ºC.

La mayoría de los fallecidos son "personas de más de 50 años, más sensibles a los golpes de calor, y gente que trabajaba al aire libre", explicó a la agencia AFP el doctor Qaiser Sajjad, de la Asociación de Médicos de Pakistán.

El calor tiene derivaciones menos lineales, como la dificultad para enterrar a los difuntos –porque los sepultureros tienen que trabajar a un ritmo incesante bajo el sol– o el aumento de 35% del precio del pollo en India, pues murieron 17 millones de aves.

Al aire libre y sin energía

Una de las causas de que se registren tantas muertes es que los que trabajan al aire libre, usualmente pobres, no hayan podido dejar sus tareas, por más riesgosas que fueran. También pesó la falta de conocimiento sobre la insolación, la forma de evitarla y de tratarla.

Los más críticos apuntan también al gobierno y a su gestión, pues en momentos en que se elevó la temperatura hubo cortes de electricidad que hicieron imposible el uso de equipos de aire acondicionado o ventiladores, así como la distribución de agua.

"La responsabilidad recae de lleno sobre los hombros del gobierno por su mediocre gestión a la hora de suministrar agua y electricidad", criticaba por ejemplo el periódico local The Nation. Desde el Daily Times se indicó que el primer ministro debe tomar "algunas decisiones audaces".

Otro factor que incide en el impacto del calor es el ramadán, el mes que los musulmanes dedican al ayuno durante el día. La ley paquistaní, además, prohíbe comer y beber en público durante este período, por lo que los religiosos practicantes están más débiles, tanto los afectados por el calor como los médicos que los atienden.

El Comité Central del Ruet-e-Hilal de Karachi, organismo religioso que determina las fechas del ramadán, emitió una fetua en la que permite la ruptura del ayuno debido a la ola de calor.

El problema de fondo

Pero la causa última de que haya tantas muertes no es ni el ramadán ni la falta de electricidad, señalan los científicos, sino el cambio climático.

El Centro para la Ciencia y el Medioambiente, una organización en Nueva Delhi, India, estima que la elevada cantidad de víctimas de calor es consecuencia de un aumento súbito de la temperatura. "Podría deberse al cambio repentino de las temperaturas después de dos meses húmedos, febrero y marzo, en los que las temperaturas se mantuvieron frescas", explicó Arjuna Srinidhi, director del programa sobre el cambio climático de ese organismo.

Greenpeace, de su lado, informó a base de investigaciones recientes que las olas de calor son hoy cinco veces más frecuentes de lo que serían si no existiera el calentamiento provocado por el ser humano.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...