Nacional > Tratado de libre comercio

Mercosur y Unión Europea lograron acuerdo comercial

Se firmó este viernes en Bruselas

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2019 a las 14:02

Después de más de veinte años de negociaciones, el Mercosur y la Unión Europea llegaron a un acuerdo y firmarán un Tratado de Libre Comercio. El anuncio fue realizado por la cuenta oficial de Uruguay en el Mercosur, tras las reuniones que esta semana se desarrollaron en Bruselas entre los cancilleres de los bloques sudamericanos y europeos.

Uruguay estuvo representado en los encuentros por el canciller Rodolfo Nin Novoa, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri y el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech.

Desde Bruselas, Nin Novoa dijo a El Observador que el presidente Tabaré Vázquez ya fue informado. 

La cancillería informó en un comunicado que el capítulo comercial del acuerdo contemplaba beneficios para la oferta exportable uruguaya con destino a la UE. "El acuerdo es el primer acuerdo de gran impacto comercial que alcanza el Mercosur con terceros. El Mercosur y la UE construyen con este acuerdo una zona de libre comercio y apuestan a la cooperación para el fomento de crecimiento económico, el empleo y las inversiones", señaló. 

Tras el anunció formal de los ministros del Mercosur y los Comisarios de la UE, el texto del acuerdo será sometido a una revisión legal de estilo, para posteriormente ser firmado y remitido a los respectivos Parlamentos para su ratificación.

El acuerdo permitirá reducir aranceles en sectores como el automóvil o el agrícola entre ambos bloques y será uno de los mayores firmados por la UE, creando un mercado de 770 millones de consumidores, casi una cuarta parte del PBI mundial. 

El comercio entre los países europeos y los del Mercosur se elevó en 2018 a casi 88.000 millones de euros, con la balanza comercial ligeramente favorable a los europeos en unos 2.500 millones de euros.

La cuenta oficial uruguaya agradeció "especialmente al sector productivo" y criticó a los "contras, los que opinan sin construir y sin pensar jamás en el bien del país".

La Unión Europea en su conjunto es el segundo destino comercial del Mercosur, así como también el segundo destino de las exportaciones uruguayas, solamente por detrás de China. Aproximadamente el 20% de los productos nacionales que se venden al exterior se dirigen a ese destino, entre los que se destacan carne bovina, celulosa, maderas, arroz, cueros, cítricos y miel.

La cancillería señaló en un comunicado que el capítulo comercial del acuerdo contempla "beneficios para la oferta exportable de Uruguay con destino a la Unión Europea y los intereses de Uruguay en materia de propiedad intelectual, servicios, compras públicas y los regímenes especiales, entre otros".

Aún no se conoce cuál fue la oferta europea para la carne vacuna, así como la protección de determinados productos europeos en los países sudamericanos. Los últimos días de negociación estuvieron marcados por los desencuentros entre los líderes de Francia, Emmanuel Macron, y Alemania, Angela Merkel, con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en Japón, durante la Cumbre del G20, por su política ambiental. "El clima va junto con las cuestiones sociales, comerciales, no quiero hacer acuerdos comerciales con gente que no sigue el acuerdo de París [de 2015 sobre el clima]", dijo el jueves desde Japón el presidente galo.

Ambos líderes mantuvieron este viernes un encuentro "informal" y "amistoso" en Japón, según un portavoz del gobierno de Brasil. Merkel, en principio favorable al tratado, no había dudado tampoco en criticar el miércoles la deforestación en Brasil, a lo que Bolsonaro respondió diciendo que Alemania "tiene mucho que aprender" de su país sobre medio ambiente.

Iniciadas en 1999 y retomadas de nuevo en 2010 tras un paréntesis de 6 años, la cuestión medioambiental se sumó a la lista de inquietudes europeas en la recta final de la negociación, junto al tradicional reclamo agrícola.

Sin embargo, las recientes declaraciones a ambos lados del Atlántico sobre un acuerdo próximo hicieron saltar las alarmas entre agricultores y ecologistas europeos, obligando a los gobiernos de la UE a presionar directamente a la Comisión.

Los mandatarios de Francia, Irlanda, Bélgica y Polonia enviaron este mes una carta al titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para expresarle su "profunda preocupación" sobre el impacto de un acuerdo en la agricultura.

Los dirigentes de siete países europeos, entre ellos España, Alemania y Portugal, respondieron con otra misiva a Juncker para expresarle los beneficios de un acuerdo, llamando a ambas partes a "hacer algunas concesiones finales".

El presidente de la Comisión Europea tiene prevista el sábado una reunión en Japón con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, que ejerce la presidencia pro-témpore de la organización sudamericana.

Además de Macri y de su par brasileño, por el Mercosur, del lado europeo estarán los mandatarios de Francia y Alemania, así como de España, Pedro Sánchez, y de Países Bajos, Mark Rutte.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...