Cargando...

Nacional > Durante el verano

Mides avanza en coordinación con ollas populares ante cierre de comedores escolares

El INDA comenzará a apoyar iniciativas barriales en Montevideo, Canelones, Salto y Ciudad del Plata

Tiempo de lectura: -'

08 de diciembre de 2020 a las 05:04

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) trabaja contra reloj para armar lo antes posible un plan de compras para solucionar las necesidades alimenticias en el verano, cuando cierren instituciones que durante el año proveyeron la comida de niños y adolescentes.

Las autoridades también buscan potenciar el diálogo con todos los niveles de gobierno de cuatro puntos del país: Montevideo, Canelones, Salto y Ciudad del Plata (San José), donde comenzarán a apoyar a las ollas populares, un ámbito sobre el que hasta ahora el gobierno no había volcado recursos. Precisan para esto elaborar un presupuesto para que el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) se encargue de la compra final.

"Se nos viene diciembre y tengo que armar el plan de compras en volúmenes grandes. La logística no es de un día para el otro, no es ir al almacén y comprar 6.000 kilos de arroz, ni me los entregan al otro día", dijo a El Observador el director del Instituto Nacional de Alimentación (INDA), Ignacio Elgue, quien está encargado de que cierren los números. "Tengo que sacarlo lo más rápido posible para apoyar a los convenios que vamos a hacer", añadió. 

Las autoridades convocaron a una reunión con los alcaldes y la Intendencia de Montevideo (IMM) el martes. Aunque de esa instancia participaron solo los tres alcaldes nacionalistas —Andrés Abt por el CH, Juan Pedro López por el F y Mercedes Ruiz por el E—, varias fuentes consultadas manifestaron que hay buena voluntad en avanzar en el tema de parte de la administración de Carolina Cosse y de los titulares de los municipios gobernados por el Frente Amplio. 

Mayor demanda veraniega

"Prevemos que va a haber una demanda mayor en diferentes lugares", adelantó Elgue. El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) tiene a la fecha 120 mil comensales, según informó la directora Graciela Fabeyro. El servicio se cumple con modalidades y frecuencias diversas a causa del régimen semipresencial.

El cierre de cursos está previsto para el 18 de diciembre, e históricamente el suministro cesa con el fin de clases. No obstante, la jerarca del CEIP adelantó que el tema está siendo estudiado en la órbita del Consejo Directivo Central (Codicen).

Por el mes de enero cerrarán además unas 900 propuestas de tiempo parcial —CAIF, centros juveniles y clubes de niños— del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), donde hay 80 mil niños habilitados para recibir las comidas según el momento del día en que asistan.

El presidente del organismo, Pablo Abdala, anotó que ello no implica el mismo número de porciones diarias, dado que no van todos los días a causa del régimen semipresencial. Elgue manifestó que hay que atender "principalmente" la situación de los CAIF, dado que en las otras propuestas los menores también integran otras instituciones de educación formal. 

Ollas populares y convenios por departamento

En una primera instancia el gobierno apostó a la entrega de canastas y otras herramientas como la duplicación de la Tarjeta Uruguay Social (TUS) y el refuerzo de los comedores de INDA en lugar de convocar a ollas.

El vocero de la Coordinadora de Redes de Ollas Populares, Esteban Corrales, estimó que son unas 136 mil las personas que comen en ollas y merenderos populares. "Las ollas significaron una transferencia enorme de la sociedad a lugares donde el Estado estuvo ausente", dijo Corrales a El Observador.

Pero en los últimos meses el INDA detectó que "las ollas se han visto sin aportes". "Hay un reclamo al Estado y se sale a dar respuesta", sostuvo Elgue y añadió que es una "medida accesoria" a las ya aplicadas, reconociendo que las ollas "son una realidad".

El INDA mantuvo una reunión con representantes de Solidaridad Uy —organización creada para centralizar información— y otros colectivos a mediados de noviembre para conocer cuántos y qué recursos precisan. Elgue está aguardando por una respuesta. Hasta ahora la cifra que tiene a disposición es que son 20 mil los platos que se sirven cada semana en ollas populares capitalinas. 

La semana próxima el ministro de Desarrollo Social Pablo Bartol firmará un convenio con el intendente canario Yamandú Orsi por el mismo tema. La Intendencia de Canelones cuenta con un "relevamiento bien hecho" sobre las iniciativas solidarias en territorio, lo que le permite a la cartera "saber a quién se llega", explicó el subsecretario de Desarrollo Social, Armando Castaingdebat. 

El Mides también firmó este viernes un convenio con la Intendencia de San José, donde el foco está puesto en el municipio de Ciudad del Plata. Castaingdebat apuntó que solo allí se sirven 3.000 platos semanales en ollas populares, mientras que Elgue remarcó que al departamento maragato no llega el Sistema Nacional de Comedores. En Salto, por otro lado, se brindan 5.000 platos por semana.

"La situación no ha mejorado, todo lo contrario", afirmó el jerarca del INDA. Elgue comentó que en el organismo no cuentan con un registro final certero, dado que "las poblaciones se repiten". Por ejemplo, algunos de los beneficiarios de la TUS comen en ollas populares. Las cifras también están sujetas al momento del mes.

El alcalde del municipio A de Montevideo, Jorge Meroni, dio cuenta de que "hay algunas que habían cerrado que piensan volver a abrir". El jerarca del MPP contó a El Observador que se enteró de la reapertura de una olla en Cerro Norte. En este municipio —que nuclea a barrios como La Teja y Tres Ombúes— hay a la fecha 40 ollas activas. 

La compra estará a cargo del Sinae. Consultado sobre cuántos recursos hay a disposición, Elgue indicó que Presidencia no ha fijado un "techo presupuestal"

.

Posibles soluciones

En INAU evalúan la posibilidad de mantener algunas instituciones abiertas a modo de centros de referencia para sostener la alimentación de los usuarios más necesitados. Así lo señaló Pablo Abdala a El Observador

El jerarca comentó que ya está la experiencia del inicio de la emergencia sanitaria, en que los centros de tiempo parcial mantuvieron el servicio a pesar de la no presencialidad. Abdala dijo que en esos meses hubo un promedio del 25% de las familias vinculadas que acudieron a los locales. En ese sentido es que evalúa la posibilidad de establecer centros de referencia.

Consultado sobre si tal medida requeriría refuerzos en recursos por parte del INDA, el jerarca consideró que van a "poder dar una respuesta" por su cuenta. El próximo lunes, Abdala tendrá una reunión con representantes de las organizaciones sociales que tienen convenios con INAU, y el tema estará sobre la mesa. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...