Fútbol > EL TAPADO DE LA FECHA

El sufrido camino de Mozzone, el nuevo goleador de JR

Tras ganarle a las adversidades que le planteó el fútbol y, ahora, bajo el manual de estilo de un especialista formador de artilleros, Emiliano se empieza a abrir camino a fuerza de goles

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2019 a las 05:01

Edgardo fue claro con su hijo. No le iban a prohibir que disfrutara de las cosas propias de su edad, como los cumpleaños de 15 o alguna salida a un baile, pero debía tener conducta. El sacrificio implicaba volver antes. Entonces, a la 1 de la mañana, cuando todos sus amigos estaban disfrutando de la fiesta, Emiliano ganaba la calle en procura de un taxi que lo devolviera a su casa porque al otro día lo llamaba su compromiso con el fútbol. El domingo despertaba a las 6 para “viajar” desde la Cruz de Carrasco al Complejo de Fénix, allá en Camino Sanguinetti, zona del Paso de la Arena, para defender la camiseta albivioleta.

Atrás habían quedado sus correrías en el baby fútbol defendiendo a Nuevo Amanecer, Zona 3 y Córcega. También la escuelita de Danubio, dirigida por Rafael Perrone, donde por contar con pocas posibilidades decidió abandonar.

Aquella decisión lo llevó a ir con su padre a hablar con un viejo conocido como Héctor “Samanta” Rodríguez para ver si había posibilidades de fichar en Fénix.

“Me fui con mi viejo con el bolsito en la mano. Pero resulta que Samanta no estaba”, rememoró Emiliano Mozzone, el joven delantero de Fénix de 21 años, en charla con Referí. De todas formas, el viaje no resultó en vano. En el Complejo del club de Capurro los recibió Julio De Armas, que conocía al chico del baby fúbol y le pidió que se cambiara y se quedara a entrenar. De ahí a fichar fue un trámite.

Emiliano realizó todas las formativas en Fénix. Deambulaba de cancha en cancha para entrenar: Carrasco Polo, Centro Gallego, Complejo Las Cebras. Y los fines de semana se levantaba a las 6 de la mañana para viajar con su padre al Complejo de Fénix a jugar los partidos. “En invierno era cruel por el frío”, recordó.

Fue a partir de allí que Emiliano recuerda una charla con su padre, que había jugado en Defensor y Racing y al que las obligaciones familiares le impidieron llegar a Primera.

“Me dijo que no quería que me perdiera esa etapa de la juventud pero que si quería llegar en el fútbol tenía que tener disciplina. Entonces a los cumpleaños iba con horario. Como mucho me quedaba hasta la una”, reveló el futbolista.

El delantero de Fénix agregó: “De las cosas que  me decía recuerdo que remarcaba que me cuidara, que durmiera y me alimentara bien. Que me acostara temprano. Me dejaba hacer las cosas como a todo niño pero me llevaba por la línea de no quedarme hasta tarde. Me decía que volviera temprano si tenía partido al otro día. Después está lo que uno pone porque por ahí mis amigos me decían que me quedara un rato más, pero yo me retiraba”.

El ascenso

Un mediodía de viernes, en 2016, luego de entrenar con el plantel de Quinta división, Emiliano recibió un llamado. Era el técnico del primer equipo, Rosario Martínez, que le pidió que fuera a la práctica. Ese fin de semana Fénix jugaba ante Peñarol en el Estadio Centenario.
“En la práctica Rosario me dijo que iba a ser convocado y que podía llegar a entrar. Yo no lo podía creer”, dijo Mozzone a Referí.
El juvenil fue a concentrar con el plantel principal al hotel Las Brisas. Cuando le dieron la ropa deportiva no salía de su asombro. Todo le resultó nuevo.

Faltando escasos minutos para el final del partido Rosario llamó a Emiliano y lo mandó a la cancha del Centenario. Fue un 27 de febrero de 2016. Fénix ganó 2 a 0 con goles convertidos por Maxi Pérez y Martín Ligüera. Mozzone ingresó en los descuentos en lugar del panameño Cecilio Waterman.  En Peñarol jugaba Diego Forlán, al que Mozzone no se animó a pedirle la camiseta.

El sufrimiento

Emiliano sentía que todo aquel esfuerzo que había realizado comenzaba a brindar sus frutos. Llegar al primer equipo y debutar en el Centenario parecía digno de uno de los mejores cuentos.

Sin embargo, todo se derrumbó producto de una luxación de codo que le provocó la rotura del ligamento lateral interno. Debió ser intervenido quirúrgicamente. La recuperación demandó cinco meses. Y si bien fue autorizado a entrenar con una férula, debía tener cuidado en no caer y volver a lastimarse.

“Cuando volví, al año siguiente, jugué todo el año en Tercera y Cuarta porque Ferrín no me tenía en cuenta en Primera. Cuando llegó Nathaniel Revetria me volvieron a subir porque con él había anotado como 26 goles en Tercera y Cuarta”, contó el delantero. 

Mozzone jugó algunos partidos más en el primer equipo de Fénix pero otra vez el destino le jugó una mala pasada. “En un partido con Cerro me volví a caer y me doblé el codo otra vez pero ahora me lesioné la parte externa. Me volvieron a operar y me llevó tres meses la recuperación”, contó.

A su regreso coincidió con Juan Ramón Carrasco en la dirección técnica de Fénix. Un día, en el entrenamiento de fútbol que hace JR, Mozzone se rompió los ligamentos cruzados. Otra vez a remarla. Tras la intervención quirúrgica fueron ocho meses en sanidad.
“Volví sin miedo. Lo mismo me pasó cuando sufrí las lesiones en el codo. Lo que más me costó fue agarrar ritmo”, reconoció.

El sábado Mozzone marcó los dos goles con los que Fénix igualó 2-2 con Juventud y Mozzone se postuló como el nuevo hombre gol de la era Carrasco, que perdió jugadores importantes como Leonardo Fernández y Matías Acuña. 

“Cuando viene Carrasco uno sabe que las posibilidades de anotar goles aumentan porque juega mucho al ataque y se luce mucho el delantero. Me toca ser la referencia en el área. Es muy bueno para nosotros porque te hace jugar y mostrarte. Cree en mí, por algo me pone”, admitió el delantero del club de Capurro.

Cuando Mozzone repasa el listado de goleadores que se formaron con Carrasco, se ilusiona. Sabe que bajo su conducción salieron Richard Porta (River Plate), el Morro Santiago García (Nacional) y Germán Hornos (Fénix), entre otros. 

Por ahora sus objetivos son claros: “Espero afianzarme. Los dos primeros goles los hice contra Wanderers y me emocioné por todo lo que me tocó pasar”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...