The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Muerte en el aire

La decisión de un capitán de avión que resultó fatal para una mujer

Tiempo de lectura: -'

30 de abril de 2018 a las 05:00

El viaje non-stop entre Honolulu y Dallas-Fort Worth dura 7 horas 28 minutos. El pasado 15 de abril, la enfermera Brittany Oswell, de 25 años de edad, viajaba entre ambas ciudades en compañía de su esposo, Cory Oswell, en un avión de American Airlines. Su destino final era en Carolina del Sur, previa escala en DFW. Volvían a su hogar luego de que Cory prestara servicios en una base militar en Hawai donde estaba estacionado. En determinado momento del vuelo, Brittany comenzó a sentirse mal.

Estaba mareada, desorientada y comenzó a arrastrar el habla antes de desmayarse. Un médico que viajaba en el avión la revisó, ayudándola a recobrar la conciencia. En principio el facultativo creyó que se trataba de un ataque de pánico. Para tratar de recuperarse la mujer fue al baño. Ahí, sin embargo, su condición se agravó y perdió la conciencia. Las sobrecargos la encontraron en el piso, cubierta de vómito y excrementos. El médico volvió a revisarla y al ver que se trataba de un cuadro grave, sugirió que el avión aterrizara en el aeropuerto más cercano, que era Alburquerque, estado de Nuevo México, a pocos minutos de distancia.

El capitán del avión, no obstante, desoyó el consejo y decidió continuar con el destino original. Todavía faltaba una hora y media para llegar a Dallas. Para la mujer, ese periodo de tiempo sin atención médica resultó fatal. Fue declarada con muerte cerebral tres días después de concluido el viaje. ¿Qué pasó por la cabeza del capitán que no pudo tomar la decisión acertada y aterrizar la nave de emergencia, tal como el médico lo había recomendado para que la mujer pudiera recibir tratamiento?

La pregunta deberá responderla ante una corte, pues la familia de la fallecida le ha iniciado juicio a la aerolínea, considerándola responsable de la muerte de la mujer. Lo ocurrido durante el vuelo y la repercusión posterior ha sido la peor noticia posible para la imagen de la aerolínea, la cual ahora deberá presentar sus descargos ante la demanda que enfrenta por "negarse a desviar el avión de su plan de vuelo programado para un aterrizaje de emergencia inmediato, según lo solicitado y repetidamente instado por un médico a bordo del vuelo"

Comentarios