Polideportivo > NATACIÓN

Nicolás Culela suspendido cuatro años por dopaje

Al nadador se le detectó el uso de EPO en un control realizado antes de ganar la maratón de aguas abiertas Villa Urquiza-Paraná

Tiempo de lectura: -'

23 de diciembre de 2019 a las 19:35

El nadador uruguayo Nicolás Culela, especialista en pruebas de aguas abiertas, fue sancionado por cuatro años por la Organización Nacional Antidopaje del Uruguay (ONAU). 

"En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 14.3.2 del Código Mundial Antidopaje se pone en conocimiento la siguiente resolución del Tribunal de Apelaciones de la ONAU, la cual se encuentra firme", comunicó el organismo encargado del control antidopaje en Uruguay. 

La norma antidopaje vulnerada fue la "presencia de sustancia prohibida en muestra de orina" y la sustancia detectada fue EPO (eritropoyetina, grupo S2) comunicándose que la suspensión es por cuatro años "para actuar en competencia, a partir del 7 de febrero de 2019". 

El control fue realizado días antes de que Culela compitiera en la maratón Villa Urquiza-Paraná de 21 kilómetros donde sorprendió ganándole al argentino Damián Blaum. 

"El fallo no se publicó antes porque recién quedó firme la semana pasada porque el atleta interpuso una apelación al fallo de primera instancia de la ONAU. Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones de la ONAU estudió el caso, los descargos del deportista y terminó ratificando el fallo", contó a Referí Federico Perroni, asesor letrado de la Secretaría Nacional del Deporte e integrante del consejo directivo de la ONAU junto con Fernando Cáceres y Jorge Rosales. 

"La sustancia EPO es una sustancia no específica, es decir que no tiene una causal médica de consumo como tienen las sustancias específicas donde el máximo de sanción aplicable es de dos años", explicó Perroni. 

"Las sustancias no específicas tienen un máximo de sanción aplicable de cuatro años y la misma se puede ver atemperada por la defensa que presente el deportista", agregó. "A través de la confesión y de la ayuda sustancial, que son dos caminos que van de la mano, los deportistas también pueden también atenuar la sanción", dijo Perroni. 

A través de la confesión, el deportista admite que consumió una sustancia para mejorar en forma prohibida su rendimiento deportivo.

Artículo 10.5.4 del Código Mundial Antidopaje: Confesión de una infracción de las normas antidopaje en ausencia de otras pruebas. En caso de que un deportista u otra persona admitan voluntariamente haber cometido una infracción de las normas antidopaje antes de haber recibido la notificación de recogida de una muestra que podría demostrar una infracción de las normas antidopaje (o, en caso de infracción de las normas antidopaje distinta a lo establecido en el artículo 2.1, antes de recibir el primer aviso de la infracción admitida según el artículo 7) y que dicha confesión sea la única prueba fiable de infracción en el momento de la confesión, podrá reducirse el período de suspensión, pero no inferior a la mitad del período de suspensión que podría haberse aplicado de otro modo.

La ayuda sustancial (artículo 10.5.3) es un mecanismo para presentar pruebas que le permitan a una organización antidopaje o una autoridad policial "descubrir o demostrar una operación a las normas antidopaje cometida por otra persona o que dé lugar a que un organismo policial o disciplinario descubra o demuestre un delito o la vulneración de las normas profesionales realizadas por otra persona".  

En este caso, no hubo ni confesión ni ayuda sustancial. Y además, la defensa esgrimida por el deportista no logró convencer al tribunal. ¿Resultado? Máxima sanción. 

"El EPO es una sustancia de las más graves en materia antidopaje y es de las que se castiga más duramente, sin dudas es una mala noticia para nuestro deporte", admitió Perroni.

La SND explicó para qué se utiliza el EPO como sustancia dopante el año pasado, en ocasión del dopaje adverso del ciclista Ignacio Maldonado: "La eritropoyetina (EPO) es una hormona producida por el riñón que estimula la producción de glóbulos rojos que transportan el oxígeno a las células del organismo. En los años 80 se sintetizó EPO de forma artificial, lo que permitió a los pacientes renales conseguir niveles más o menos normales de hemoglobina mediante su administración 2 o 3 veces por semana. Esta hormona sintética se desvió hacia el deporte, fundamentalmente a deportes de resistencia (ciclismo, natación, atletismo, remo) porque estimula la producción de glóbulos rojos y aumenta la oxigenación en los deportistas que recorren distancias largas. Una serie de muertes de ciclistas a mediados de los 80, unido a que la primera EPO no se podía detectar en análisis de orina, le valieron a esta sustancia el apelativo de “el asesino invisible”. A raíz de estas muertes las autoridades antidopaje utilizaron una medida indirecta para prevenir estos riesgos. Así, se estableció que un valor superior al 50 por ciento de hematocrito suponía un riesgo para la persona, si practicaba deporte. Luego de un tiempo la EPO cambió, los laboratorios hicieron la molécula más compleja para que se metabolizara más lentamente y reducir así el número de inyecciones para los enfermos renales. Así surgen para ayudar a los enfermos renales la EPO de segunda generación que tiene una vida media de 26 horas y la de tercera generación que es conocida como CERA, que se creía indetectable".

Los efectos secundarios del uso de la sustancia radican en que al aumentar el número de glóbulos rojos se genera una mayor viscosidad de la sangre, lo que dificulta la circulación sanguínea, pudiendo generar trombosis o coagulación intravascular diseminada durante el ejercicio.

El pasado 24 de julio, Culela había anunciado en su cuenta de Facebook su retiro del deporte con el siguiente texto: "Hoy me toca transmitir una de las noticias mas difíciles en mi carrera deportiva. Hace unos días tengo el conocimiento de que mi corazón tiene una "falla congénita" entre el ventrículo izquierdo y el derecho, en la cual se me aconsejó dejar la práctica y competencia en Alto Rendimiento para evitar una posterior operación. Los que me conocen saben el AMOR que tengo hacia la Natación, un deporte que me lo dio TODO, me hizo viajar a lugares impresionantes, me permitió conocer personas maravillosas y aprender sobre otras culturas. Me encontraba en un momento muy bueno en mi carrera, con muchos objetivos y sueños aún por delante pero entiendo que la SALUD siempre es PRIMORDIAL. Quiero agradecer a mi familia y amigos que me acompañan en éstos días tan difíciles. Les deseo lo mejor a mis sponsors que me apoyaron durante toda mi carrera así como los clubes que representé: Plaza de Deportes Paysandú, Club Remeros Paysandú, Tuna Luso de Belém - Brasil, Campus de Maldonado y Club Atlético Olimpia de Montevideo".  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...