Fútbol > TORNEO CLAUSURA

No te olvides de mí... ¡Acá estoy!

Los albos vencieron 3-2 a Wanderers y se aferran a la ilusión, aunque aún están lejos del título

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2017 a las 19:00

Prohibido perder es la consigna de Nacional en el cierre del Clausura y ayer en el Parque Viera volvió a cumplir con ese objetivo que lleva adelante fecha a fecha, a la espera de un traspié de sus rivales directos en la lucha por el Uruguayo.

Los albos le ganaron 3-2 a Wanderers en un partido que fue de menos a más, a nivel de juego y a nivel de emoción, y mantienen la ilusión de festejar a fin de año.

El equipo de Martín Lasarte volvió a mostrar su renovada imagen ofensiva del medio, con Matías Zunino y Sebastián Rodríguez en la generación de fútbol.

Es cierto que esta vez al tricolor le costó que entrara en funcionamiento su colectivo de ataque. En los primeros minutos, Wanderers le ganó el medio y fue Nacho González el dueño de la pelota, formando sociedades con Rodrigo Rivero y Sergio Blanco, quienes llegaban por la derecha, exigiendo al máximo a Alfonso Espino.

Nacional intentaba con desbordes pero le faltaba el último toque. Recién pasados los 20', se vio lo mejor de la visita. Rodrigo Aguirre, Tabaré Viudez y Seba Fernández bajaron unos metros, provocaron huecos en la zaga bohemia y los volantes aprovecharon. Así, tras una buena asistencia de Aguirre, Zunino picó como "9" y definió mano a mano ante Martín Rodríguez para poner el 1-0.

La alegría duro poco. Wanderers empató por Nacho González, pero nuevamente los tricolores volvieron a conectar con un pase profundo al "delantero" Zunino y tras un rebote la pelota le quedó a Papelito, quien marcó el 2-1 con un gol típico de su sello.

En el complemento, el bohemio fue al ataque y cometió muchas faltas. Y en una de ellas, tras un rebote, llegó el 3-1 del capitán Diego Polenta, otro que jugó un gran partido y volvió a marcar.

Cuando se cerraba el partido, la zaga tricolor quedó paralizada y Wanderers descontó, lo que le puso drama al final. Pero Nacional defendió con uñas y dientes y sumó un nuevo triunfo para seguir aferrado a su ilusión.


Embed


Comentarios