Fútbol > ENTREVISTA

Pastorini y sus primeros días en el mundo tricolor

El delantero habló con Referí sobre su llegada a Nacional, de sus primeros minutos en el Gran Parque Central y también dijo que puede jugar “perfectamente” junto a Gonzalo Bergessio

Tiempo de lectura: -'

05 de agosto de 2019 a las 05:04

En una pausa de un domingo sin fútbol en Florida, su ciudad natal, el delantero tricolor Rodrigo Pastorini habló con Referí y contó sus primeras sensaciones como jugador de Nacional, el debut en el Gran Parque Central, cómo vivió los partidos con Inter por la Libertadores y lo que viene.

¿Cómo fue su llegada a Nacional, a último momento?

Fue sobre la hora. El jueves previo al último día me llamaron tarde, como a las 19, y me dijeron que estaba la posibilidad. A las 22 ya estaba todo acordado y lo único que faltaba era arreglar la rescisión con Wanderers al otro día, un poco apurados de tiempo. El jueves llamé a Gabriel Blanco, el presidente, le expliqué, le dije que no era la manera mía irme así de Wanderers, pero que se había dado la oportunidad así de rápido y ellos en todo momento dijeron que no me iban a trancar. Al otro día hicimos los papeles y pedimos pase.

¿Y Jorge Giordano (gerente deportivo de Nacional) ya lo conocía?

Sí, yo a Jorge lo conozco de hace mucho tiempo. Él me dirigió en Danubio en 2009/10, después estuve seis meses a préstamo en Racing con él también, y después en Wanderers, en esta última etapa que yo vuelvo de Chile para Wanderers porque estaba Jorge ahí.

¿Ya está adaptado a Nacional?

Ahora sí. Los primeros días fueron una locura. Todo nuevo. Insertarte a un grupo es distinto y es difícil a la vez. Pero lo bueno de mi situación es que llegó con una edad y un recorrido distinto a cuando llegas a un grande con menos edad. Al principio fue difícil, estaba todo el estrés que había vivido y yo ya quería tener relacionamiento con los compañeros. Pero eso fue rápido, me adaptaron enseguida y hoy en día ya estoy mucho más tranquilo y lo vivo con más naturalidad.

¿Cómo fue su primer partido, contra Progreso?

La verdad que bien. Lo importante fue que ganamos. La vi un poquito fea cuando arrancamos perdiendo pero despúes lo importante era ganar y no perderle pisada a Peñarol. Quedé contento con el resultado y con mi rendimiento. Me hubiera gustado hacer algún gol, tuve alguna oportunidad, pero el golero atajó. Pero quedé conforme.

¿Y los hinchas y la gente de Nacional qué le parecieron?

Muy bien. Ya desde el viernes que sonaba que iba comenzaron a escribirme en las redes, dándome apoyo y deseándome lo mejor. Y despúes, muy amables, sobre todo la gente en Los Céspedes que me recibieron muy bien desde el primer día, muy cordiales y la relación es muy buena. Van dos semanas, yo me adapto rápido a esas situaciones. Con la gente voy a ir generando ese vícnulo a medida que pasen los partidos y haciendo goles.

¿En la calle se nota el cambio de pasar a un grande?

Sí, se nota porque es la realidad. Al tener muchísimos más hinchas, todas las situaciones del día a día como ir al supermercado o echar nafta, cosas así, la gente al estar pendientes del equipo te reconocen y vivis otro tipos de situaciones.

¿Cómo vivió los partidos de Copa Libertadores ante Inter?

Me quedé con ganas de entrar en los dos, lógicamente quería jugar. Pero fue una experiencia tremenda. No siempre es fácil jugar octavos de final de la Libertadores, ante un equipo muy bueno, pero no pudimos pasar. Tratamos de hacer todo lo posible. Tuvimos un partido muy bueno acá, de repente con el 0-0 habría sido otra cosa. Y allá fue muy difícil, sabíamos que iban a jugar muy distinto a cuando juegan de visita. Quedé con bronca por el resultado y con las ganas de poder haber jugado.

¿Por qué cree que los clubes uruguayos queden afuera de las copas? ¿Hay muchas diferencias con otros equipos?

En realidad sí hay diferencias. De planteles, de presupuestos, es la realidad. Después entras a la cancha y no entras pensando en eso, entras pensando en ganar. Te la vas a jugar con quién sea. Pero si después miras todo con frialdad, las posibilidades que tienen, sí, hay diferencias. Pero en la cancha entras a ganar. Tenes que hacer partidos muy buenos, como el que hicimos acá de local con Inter, que con el  0-0 era otra cosa. Y nos quedamos con las ganas de seguir, porque era la ilusión de todos.

¿Cómo se imagina lo que viene hasta fin de año, va a ser un mano a mano con Peñarol?

Pienso que sí, por cómo se está dando ahora y los partidos que quedan puede llegar a ser un mano a mano con Peñarol. Pero el objetivo de nosotros va a ser seguir sumando todos los partidos, ganar todos los partidos y llegar al final peleando por el Uruguayo. A eso nos vamos a enfocar a partir de mañana, Intermedio y Uruguayo, y hay que tratar de ganar los dos.

Todo indica que va a volver a Florida la semana que viene...

Siempre es especial para mí jugar acá en Florida, esta mi familia, amigos, mucha gente conocida. Siempre se me hace especial, como me pasó con Wanderers cuando fuimos campeones acá, y va a seguir siendo así cada vez que me toque venir.

Hay un clásico muy cerca, ¿ya lo va visualizando o va partido a partido?

Sé que está, pero no lo voy visualizando porque tenemos los otros partidos primero. Pero sí va a ser un partido muy lindo de jugar y lo espero con muchas ganas. A veces es un poco como un casete lo de ir paso a paso, pero es la realidad, no podés ir pensando en un partido que no sea el próximo que tenés ahora, porque si llegás a perder o lo que sea de que te sirve llegar al clásico habiendo perdido. La realidad es que tenemos que ganar, ganar, y llegar con buenas posibilidades al clásico. Despúes, por lo que significa, va a ser un partido especial y tengo muchas ganas de jugarlo.

¿Cómo se define como delantero? Cuesta saber bien su posición...

Es cierto, ha costado. No he jugado siempre de 9, he jugado por las bandas, detrás del 9... A mí me gusta jugar por toda la franja del ataque, en todos lados. Lógicamente que como todo luego te acostumbras, como en el último período que me tocó jugar de referencia yo siendo el 9. Pero con la libertad de tirarme a los costados o más atrás cuando el juego lo requería. Si tengo que definirme, señalaría la versatilidad de no solo jugar de 9 de área, sino de también desplazarme o ir hacia las bandas para generar otras situaciones cuando el equipo lo necesite.

¿Y con Bergessio cómo se organizaron cuando jugaron unos minutos ante Progreso?

Y ahí quedamos los dos como doble puntas. Nos íbamos hablando y siempre queríamos que uno quedara como referencia si el otro salía. Creo que tenemos características distintas y eso puede hacer que podamos jugar juntos perfectamente.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...